“Transpirar Energía Solar”

Share

Hoy iniciamos semana, la primera de junio con una nueva entrega de Los rostros del sector fotovoltaico mexicano, en esta ocasión damos cuenta de un nuevo ángulo editorial en nuestra serie de entrevistas: la capacitación en la industria, faceta tan importante como las expuestas hasta hoy desde el pasado mes de noviembre.

Joaquín Corella Puente

Es Joaquín Corella y su esfuerzo empresarial hecho realidad a través del Centro de Inteligencia en Ahorro de Energía: “Somos un centro de evaluación en competencias laborales y un centro de capacitación de la industria fotovoltaica. Nuestro punto de operaciones está en Hermosillo, Sonora, pero tenemos presencia en toda la República Mexicana.”

La empresa de Joaquín quien por cierto es maestro en Tecnologías de Energías Renovables no podría estar mejor ubicada que en la capital del Sol: La ciudad de Hermosillo. Sonora es un estado que registra uno de los niveles de irradiación tan intensa y permanente como los que se observan en las zonas más emblemáticas para la industria solar global como son los desiertos del Sahara en África, el de Atacama en Chile, y el de Australia.

Pero el origen de la pasión de Joaquín por la energía no fue precisamente por el que hoy se le distingue: “Soy un verdadero apasionado de la energía, desde la secundaria quería estudiar mecánica eléctrica para trabajar en aerogeneradores, energía eólica, pero luego me di cuenta de que en Sonora no teníamos tanto viento, pero si Sol y cambié mi esfuerzo a energía solar.”

Cuando un objetivo solo es posible conquistarlo en equipo, la motivación debe ser comunicada desde las ‘entrañas’: “Algo que le digo a los colaboradores en la empresa es que nosotros debemos transpirar energía solar, es lo primero que debemos pensar al levantarnos y lo último al dormirnos, si no tenemos la pasión por ella, no lograremos el éxito.”

Centro de Inteligencia en Ahorro de Energía

Esta nueva entrega editorial de los Rostros del sector fotovoltaico mexicano, coloca el énfasis en el segmento de la capacitación y asesoría, y su importancia toral dentro de esta nueva industria que poco a poco va superando anécdotas como la de los famosos ‘hombre panel’: “En la empresa tenemos varios nichos, tenemos la capacitación y certificación en los estándares de competencia, tenemos cursos en línea para las diferentes áreas del mercado solar y también tenemos la Unidad de Inspección de la Industria Eléctrica, desde la cual hemos participado en la interconexión de dos centrales a Gran Escala, una de 30 MW y otra de 150 MW.”

Escarbando en el origen, Joaquín nos revela su primer centro neurálgico de trabajo donde se reunía con sus colegas que dieron origen a los trazos de sus sueños colectivos: “Iniciamos la empresa como inician todas las grandes: En un café y una laptop. Poco a poco hemos ido creciendo, hoy somos cinco personas de planta, más cuatro trabajadores eventuales. No fuimos los primeros en el sector, pero te puedo garantizar que sí los que más ganas le hemos puesto. En el área de capacitación hemos emitido más de 300 certificados de competencia laboral, hemos capacitado a más de mil integradores y en la plataforma de Youtube nos han visto millones de personas.”

Enumerar sus logros le provoca a Joaquín una plena satisfacción, pero confiesa que solo es el principio, pues su arranque empresarial apenas inició en el 2013: “Cuando iniciamos los primeros trabajos, te puedo decir que en aquel año el mundo de esta incipiente industria era totalmente diferente. El costo del kW instalado rondaba los 2,500 dólares y los proveedores de insumos eran muy chicos, había una gran deficiencia de conocimiento, pocos cursos especializados y faltaba esa experiencia colectiva. Esta fue una de las razones por las cuales nos fuimos impulsando hacia el área de capacitación.”

Las primeras anécdotas de Joaquín nos dejan ver lo noble de la industria sobre todo en el segmento de Generación Distribuida, pero también algunos motivos del porque algunas unidades económicas solo sobrevivieron la víspera: “Hemos visto empresas de instalación y capacitación salir y desaparecer. Este negocio llama mucho la atención y tiene sus problemas; por ejemplo, la facilidad con la que el fabricante crea los equipos hace que los sistemas funcionen aun en instalaciones con muchísimas fallas y puedan ser instalados por personas con poco conocimiento sobre el tema. Estas instalaciones no duran lo que deberían y las garantías empiezan a comer a los integradores hasta que deciden que es insostenible. Si un abogado, contador o similar quiere entrarle, claro que puede, pero tiene que meterse al mundo técnico por completo. Conocer sobre tuberías, canalizaciones y demás componentes, usar material de alta calidad y saber cómo realizar de manera correcta su instalación.”

Las medianas y pequeñas empresas del sector como ya hemos dado cuenta en más de 25 historias de nuestra serie editorial, padecen lo que en nuestro país se vive desde hace décadas en el mundo de las PyMes de todas las industrias: “Los retos en las empresas mexicanas son una lista interminable, se tienen retos cada día, desde los temas de la confianza del público en general, hasta los temas de hacienda y mercantiles. Muchas veces no les tenemos el respeto suficiente a los emprendedores en este país, se nos olvida lo difícil que es lograr que una empresa crezca año con año. Con nosotros la tramitología ha sido parte de nuestro modo de operación, tanto para el centro de capacitación, así como para la unidad de inspección y tenemos la intención de volvernos unidad de verificación con el fin de ofrecer los servicios completos en calidad de las instalaciones en toda la República Mexicana.”

Centro de Inteligencia en Ahorro de Energía

Otro tema difícil de superar entorno a las PyMes: “Es el problema de los créditos, la poca certeza a la cobranza. Este mercado es principalmente para el empresario con un historial sólido, pero todavía se encuentra muy limitado a la pequeña y mediana empresa.”

Por fortuna para el Centro de Inteligencia en Ahorro de Energía, salir avante entre ‘las aguas turbulentas’ de la tramitología ha tenido sus recompensas: “Tenemos ya cinco años en el mercado, creo que cada año es un logro más. Los primeros años nos concentramos en obtener el registro como Centro de Evaluación, siendo de los primeros en conquistarlo y llevar las capacitaciones de alta calidad y de valor agregado a otras partes de la República, descentralizando la capacitación y certificación en el país, como anteriormente se encontraba.

El tiempo se mueve diferente cuando uno tiene una empresa, cada quincena se vuelve muy rápida y cada declaración anual se ve muy lejana. Ha sido muy interesante estar arriba de la ola de la energía solar, ver los cambios que ha tenido la industria y día a día volvernos un componente importante dentro de la industria participando en el desarrollo de los nuevos líderes de la energía solar.”

Joaquín subraya un aspecto importante de su quehacer profesional: “Por el giro de nuestra empresa, no hemos instalado paneles, pero hemos participado en el desarrollo, ingeniería, supervisión, capacitación y demás asuntos para contribuir a la instalación de muchísimos MW’s. Como unidad de inspección llevamos más de 200 certificados emitidos a instalaciones y los que nos faltan aún son una enrome cantidad.”

Innovaciones en una triada obligada y fundamental: “México es un gigante dormido en el tema solar. Solamente hemos participado en la integración se tienen pequeños proyectos de manufactura local, pero como gremio solar, nos hemos quedado solo en la implementación de tecnologías. Fuera padrísimo tener esa unión de gobierno, iniciativa privada y centros educativos trabajando por desarrollar un nicho de innovación solar, pero por el momento no lo veo posible al corto plazo.”

Regulación en el actual estadio de la industria, tema en el que otros entrevistados en historias ya publicadas coindicen y Joaquín no es la excepción, incluso alerta de los riesgos por su ausencia: “La industria es radiante, pero con riesgos y peligros, algunos externos y otros autoinfligidos. La propia falta de regulación ha creado instalaciones de muy baja calidad, instalaciones que ponen en riesgo a los ocupantes de los edificios y estas instalaciones suelen ser de muy bajo costo, haciendo que los usuarios que no conozcan de ingeniería se puedan guiar por el precio. Esto es un mal que adolece en la industria y que genera una competencia desleal e inequitativa, lo bueno es que tiene solución con regulación de las instalaciones y con estándares de instalación que sean equiparables a los niveles internacionales.”

Sobre innovación Joaquín lamenta la no existencia de centros de desarrollo formales en tecnología de energía solar a pesar de que “tenemos muchas características que pudiéramos usar para ser un laboratorio a nivel mundial y exportar conocimiento y tecnología.”

Sobre este particular, nuestra propuesta editorial ha publicado diversas historias de lo que en la materia realizan tanto el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias, el INEEL, como el Instituto de Energías Renovables de nuestra Universidad Nacional Autónoma de México, ambas instituciones ubicadas en el estado de Morelos.

Volviendo a la empresa sonorense que mira más allá del Golfo de Cortés y del Río Suchiate: “La ventaja de un negocio como el nuestro es que es de conocimiento. Actualmente abarcamos el mercado mexicano en diferentes puntos de la República, los siguientes pasos serán iniciar en mercados emergentes en Latinoamérica como Colombia, Chile, por mencionar algunos, adaptando el conocimiento a las normativas locales.”

Acercándonos al final de nuestra conversación, Joaquín hace de manera puntual una autocrítica a la industria… Y una vez más es la regulación: “Creo que la facilidad de la instalación es un problema, los fabricantes de energía solar han hecho muy buen trabajo y han creado equipos que son muy fáciles de instalar, el problema viene de la parte del instalador. La falta de regulación ha creado un mercado desigual donde unos cumplen al pie de la letra la norma y la exceden y otros venden muy barato sin ningún respeto a los principios básicos de seguridad eléctrica. La falta de regulación genera diferencias abismales entre dos instalaciones que contengan la misma cantidad de kWp, pero también una diferencia enorme en la durabilidad y seguridad del proyecto.”

Centro de Inteligencia en Ahorro de Energía

Y sobre programas federales y estatales desplegados en los últimos 10 años para impulsar la industria, Joaquín nos deja ver los ‘claro-oscuros’: “Han sido buenos, pero no siempre se han aplicado a donde tienen más impacto, los subsidios a la electricidad en las viviendas es un costo que año con año se tiran millones de pesos. En lo personal creo que serán más eficientes en un programa a nivel federal para la adquisición de equipo de Eficiencia Energética y de sistemas solares interconectados.”

Los ‘pañales’ de la industria, el testimonio con el que concluye Joaquín la exposición de sus ideas y tras de ello, pv magazine México le agradece su confianza hacia este proyecto editorial: “La industria solar está en pañales, esto apenas inicia y viene un crecimiento muy importante con las nuevas tecnologías, baterías y un constante aumento en las tarifas. Este mercado es muy noble, existen muchísimos clientes potenciales y de todos los estatus económicos, tenemos mercado para rato; sin embargo, hay una sola receta para sobrevivir en esta industria: ‘la calidad’. Las empresas que salen y desaparecen son principalmente por baja calidad en las instalaciones, que con el paso del tiempo ‘volver a ejecutar el trabajo’ han comido la utilidad generada por la instalación.

Es muy importante para mantenerse en el juego, realizar las instalaciones en cumplimiento o excediendo los estándares nacionales o internacionales. Una buena instalación puede durar 25 años en las celdas solares y estructura o incluso más, y los inversores podrían incluso llegar hasta los 15 años de vida útil.”

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.