El papel de las ONG’s en el sector energético

Share

En la semana recién concluida, Greenpeace México obtuvo una suspensión definitiva emitida contra el “Acuerdo” emitido por el Centro Nacional de Control de Energía y por la “Política” de la Secretaría de Energía que inciden en lo referente a la generación de energía vía el factor fotovoltaico y eólico, suspensión emitida por el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa de cual es titular el juez Juan Pablo Gómez Fierro.

Sebastián Guzmán Díaz

pv magazine

Sobre lo que significa la intervención de la Organización No Gubernamental entorno a estos temas torales de la agenda política nacional, Sebastián Guzmán nos comparte su opinión.

Aquí su texto.

Ante el embate legal que el Estado y sector privado libran en el ámbito energético, la participación de la sociedad civil por medio de las ONGs [1] cobra una relevancia significativa.

Dichas organizaciones pertenecen a un conjunto cuyo pensamiento y opinión han representado desde tiempo atrás, un elemento mediador y transparente. Mismo que ha cuestionado y participado activamente, en la manera en la cual los gobiernos formulan, gestionan y ejecutan las políticas públicas, con el objetivo de defender los intereses de la sociedad.

Ante momentos de crisis económica como las actuales, en donde el panorama vislumbra acciones que desalientan la inversión, afectan el estado de derecho y de competencia, el sector energético demanda consolidar el papel de estas organizaciones, como un pilar que afronte las acometidas políticas futuras.

El factor de opinión, generación de estrategias e ideas y la promoción de la participación del sector privado y público, deberá ser la ruta que las ONGs tendrán que mantener, para integrar los ideales y conducirse en el objetivo de preservar la sustentabilidad del sector energético a largo plazo.

El amago sobre la desarticulación de instituciones autónomas y regulatorias, ponen de manifiesto que la idea del Estado de centralizar las actividades bajo argumentos de eficiencia y austeridad, podría generar consigo barreras sobre la transparencia de los procesos en el manejo del sector energético nacional.

A lo largo de los últimos meses, múltiples ejemplos de unión se han manifestado por parte de estas organizaciones, las cuales han externado su descontento por la política energética que la presente administración emprendió. Siendo incluso, un frente que bajo un fundamento técnico y legal, ha defendido que el futuro del sector se encuentra en la adopción y apoyo a las Energías Renovables.

El valor de la participación conjunta entre las ONGs y el Estado puede permitir una apertura al diálogo, la generación de conocimiento y la ejecución de proyectos.

Aspectos los cuales, en un sector de alta innovación y constante desarrollo como el energético, se requieren día con día.

El perfil de operación de estas organizaciones puede ser bien aprovechado por los gobiernos locales, a través de la mediación de recursos que diversos programas internacionales disponen para atender problemáticas en el ámbito energético, de Cambio Climático y medio ambiente.

Programas como el Euroclima+, el cual ha colaborado desde 2010 a través del intercambio de conocimientos entre Europa y América Latina [2] ha permitido compartir los desafíos que los gobiernos afrontan en diversos temas en donde, aspectos como la Gobernanza y Acción Climática son considerados como sus ejes de intervención principales de desarrollo.

La intención de construir políticas compartidas que enfrenten los retos de manera conjunta, es una de las ventajas que estos programas aportan a nivel municipal y estatal en México. La promoción del diálogo político en tiempos como los que acontecen, debe ser una herramienta que permita formular mejores estrategias de desarrollo energético y económico, las cuales requiere el país y que este tipo de programas fomenta.

La integración de agencias de desarrollo con amplia experiencia en estos temas debe seguir siendo, el salvo conducto que permita dar continuidad en la conformación de proyectos en favor de las Energías Renovables y compencen, el marco que la actual política energética federal a impuesto.

El papel de las ONGs en el sector energético debe seguir siendo frontal y decidido, sin perder de vista su enfoque principal, como entidades formadas por la sociedad y para la sociedad.

En el presente contexto energético, la manera en que estas organizaciones se involucran en el acontecer del sector deberá continuar con un agudo análisis de las medidas y políticas del Estado, desempeñando un papel cada vez más crítico sobre la formulación de las políticas públicas y la estructuración de las decisiones del gobierno.

Sin embargo, su tarea principal recae en conservar el interés de los tomadores de decisiones, por la generación de espacios que permitan retomar el rumbo hacia una transición energética sustentable. Es labor de las ONGs abocarse a dicha función, ya que las demandas de la sociedad en los diferentes niveles de gobernanza, se hace cada vez más presente y su voz tiene que ser escuchada.

Referencias

E-mail: seguzd@gmail.com

[1] Se define como una organización social, independiente de las Administración pública, que se dedica a actividades humanitarias, sin fines de lucro. https://dle.rae.es/ONG

[2] Euroclima+ es el programa insignia de la UE sobre sostenibilidad ambiental y cambio climático con América Latina. Su objetivo es reducir el impacto del cambio climático y sus efectos en América Latina promoviendo la mitigación y adaptación al cambio climático, la resiliencia y la inversión. Disponible en: http://euroclimaplus.org

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.