Distinción para Adán Ramírez, joven mexicano creador de paneles solares inteligentes diseñados con microalgas y nanofluidos

Share

Adán Ramírez. Foto: MIT Technology Review en español

MIT Technology Review en español

Este fin de semana se dio a conocer a los galardonados de la tercera edición de los premios Innovators Under 35 de Latino América, un reconocimiento que es otorgado por el MIT Technology Review en español en coordinación con la firma consultora de innovación Opinno.

Uno de los objetivos de este reconocimiento es distinguir a jóvenes emprendedores de la región de América Latina y la distinción del 2019, recayó en Adán Ramírez por su proyecto de paneles solares inteligentes compuestos por microalgas y nanofluidos que generan oxigene y energía mientras absorben dióxido de carbono a partir de la radiación solar.

De acuerdo con varios reportes de la prensa internacional, quien es también director de tecnología de la empresa GREENfluidics: “Gracias a estos paneles, estamos reinventando la manera en que generamos la energía, el estilo que se puede dar a las edificaciones por su geometría y adaptabilidad. Además, los biopaneles permitirán ser un sistema de monitoreo de sustentabilidad al poder transmitir información valiosa sobre la contaminación que cada uno procese, abriendo un abanico de posibilidades ya que nosotros queremos llegar a ser el smartphone de las energías sustentables”.

Adán Ramírez, biólogo de formación universitaria, descubrió en las algas una posible solución a ambos problemas, por lo que se enfocó en crear un sistema viable que pudiera explotar sus características a un costo accesible. Su empresa, GreenFluidics, fabrica paneles solares inteligentes compuestos por microalgas y nanofluidos que generan oxígeno y energía, mientras absorben dióxido de carbono a partir de la fotosíntesis.

El galardonado define a la empresa en la cual colabora GreenFluidics como la primera firma de bitecnología espacial de la República Mexicana: “Buscamos conectar el espacio con la Tierra a través de la tecnología que desarrollamos. Su objetivo es que sus biopaneles sean utilizados en futuras colonizaciones espaciales, ya que, además de energía, también producen oxígeno de forma segura. Además, la propia biomasa de las algas podría convertirse en alimento para los astronautas”.