“Existe en México dentro de la 4T, la idea fantasiosa de qué hay tiempo para rescatar a CFE y a PEMEX privilegiando los combustibles fósiles para sacarlas de su marasmo económico”

Share

“Sexto día de la COP

La noche del quinto día fue muy especial. Tuve la oportunidad de presenciar la marcha de 500,000 almas clamando por salvar el planeta.

Sin duda que la ocasión fue muy propicia porque Madrid se ofreció generosamente a alojar la COP25 después de que Brasil rechazó realizarla por órdenes de Bolsonaro, el presidente brasileño, y de que Chile tuviera que renunciar a ella por culpa de las protestas en Santiago.

Pero, además de las razones anteriores, la marcha fue multitudinaria por la presencia de Greta Thunberg, la figura más emblemática de una generación que mira con horror el planeta que les estamos dejando.

Es sorprendente cómo una niña pequeña y menuda puede significar tanto para tanta gente. Y es una bendición para el planeta que haya un liderazgo como ella porque otras figuras no han podido mover los corazones como lo hace Greta.

A ver si los políticos y los hombres del poder económico escuchan a las Gretas que tienen en sus casas, hijas, nietas, sobrinas, que sufrirán las consecuencias de las decisiones de sus parientes adultos que no acaban de entender la gravedad de la crisis climática y la urgencia de actuar ahora.

Unsplash/Peggy Anke (Una capa de polución se ve sobre el Chao Phraya river en Bangkok. ONU)
Jorge Zarco: Árboles arrasados por fenómenos climáticos en Chiapas y zona seca en Puebla

Hay en México, dentro de la 4T, la idea fantasiosa de qué hay tiempo para rescatar a CFE y a PEMEX privilegiando los combustibles fósiles para sacarlas de su marasmo económico y que después, más allá de 2030, se preocuparán por las emisiones de Gases de Efecto Invernadero que esas dos empresas lanzan a nuestra contaminada atmósfera.

Greta nos dice, y con razón, que ya no hay tiempo para esas fantasías. Solo quedan 12 años para el incremento de 1.5° Centígrados”.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.