Exhorto a los países del G20, hacia la conquista del 1.5° centígrados. La propuesta de Transparencia Climática para la COP 25, de la ONU sobre Cambio Climático

Share

En 2018, de acuerdo con datos de Climate Transparency Initiative, una agrupación de Organizaciones No Gubernamentales internacionales, las emisiones de los 20 países más desarrollados (G20) se incrementaron en 1.8 por ciento respecto a las emisiones del 2017, debido al crecimiento económico y a la alta dependencia de combustibles fósiles para el transporte, la calefacción y la generación de electricidad.

Al ser responsables del 90 por ciento de las emisiones globales, el impacto del G20 es determinante para el futuro del Acuerdo de París. Por eso preocupa que su reducción de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) sea lenta y no responda a las demandas para atender la emergencia climática global.

Ninguna economía del G20 cuenta con objetivos climáticos que permitan alinear la trayectoria de emisiones al Acuerdo de París, que busca mantener el incremento de la temperatura global en 2°C y con miras a limitarlo en 1.5°C, que son los niveles de menor riesgo planetario, de acuerdo con la ciencia.

Esta evaluación a detalle se presenta en la quinta edición del Reporte Brown to Green 2019, que se dará a conocer en México el próximo 29 de noviembre. El Reporte Brown to Green es elaborado por CTI.

México es representado al interior de Climate Transparency Initiative por Iniciativa Climática México, ICM.

Sobre México, el reporte de CTI es muy puntual: “Desde las elecciones presidenciales en 2018, México ha dado un paso atrás en política climática. Ha priorizado el financiamiento para modernizar la energía de los combustibles fósiles, y en 2018 canceló una subasta clave para energías renovables.

No sólo ahora es dudoso que México cumpla con sus objetivos sobre Contribuciones Nacionalmente Determinadas (por sus siglas en inglés NDC), para la conquista de sus objetivos de energía limpia del 30 por ciento para el 2021 y 35 por ciento para el 2024. Sin embargo, algunos estudios pronostican que aún es posible que México conquiste sus objetivos sobre NDC”.

El reporte mide a través de 80 indicadores el avance de los países en la reducción de emisiones, la política climática, el financiamiento climático, y la vulnerabilidad frente a los impactos del calentamiento global.

Además, identifica oportunidades clave para reducir emisiones en diversos sectores y permite evaluar comparativamente el progreso de los países del G20 para dar cumplimiento al Acuerdo de París.

En México, el informe se presentará en el marco del Foro: “Compromisos Nacionalmente Determinados de México Frente a la Emergencia Climática”, que se llevará a cabo el próximo viernes 29 de noviembre en la Ciudad de México, donde se discutirán retos y avances de la reducción de GEI frente a la emergencia climática global.

El documento ofrece una referencia del avance global de las emisiones en el contexto de la Vigésimo Quinta Conferencia de las Partes (COP 25) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), que tendrá lugar del 2 a 13 de diciembre en Madrid, España, donde países discutirán las bases para incrementar la ambición climática de los compromisos de reducción de emisiones que se darán a conocer ante la CMNUCC en el 2020.

Cabe destacar que adicional a los mecanismos formales de rendición de cuentas y transparencia definidos por la CMNUCC, el Reporte Brown to Green 2019 contribuye a la evaluación del cumplimiento de los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París, ratificado por más de 180 países del mundo (entre ellos México), en el que se comprometen a evaluar el impacto y progreso de las políticas climáticas emprendidas por los países, consistentes con una trayectoria de 1.5°C que permita atender la emergencia climática global que enfrentamos.

El foro del 29 noviembre reunirá a especialistas globales donde se discutirán los principales retos de México en la implementación de medidas necesarias para cumplir el compromiso no condicional del país para reducir emisiones de GEI.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.