«Soy partidario de las Energías Renovables de la Transición Energética, pero me parece que aún es demasiado temprano para deshacernos de Petróleos Mexicanos”

Share

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de CFE y PEMEX, que observa Fluvio Ruiz, en el actual gobierno federal? Para elaborar su análisis, quien fuera asesor en política energética en la Cámara de Diputados durante las legislaturas LVI, LIX y LX, se toma su tiempo y mientras reflexiona su respuesta, quien nació en Coatza, degusta el mejor café de México, el de Coatzacoalcos, Veracruz.

Nuestro entrevistado ha publicado diversos artículos sobre temas científicos, políticos, energéticos y económicos en México, Estados Unidos, Francia, Italia, Gran Bretaña y Noruega, así como ha ofrecido conferencias sobre el mundo de la energía en aquellos países más en Brasil, Argentina, Colombia, Cuba, Ecuador y Bolivia. Fue galardonado por el mejor artículo técnico del VIII Congreso de la Asociación Mexicana para la Economía Energética y forma parte de la Comisión de Inteligencia Tecnológica de la Alianza FIIDEM, A. C.

Aquí la penúltima parte de nuestra conversación.

¿Dónde nos quedamos?

Pv-magazine México: ¿Identificas dentro del gobierno federal o en PEMEX y CFE, áreas que tengan esta idea de llevarlas hacia el concepto de empresa energética?

Fluvio Ruiz: Con toda tristeza te diría que no, y se debería de preponderar la visión al interior de Petróleos Mexicanos, de tener su propio equipo que analizará cuáles serían las áreas que permitieran enganchar con esta visión.

Me parece que algunas firmas como BP o Shell, tienen incluso mandatos para que a partir de una cierta fecha se cumplan con ciertos objetivos en materia de Energías Renovables.

En nuestro país con el apoyo del Instituto Mexicano del Petróleo y con los Centros de Investigación, esperando que se relancen los fondos sectoriales, tendríamos que lanzarnos a identificar que parte de nuestras actividades podemos empezar a ligar con la realidad de una Transición Energética acelerada hacia las Energías Renovables.

Y esto va a tomar tiempo, pero si hoy no se empieza, pues más tiempo se va a tardar este importante proceso.

Pv-magazine México: Si se logrará dar un fuerte impulso a las Energías Renovables con un gran programa que todos en el sector esperan y en el cual concurran tanto el gobierno federal como la iniciativa priva ¿Crees, entonces, que valdría la pena incentivar, rescatar como algunos definen el proceso, rescatar a Petróleos Mexicanos?

Fluvio Ruiz: Sin duda, sin duda.

PEMEX tiene una base material envidiable. Lo que pasa es que nos acostumbramos a los grandes números de una gran empresa petrolera y entonces nos cuestionamos con nuestras propias cifras: ¡“Miserables 1.7 millones de barriles!”; pero no, ¡Esperen!

Cuba quisiera tener 80 mil barriles diarios. Hoy, Cantarell tal y como está satisfaría las necesidades petroleras de la isla, y el que fuera nuestro máximo yacimiento está en su crepúsculo.

Por eso PEMEX tiene una base material muy importante y como ya indicamos, nada obliga al Estado a realizar licitaciones, por eso considero que debería de ajustarse la legislación secundaria para que la asignación a nuestra petrolera sea una decisión estrictamente del gobierno que no requiera el aval de la Comisión Nacional de Hidrocarburos; el otorgamiento de las asignaciones tendría que ser una decisión de política económica.

Por eso insisto que se requiere sea reformado el diseño institucional, que le den su guante de “Short Stop”, para hacer de PEMEX una institución fuerte, de eje central del sector petrolero.

He escuchado voces que dicen: “Quieren volver al monopolio”, y esto ya no se puede y es absurdo: Hay 107 contratos. Nadie quiere el monopolio porque es obvio que no se puede y esto nada más en lo que se refiere a la parte de exploración y producción.

Insisto ya no se puede regresar al monopolio y de paso digo: “Esto también se tiene que entender en el gobierno”.

Ahora recuerdo otra idea, el Estado sigue sin pagar a nuestra petrolera por las inversiones que hizo en las áreas que no retuvo en la Ronda Cero, y en lo personal yo hubiera esperado que este gobierno se las pagara, pero todavía no le ha resarcido esa parte que es el sexto transitorio de la Reforma Constitucional.

Pv-magazine México: Pero insisto ¿Por qué PEMEX es rescatable?

Fluvio Ruiz: Algo que se olvida mucho: la viabilidad de la operación de una empresa petrolera se mantiene en tanto uno pueda cubrir su costo variable de extracción.

Cuando se tienen y Petróleos Mexicanos los tiene, yacimientos en producción eso significa poder cubrir mano de obra, insumos y energía, entonces puede seguir funcionando.

He sido un defensor del instrumento de las alianzas, pero no como están en la regulación por eso y perdón por la insistencia, pero se debe reformar ese espacio.

Sí a las alianzas o “farmouts” como se les conoce coloquialmente, porque son un buen instrumento, pero sí y sólo sí se cambia la ley para que PEMEX decida con quién y en dónde se alía y para qué. No tiene ningún sentido que Petróleos Mexicanos busque alianzas en aguas someras si a pesar de todo, sigue siendo el líder en esos campos de producción.

En cambio, si tiene mucho sentido ir en alianza en aguas profundas para compartir el riesgo geológico, aquí si caben los farmouts, no hay de otra, y eso si, en condiciones claras de transferencia y desarrollo tecnológico común.

Algo importante para recordar. Tenemos el sitio conocido como el Centro de Tecnologías para Exploración y Producción en Boca del Rio, fue construido y financiado con el Derecho para la Investigación, Científica y Tecnológica; es decir, lo financió PEMEX, porque hasta el momento nuestra petrolera es básicamente la única que ha pagado este tipo de Derecho, entonces lo peor que podemos hacer es no utilizarlo.

El gobierno federal tiene que darse un respiro y entender que el rescate de PEMEX pasa por una reforma fiscal general, progresiva que disminuya su carga fiscal y esta es una condición sine qua non, es obligada.

En resumen: Se requiere reforma fiscal, revisar el diseño institucional, por lo tanto, revisar el marco jurídico y todo esto sin la presión de que se tiene que producir 2.6 millones de barriles al 2024, y que no se va a poder bajo las actuales condiciones.

Paradójicamente PEMEX lo reconoce cuando dan los comunicados de reservas 3P; lo está diciendo sin decirlo, pues estas reservas tienen el 10 por ciento de probabilidades de producción, lo cual significa que no va a ocurrir. Petróleos Mexicanos necesita un respiro y no estar sometido a la presión extractivista.

Para la reflexión. Qué papel queremos que juegue el sector petrolero en el modelo general de desarrollo económico y para que juegue bien, cómo debe estar con la realidad objetiva del momento, como decía el viejo Lenin: “Análisis concretos, situaciones concretas”, con la realidad que ya se tienen operadores extranjeros en la cadena de producción petrolera y que no se van a ir.

Pv-magazine México: Tras la Reforma del 2013, han llegado a nuestro país empresas globales tanto en el sector petrolero como en el eléctrico ¿Qué tan importante es su presencia?

Fluvio Ruíz: Las empresas ya están en México, no vería motivo para no honrar contratos que ha firmado el Estado. En algunos casos si las empresas no son muy necesarias, sí son muy útiles.

Por ejemplo, en el área de transporte, almacenamiento y distribución de petrolíferos. Aquí me parece que es perfectamente compatible la presencia del capital privado que permita no estar en la zozobra en estos eslabones de la cadena productiva; pero una vez más, se requieren reglas claras y la certeza de que estas van a perdurar un tiempo razonable pensando en los tiempos del sector que son periodos muy largos.

Pv-magazine México: Hay opiniones en el sector que se expresan diciendo que hay que apostar todo por la Transición Energética y al mismo tiempo piden no intentar el rescate de PEMEX, porque ya no lo consideran viable, por motivos diversos. Algunas de estas opiniones tratando sólo de atraer los reflectores sin conocer la real dimensión económica, política y social que ha tenido la empresa. ¿Tienes alguna opinión?

Fluvio Ruíz: Muchas de estas opiniones hace 15 años, decían que para estas fechas los autos iban a ser de hidrogeno. Cuando se acusa al gobierno de voluntarismo yo también diría que hay un voluntarismo “transicional”. Cuando no se toman en cuenta algunas dificultades que aún tienen las Energías Renovables como el almacenamiento y otras de diversa índole.

Como se decía en los años 60´s: expresar este tipo de opiniones los hace estar “in”. Hoy, expresar estas ideas sin observar la ecuación energética en su conjunto es colocarse dentro del discurso dominante, novedoso, genérico y hasta muy superficial.

Mientras se tengan hidrocarburos, todos los querrán utilizar y nadie podrá obligar a los países a que no los usen, incluso existen incentivos globales.

Insisto: Soy partidario de ir hacia la Transición Energética, hacia las Energías Renovables, pero también veo una realidad concreta y que me parece que aun es demasiado temprano para deshacernos de una empresa como Petróleos Mexicanos: Es mejor apostar hacia la conversión a una empresa energética.

En este momento recuerdo que en Alemania el programa eólico ha ido en zigzag y fue muy ambicioso, el abandono de la industria nuclear tampoco ha sido tan sencillo y en Francia le siguen apostado a la energía nuclear, 70 por ciento de su generación de electricidad sigue siendo con esta tecnología.

Un punto muy importante para el futuro de la matriz energética será si los reactores de 4ta generación que ya no son de fisión sino de fusión nuclear se convierten en reactores comerciales.

Hay mucho por escribir y más por aprender, sin duda. Si algo hemos aprendido los marxistas es que no hay ninguna marcha ineluctable a la victoria.

El nuevo enfoque del convertidor podría impulsar la operación de proyectos híbridos de energía solar-eólica.

pv magazine

Pv-magazine México: Acercándonos a la parte final de nuestra conversación ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades que observas en la política pública del sector del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador?

Fluvio Ruiz: Como fortaleza diría que hay una convicción clara de afianzar la soberanía sobre nuestros recursos energéticos, de darles un sentido nacional, de no dejar perder al sector. Confieso que una grave preocupación que yo tenía de la elección del 2018, es que sí hubiera ganado cualquier otro candidato seguramente estaríamos viendo un desmantelamiento muy importante tanto de PEMEX como de la CFE, y esto hay que atribuírselo al gobierno, que no se siguió el proceso de desmantelamiento.

Ahora ya es más o menos conocido que en la Comisión Reguladora de Energía había directrices para desmembrar Petróleos Mexicanos: El proceso del cual mencionamos de ir debilitando y acotando progresivamente a la empresa se estaba dando.

La Ley de Hidrocarburos, siempre lo he sostenido desde que se aprobó, es terrible. Por un lado, dice que a PEMEX se le puede instruir para dejar de realizar actividades que interfieran, usa otras palabras que en este momento no recuerdo, pero que impidan el establecimiento de condiciones efectivas de competencia, le da un trato como de operador privado preponderante.

Por otro lado, también se le puede seguir considerando organismo público descentralizado y obligarlo a realizar proyectos socialmente necesarios.

PEMEX va a seguir llevando gasolina a la Sierra de Chihuahua que es el lugar más caro para llevar el refinado. Sin embargo, conforme a esa ley, diría que en el marco de otro gobierno, no dudo que en estos momentos a Petróleos Mexicanos ya le estuvieran impidiendo surtir gasolinas en ciertas zonas urbanas.

La verdad algo que reconozco, sin ninguna reserva de este gobierno, es que freno este proceso.

Al mismo tiempo veo como debilidad, por una razón que no entiendo, el que no se detengan a ver cómo pesa el diseño institucional, lo que te decía, el Ferrari metido en una terracería o el PEMEX jugando de “short stop” con su mascota de cátcher.

Esta es la debilidad principal: La falta de una aproximación integral a la política energética ligada necesariamente con una política fiscal y económica, el no observar el conjunto es lo que ha hecho falta en este gobierno.

Entonces se va parchando aquí se va parchando por allá, con las mejores de las voluntades que eso no lo regateo, coincido plenamente con el gobierno en ese sentido, pero yo más bien veo que se está tratando de detener la hemorragia; sin embargo, hay que alimentar a la institución, hay que situarla en una condición saludable, pero eso solo se logrará “alimentando” a la empresa de una manera integral, con una panorámica integral.

Y para mi esto demanda una revisión del marco jurídico.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.