El panel solar y los aerogeneradores en los sistemas de salud

Share

En Singapur se llevará a cabo dentro de dos semanas, la Conferencia Internacional de Energías Renovables para el Cuidado de la Salud, el primer encuentro global de este tipo que tendrá, entre otros objetivos, vincular la energía producida por paneles solares y aerogeneradores para llevar energía eléctrica a los centros de salud en comunidades de extrema pobreza.

Sin duda, una conferencia de la mayor relevancia en la cual el modelo de Generación Distribuida, propio de las energías renovables, tiene mucho que aportar en México y en todo el mundo.

Bajo el título: “El desarrollo de la energía renovable transformando la atención médica en las comunidades rurales”, la Agencia Internacional de Energías Renovables conocida por sus siglas en inglés como IRENA, publicó el siguiente artículo hace algunas horas; sin duda, un documento trascendente que ya no solamente resalta el gran desarrollo que han adquirido las tecnologías fotovoltaicas y eólicas, sino la vinculación de éstas con los sistemas de salud en comunidades pobres. La energía del sol y del viento al servicio de los grupos en situación de vulnerabilidad absoluta.

En nuestro país se estima que alrededor de tres millones de mexicanos carecen de energía eléctrica en sus viviendas, bajo este número habría que pensar cuántas comunidades carecen de energía eléctrica para los servicios más indispensables como es el cuidado para la salud. Sin energía eléctrica, difícil imaginar la conservación de vacunas y medicamentos básicos.

La democratización del abasto de la energía eléctrica es hoy una posibilidad real.

Aquí el breve, pero trascendente reporte de IRENA.

Hoy, entre los muchos problemas que enfrentan las comunidades rurales es la falta de acceso a una atención médica adecuada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que al menos la mitad de la población mundial carece de servicios de salud esenciales y las tasas de mortalidad por enfermedades prevenibles siguen siendo un gran problema.

Si bien el tema es complejo, existe una clara oportunidad de contribuir a través del suministro de energía renovable confiable y rentable. Para los mil millones de personas que aún viven sin acceso confiable a la energía, el despliegue de soluciones de energía renovable podría transformar positivamente los resultados socioeconómicos que abordan una serie de objetivos en todo el espectro del desarrollo sostenible.

Familia tarahumara, Guachochi,Chihuahua
Familia tarahumara, Guachochi,Chihuahua

Asolmex

La conferencia sobre soluciones de energía renovable para instalaciones de atención médica organizada por IRENA durante la Semana Internacional de la Energía de Singapur explorará este potencial. La conferencia unirá los campos de la energía y la asistencia a la salud para explorar y desarrollar conjuntamente vías significativas para mejorar la asistencia sanitaria mediante el despliegue acelerado de tecnologías renovables descentralizadas.

La conferencia analizará el nexo entre la energía y la salud y buscará alentar resultados procesables en:

  • Nuevos enfoques de políticas para fomentar la cooperación entre las comunidades de energía y salud
  • Modelos de financiamiento adaptados para soluciones de energías renovables descentralizadas para centros de salud rurales
  • Innovaciones en dispositivos médicos y prestación de servicios de salud adaptados a entornos de bajos recursos.

Actualmente hay un impulso significativo para la energía renovable fuera de la gran red de transmisión y distribución eléctrica. Las innovaciones en tecnología y modelos de negocios, junto con la caída de los costos en los equipos eólicos y fotovoltaicos, han ayudado a su rápida adopción en Asia, África y América Latina.

El informe de soluciones de energía renovable fuera de la gran red de IRENA, publicado a principios de este año, identificó un aumento de seis veces en la adopción energía renovable fuera de la gran red desde 2011, lo que revela que ahora pueden atender hasta 133 millones de personas.

Este crecimiento contribuye significativamente a los esfuerzos globales dirigidos a combatir la pobreza energética y así conquistar el objetivo número siete del Programa de Desarrollo Sostenible impulsado por Naciones Unidas.

Carretera Solar
Luis Santiago y Fray Guadalupe García. Fuente CONACyT.

Fuente CONACYT

La electricidad más consistente y confiable también es ampliamente reconocida por brindar innumerables beneficios socioeconómicos, incluyendo la creación de empleos, la mejora de la educación y la reducción de la pobreza.

La capacidad de la energía renovable para permitir mejores resultados de salud es notable. La energía renovable puede desempeñar un papel central en la prestación de mejores servicios de salud y mejorar la vida de los mil millones de personas en todo el mundo que reciben servicios de salud.

La OMS cree que la capacidad de refrigeración para el sistema de vacunas debe multiplicarse por ocho para 2025. Las tecnologías innovadoras, como los refrigeradores que funcionan con energía solar, pueden mejorar drásticamente la provisión de atención médica, lo que permite a los equipos hospitalarios preservar las vacunas y los antibióticos: medicamentos que salvan vidas y pueden perder completamente su efectividad sino se almacenen a temperaturas específicas.

La energía renovable fuera de la gran red podría salvar millones de muertes evitables en los próximos años. Reunir a las comunidades de la salud y las energías renovables para integrar la planificación y maximizar las sinergias puede ofrecer una oportunidad excepcional para catalizar el progreso.

Con los objetivos del Programa de Desarrollo Sostenible a poco más de una década de haberse constituido, la necesidad de un diálogo intersectorial significativo es ahora.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.