“Replantear las Subastas de Largo Plazo que beneficien a CFE bajo una lógica diferente. Las Rondas Petroleras esas casi improbables que regresen”

Share

Hoy concluimos nuestra conversación con Fluvio Ruiz, una charla extensa con quien participara en 2008, como ponente en el foro sobre el régimen fiscal de Petróleos Mexicanos organizado por el Senado de la República. También formó parte del grupo de intelectuales y expertos que elaboraron la iniciativa de Reforma Energética del Frente Amplio Progresista. Participó en el equipo técnico plural que redactó diversos ordenamientos jurídicos de la reforma de ese año, en particular, de las leyes de PEMEX y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Entre 2009 y 2015, se desempeñó en Petróleos Mexicanos como Consejero Profesional y tuvo, entre otros encargos, la Presidencia del Comité de Desarrollo e Investigación Tecnológica y del Comité de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Consejo de Administración de PEMEX. Asimismo, fue presidente de los Comités de Estrategia e Inversiones de los organismos subsidiarios Pemex Gas y Petroquímica Básica; y Pemex – Petroquímica. Entre 2015 y 2018 fungió como asesor en Petróleos Mexicanos.

A continuación, la última entrega de esta conversación.

¿Dónde nos quedamos?

El editor de Pv-magazine México y Fluvio Ruiz, analista del sector petrolero

Pv magazine México

Pv-magazine México: ¿Debería el gobierno federal repensar la instauración de las Rondas Petroleras y reactivar las Subastas de Largo Plazo?

Fluvio Ruiz: Vería muy difícil, prácticamente imposible, que este gobierno reanudara esos procesos.

¿Por qué? En el caso de las rondas lo veo imposible si no hay una modificación en la legislación secundaria; mi reflexión sería: Por qué los empresarios pueden esperar que se reanuden las rondas, si como hemos repasado en esta conversación, la izquierda fue excluida de la Reforma Energética, históricamente así ha sido.

La reforma implicó el desmantelamiento de la expropiación petrolera. En los últimos dos años del anterior gobierno ya no entendía para que celebraban el 18 de marzo, ese simbolismo de la celebración durante esos años no lo entendí.

También como lo hemos conversado, la soberanía efectiva sobre los recursos del subsuelo es un punto de entidad de la familia política que hoy está en el poder; entonces porque alguien podría esperar que esto dejara de ser así.

Frente a esto yo diría que las licitaciones las veo muy difícil, porque sería una derrota ideológica, ahora: ¿Qué puede ocurrir para que hubiera licitaciones? El fantasma económico del crecimiento cero, esta ausencia al cuestionamiento del extractivismo rentista.

¿Cuál es uno de los argumentos que usan mucho las compañías petroleras? “Dame un contrato de licencia en el cual tú no tienes que poner ni un peso y yo te paso una renta”, y bajo esta dinámica no hay traspaso ni de tecnología ni de nada solo se transfiere “una lanita” como renta de ayuda, y este es un argumento típicamente rentista y considero que el asunto no va por ahí.

Pero tampoco va el camino adoptado desde lo público, este fervor por producir rapidísimo que nos va a llevar a repetir el mismo error, quizá en una magnitud menor, pero el mismo error cometió con Cantarell; incluso hay ejemplos de yacimientos que la Comisión Nacional de Hidrocarburos ha dictaminado que se han sobre explotado por esta prisa.

En qué condiciones replantear, clarificar y garantizar la inversión privada, pues ello pasa por la reforma de la reforma, que en este ámbito con la participación de todos los actores bajo un control del Estado; y justo por ello no entiendo, por otro lado, el porque del debilitamiento de los órganos reguladores.

Cuando el Estado deja de tener un operador exclusivo de su propiedad en un sector como el de los hidrocarburos pues entonces justo lo que se necesita son órganos reguladores muy fuertes.

Sin embargo, el debilitamiento de los órganos se podría explicar por decisiones que eran muy agresivas contra PEMEX, pero que eran coherentes con la política económica del anterior gobierno federal.

Creo que todo este proceso con respecto a este tema se tendría que repensar.

Pv-magazine México: En los considerandos de la Reforma Energética en su apartado de hidrocarburos se decía que para el 2018-2019, la producción de petróleo estaría llegando a los tres millones de barriles ¿Qué paso?

Fluvio Ruiz: Este argumento fue la necesidad de vender la idea. Si uno revisa en materia de hidrocarburos, los objetivos que se decían en la exposición de motivos eran esos tres millones de barriles, 500 mil empleos, que íbamos hacer “campeones en el mundial de Rusia”; bueno se decían una serie de objetivos que obviamente algunos no se iban a alcanzar como aquel de que se iba a reducir el precio del gas, y en este punto México no establece el precio, lo único que hace es tomar ese precio y así lo vamos seguir haciendo por décadas.

Hoy una de las tremendas debilidades de la Reforma Energética del 2013, es que se quiso sobrevender, se prometieron metas que a todas luces no se cumplieron y algunas eran imposibles ya desde el momento en que se plantearon, y eso lo señalamos varios personajes.

Pv-magazine México: Entonces fue de forma deliberada…

Fluvio Ruiz: Si claro, para ganar tiempo.

De hecho, recordemos que ya en la etapa de transición entre gobiernos se insistía mucho como una especie de propaganda tardía sobre el “cuento chino” de los 200 mil millones de dólares de inversión, porque durante esos meses aun estaba vigente el calendario de las rondas y farmouts programados y se cacareaba sobre ello para que permaneciera.

Pero de forma simultánea, el mismo sector público de entonces decía rápido y quedito: “La inversión se dará sí la geología lo permite” y enseguida magnificaban la voz exclamando: “vendrán 200 mil millones de dólares de inversión”, sabiendo perfectamente que eso no iba a ocurrir, que no va a ocurrir.

Hasta el final del gobierno anterior se trató de colgarle demasiados milagros al santo de la Reforma Energética y hoy eso se ha convertido en una de sus principales debilidades.

Todo este discurso de aquel gobierno buscó ganarse el respaldo de la opinión pública, al mismo tiempo que denostaba a PEMEX y CFE, diciendo que son casi casi culpables de nuestra desgracia, cuando estas instituciones de alguna manera salvaron al país de algunas crisis en las décadas recientes.

Pv-magazine México: ¿Tienes alguna opinión con respecto a la suspensión de las Subastas de Largo Plazo?

Fluvio Ruiz: Lo que creo es que estos procesos se deberían de replantear bajo otra lógica y esto es totalmente distinto al caso de las Rondas Petroleras, en las cuales lo que se hace es ceder renta petrolera hacia los privados y es que siempre lo hemos dicho, sí un privado viene a asumir el riesgo geológico lo que espera al final del arco iris no es una carterita con la ganancia promedio industrial sino una buena billetera con parte de la renta petrolera.

Con respecto a las rondas, hoy aún no sabemos cuál va a ser el reparto “real” de la renta porque hay una variable en algunos contratos de utilidad y producción compartida que es la recuperación de costos que puede llegar hasta el 60 por ciento del valor de la producción, entonces, hasta que contabilicemos números veremos y ahí se podría perder buena parte de la renta petrolera.

Regresando al tema de las Subastas de Largo Plazo, aquí si se puede pensar en un modelo que beneficie a CFE, al Estado, a los consumidores sin tener que abandonar el esquema.

El nuevo enfoque del convertidor podría impulsar la operación de proyectos híbridos de energía solar-eólica.

pv magazine

Pv-magazine México: ¿Algo que agregar al tema de las Energías Renovables e hidrocarburos desde una óptica holística?

Fluvio Ruiz: Considero que el punto en común es la investigación y el desarrollo tecnológico, siempre he dicho que un país con 120 años de historia petrolera debe considerar siempre como un fracaso insertarse en el mercado de los hidrocarburos por tu potencial geológico y no por tus capacidades: técnicas, de operación, de capital humano.

Sería muy interesante establecer sinergias entre nuestras dos grandes empresas del sector con el objetivo de convertirlas en empresas energéticas y ello pasa por abandonar los criterios o las angustias del corto plazo; si el nunca olvidado interprete Carlos Gardel decía: “20 años no es nada”, esta afirmación aplica al sector, o recordando a otro celebre personaje como lo fue el gran Monsi, Carlos Monsiváis, decía con su agudo sentido del humor: “La refundación sexenal de la República”.

Pv-magazine México: ¿Es el momento de considerar relevos en los funcionarios públicos que están al frente de las entidades del sector energético?

Fluvio Ruiz: Más que en personajes yo creo en las actitudes. Respetuosamente lo digo, se llegó confundiendo la realización de grandes proyectos con la elaboración de una política energética coherente, considero que se cayó en la “fetichización” de la política energética.

Por ejemplo, el caso de la refinería: ¿Habría que hacer una nueva? Sí, pero el objetivo no era hacer precisamente una nueva, sino el objetivo es reducir la dependencia de los combustibles importados, hacer una nueva refinería no es la única manera y no necesariamente es la mejor ubicación la escogida, hay otras posibilidades: maquilar, comprar una refinería, la asociación como la que tenemos en Deer Park; pero como se convirtió en un fetiche pareciera que el objetivo de la política económica entonces es la construcción de una nueva en Dos Bocas.

El objetivo que sí comparto es reducir la dependencia porque en este terreno estamos en una situación de franca vulnerabilidad como también lo estamos en el terreno del gas, en el cual por cierto habríamos de pensar en una reforma fiscal para PEMEX, porque hoy no se distingue en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos entre petróleo y gas, lo cual hace difícilmente rentable muchos de los yacimientos de gas no asociado.

Regresando a la pregunta, más que relevos lo que se necesita es un cambio de actitudes.

El sector petrolero no es el sector de las tecnologías de la información, aquí no se tiene que angustiar por lo que sucede al día siguiente por si surge una nueva versión de algún software; en el campo energético los sectores son ya muy maduros y aun con mayor énfasis en el petrolero, lo importante aquí es el largo plazo por eso la insistencia de personalidades como el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, Rolando Cordera entre otros, sobre su insistencia en la reforma fiscal para que a PEMEX se le dé el respiro que necesita.

Todavía en una generación la dinámica petrolera seguirá siendo muy importante, pero quizá a finales del siglo o antes, su peso irá disminuyendo porque quizá con fenómenos como el Cambio Climático y su evolución nos lleve a una emergencia en la cual por super vivencia, tengamos que dejar de producir en algunas décadas más.

Pv-magazine México: ¿Cuál es tu valoración del actuar de las cámaras de comercio y las asociaciones del sector energético?

Fluvio Ruiz: Me parece que actúan de manera natural de acuerdo con los intereses que representan. Lo que creo importante es que se genere una compresión entre ambos lados. Los privados invierten, arriesgan su capital, entonces tienen ciertas expectativas, pero también creo se debe entender que en el poder está un bloque hegemónico que se opuso a la Reforma Energética, y que no pueden simplemente demandar la reanudación de la implementación de esta porque no tienen la habilidad política.

La construcción de puentes es necesario para tejer este nuevo diseño institucional con el mayor consenso posible para darle estabilidad, viabilidad y así todo mundo esté tranquilo.

Durante casi 100 años tuvimos un movimiento en el mismo sentido de la manera en que el Estado Mexicano fue aproximándose, regulando, controlando el sector desde la creación de la Comisión Técnica del Petróleo en 1915, y todo el sendero institucional que recorrió que pasa por la Constitución de 1917, la creación del Departamento del Petróleo, la creación de PetroMex, de PEMEX, y esta forma de aproximarse del Estado se empezó a modificar desde 1981-1982, luego en el ’92, en el ’95 con la liberalización del gas, después con la reducción que fue esa ficción jurídica de la petroquímica secundaria y primaria, y todo esto culmina con la Reforma Energética.

Hoy prácticamente todos los países tienen diseños institucionales distintos. En el debate, las simplificaciones de modelos como los del Corea del Norte o Arabia Saudita no ayudan. Y todas las operadoras petroleras y eléctricas se adaptan a los arreglos institucionales de cada país.

En este contexto: ¿Cuál es el requisito? La certeza. Las reglas: Me gustan le entro, no me gustan, pues no le entro.

Pv-magazine México: Última pregunta. ¿Está viviendo, Fluvio Ruiz, su propia Transición Energética?

Fluvio Ruiz: Si, sin duda. Creo que en el tema personal hay un proceso de adaptación, integración, de buscar cómo ser más útil, nuevos espacios; pero al final del día siempre me he definido como un intelectual orgánico del proletariado, mientras haya gente generosa que abre espacios como esta entrevista que permite difundir las ideas que alguien escuchará y en este caso alguien leerá y tome parte, pues esta será mi propia transformación energética.

Una transformación permanente: Desde el niño que volaba papalotes en la playa de Coatzacoalcos, al adolescente que se vino a Ciudad Universitaria, al joven que se fue a Francia, el que regresó a la Cámara de Diputados, quien empezó a escribir, quien luego fue funcionario. Hoy mi transformación me lleva a otra etapa.

Pv-magazine México: Muchísimas gracias por esta conversación. Una conversación como diría un periodista con quien tuve la oportunidad de colaborar ya hace algunos años, una conversación para Gente Grande.

Fluvio Ruiz: Gracias.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.