“Sin la maquinaria y el poder de la CFE, la generación intermitente de energía a través de fuentes limpias no funcionaría”: Manuel Bartlett, Director General de la Comisión Federal de Electricidad

Share

Ambas declaraciones se produjeron en días pasados durante una visita que realizaron funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad a la Subestación Eléctrica Texcoco, la más importante del centro del país ya que aporta más del 30 por ciento de la energía que se consume en la Zona Metropolitana y Estado de México, es decir, aporta 3,000 de los 8,900 MW que consumen los 8.4 millones de clientes en la región.

“La energía es la fuente de satisfacción de las necesidades básicas de los ciudadanos, es un elemento fundamental de la soberanía nacional, y es por ello que la energía de un país debe estar en manos de los nacionales”, comunicó Bartlett Díaz en su mensaje a trabajadores de la subestación.

Carlos Morales, uno de los oradores del encuentro con los colaboradores en la subestación ubicada en el estado de México destacó la enorme responsabilidad de la CFE para que el servicio de electricidad sea confiable, de calidad y sin interrupciones.

César Fuentes Estrada, Director de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura, resaltó el compromiso de la CFE de crecer aceleradamente: “Tenemos la enorme responsabilidad de mantener la continuidad del servicio eléctrico. Ahora hay muchos parques eólicos y muchos parques fotovoltaicos que funcionan cuando hay viento y cuando hay sol, pero es la CFE quien tiene la responsabilidad de que siga habiendo energía aun cuando no haya viento, aun cuando haya sol”.

La Subestación Eléctrica Texcoco cuenta con un Centro de Reparaciones, considerado el más importante a nivel nacional por su ubicación estratégica. Desde ese centro se brinda apoyo a todas las zonas de México; su personal se encuentra en continuo entrenamiento y participa activamente en el despliegue de estrategias nacionales ante emergencias.

Además, la subestación cuenta con dos brigadas: la Brigada Texcoco, conformada por 20 linieros que dan mantenimiento a los 1,221 kilómetros de líneas de transmisión que conducen energía eléctrica hacia el centro del país. Entre sus actividades diarias efectuadas por la brigada se encuentran el cambio de aislamientos, instalación de estructuras, modificación de ángulos de blindaje, revisión de tornillería y termografía.

El segundo grupo conocido como la Brigada de Líneas es parte integral del sistema de respuesta rápida ante interrupciones al servicio eléctrico. Esta brigada ha participado en el restablecimiento del suministro tras el paso de los huracanes Isidore, en 2002; Emily y Wilma, en 2005; Karl, en 2010; Odile, en 2014 y Patricia en 2015.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.