¿Y si de los campos fotovoltaicos obtenemos más que energía?

Share

Hoy presentamos un reporte de nuestra colega de Pv magazine Group Sandra Enkhardt, sobre un tema vigente en donde quiera que haya grandes infraestructuras fotovoltaicas en el mundo. Un gran debate sobre cómo obtener mayores beneficios de esas hectáreas que albergan miles de paneles solares, zonas propicias a más actividades productivas.

Aquí el texto de Sandra

El tema de los vastos campos de paneles solares que restringen otros tipos de uso del suelo sigue siendo polémico para la industria fotovoltaica, pero, como dijo el director de la Asociación Federal de la Nueva Industria Energética de Alemania (BNE), Robert Busch: “Alemania no es un país de llanuras, pero para los objetivos climáticos y energéticos el gobierno federal necesita mucha más energía renovable, a menos que sea…. todo de boquilla”.

El mencionado BNE ha publicado un estudio titulado “Parques solares – Beneficios para la biodiversidad” (Solarparks – Gewinne für die Biodiversität).

Los autores del documento recopilaron datos de 75 parques solares en nueve estados federales alemanes y afirmaron que sus hallazgos ofrecían una imagen positiva de los beneficios medioambientales que ofrecen las huertas solares: “Por regla general, las áreas de los parques solares muestran una mayor diversidad, las estructuras de los hábitats permanecen intactas y los parques proporcionan un refugio para diferentes especies”, dijo el autor del estudio, Rolf Peschel.

Refugios solares

Los científicos afirman que la instalación de plantas en tierra en terrenos abandonados podría incluso aumentar la biodiversidad. Las plantas fotovoltaicas de espacio abierto pueden albergar comunidades ecológicas particulares. Por ejemplo, en proyectos solares en Brandenburgo se encontraron 25 especies de saltamontes. Los parques solares también son particularmente adecuados como hábitats de verano para anfibios y reptiles, incluyendo lagartijas y ranas. También se encontraron varias especies de aves en los campos solares.

El coautor del estudio, Tim Peschel, dijo que las ubicaciones de los proyectos solares no sufren la sobrefertilización habitual de la tierra y que el suelo se mantiene tan pobre en nutrientes como sea posible: “En los parques solares, la agricultura preindustrial es virtualmente imitada, lo que favorece el asentamiento de especies raras”, dijo.

Según el estudio, casi la mitad de las tierras aptas para la agricultura en Alemania -16,7 millones de hectáreas- se destinan a tal fin, de las cuales el 60 por ciento se destinan a la alimentación animal, el 22 por ciento a cultivos alimentarios, el 14 por ciento a cultivos relacionados con la energía y el dos por ciento a plantas destinadas a usos industriales o que han quedado en barbecho o abandonadas. El uso intensivo de la tierra que se explota para la agricultura está provocando una drástica disminución de las especies, según los autores del informe.

En cuanto a los datos, ganar la batalla por la energía solar implica educar a las autoridades regionales de conservación, opinión que comparten los desarrolladores de proyectos solares, entre ellos Baywa re, EnBW y Wattmanufactur, quienes afirman que obtener la aprobación de los sitios a menudo depende de las decisiones de un funcionario de conservación.

Ganar – Ganar

Benedikt Ortmann, de Baywa re, y Thorsten Jörß, de EnBW, quieren que los beneficios para la agricultura y la biodiversidad -así como la reducción de emisiones de carbono- que ofrece la energía solar tengan peso.

“Para los objetivos de la transición energética tenemos que construir mucha más fotovoltaica en espacios abiertos”, dijo Jörß:“Varios miles de hectáreas tienen que ser cultivadas anualmente de una manera amigable con la naturaleza.”

Un estudio reciente realizado por la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos, dice que combinar la energía solar con la agricultura no sólo ofrece una solución en países con escasez de tierra como Holanda y Japón, sino que también puede mejorar el rendimiento de algunas actividades agrícolas y de los propios paneles.

Científicos del Centro Común de Investigación de la Unión Europea han recopilado recientemente un amplio conjunto de datos sobre el potencial de la energía solar de los 28 Estados miembros. Dichos datos mostraron que incluso un aumento de 100 veces la capacidad actual de generación solar requeriría una cantidad muy limitada de tierra, mucho menos que la energía eólica.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.