Paneles entre Aerogeneradores

Instalación fotovoltaica en una vivienda rural.

Share

Oaxaca es para algunos conocedores en la materia, la cuna de las energías renovables en México. La entidad es hoy, la número uno en la generación de energía impulsada por el viento.

Sin embargo, el potencial de su energía solar también es importante y aún tiene mucho por explorar, aunque ya existen evidencias de los primeros esfuerzos por conquistar la fuerza de los rayos del sol.

Una de estas evidencias es la constitución en 2009, de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca UTVCO, y uno de sus tres programas académicos más trascendentes es el de Energías Renovables. La universidad es parte del Subsistema de Universidades Tecnológicas y es el primer centro de estudios de la entidad como aliado estratégico para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en México.

La UTVCO, pregona con el ejemplo; parte de su consumo eléctrico lo satisface vía un sistema de 40 paneles que generan alrededor de 11 KW, mismos que dan energía a un gran taller de prácticas; pero la meta es que el campus sea iluminado al 100 por ciento con la ampliación de su parque fotovoltaico y para ello ya se encuentra en planeación su conexión con la red de distribución de la Comisión Federal de Electricidad.

Otra de las evidencias es su capacidad innovadora, alumnos y profesores han creado desde pequeñas instalaciones fotovoltaicas hasta carretas que sirven de estructuras para paneles solares “movibles”.

Ante la eventualidad de robos de equipos de diversa índole, el futuro ingeniero Luis Santiago adaptó un par de carretas para transportar paneles solares que alimenten de energía eléctrica a bombas de riego para los campesinos de la comunidad de Santiago Apóstol, Ocotlán. De esta forma se generó el primer sistema de energía portátil que opera de forma continua durante tres horas y media. La inversión para este sistema móvil solar ascendió a 80 mil pesos por cada carreta.

El proyecto de Luis Santiago bajo la guía del profesor Fray Guadalupe García, obtuvo la máxima distinción en la categoría de innovación del Consejo Oaxaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación (COCITEI) en 2017.

Carretera Solar
Luis Santiago y Fray Guadalupe García.

Fuente CONACYT

Otro de los proyectos innovadores generados en el centro de energías renovables también se inscribe en el terreno de la energía solar: el fomento a la acuicultura.

Se han puesto en marcha varios criaderos de tilapia en la región mixteca de Oaxaca, que sirve como modelo para que los acuicultores lo implementen. El uso de paneles genera energía que permite el funcionamiento de la bomba que hace circular el agua y la mantiene limpia, esta tecnología provoca que la temperatura se mantenga en 25° y el desarrollo de los peces sea mayor y en menor tiempo.

La formación en Energías Renovables cuenta con la certificación EC-586-Versión 01 en instalación de sistemas interconectados a la red en comercio e industria, lo que implica que los egresados de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca concluyan sus estudios con dicha certificación.