Almacenar la energía solar a niveles superiores ya es realidad

Share

A medida que crece la participación de Energías Renovables en la red eléctrica en México (29 por ciento del total), se vuelve indispensable contar con tecnología de almacenamiento que evite la intermitencia al equilibrar la generación y las cargas, y con ello aumentar la rentabilidad, para ello Siemens presentó su solución FLUENCE.

La presentación de esta tecnología se llevo a cabo en el contexto del MIREC WEEK 2019, que tuvo lugar en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Marco Cosío, Vicepresidente de Smart Infrastructure para Siemens México: “Siemens está comprometido con México y quiere contribuir a que alcance las metas de generación de electricidad proveniente de energías limpias del 35% en 2024. Sabemos que el país está en un proceso de transformación energética y demanda infraestructura inteligente para potencializar su crecimiento con mayor eficiencia y ahorro en costos de facturación”.

En la actualidad la capacidad instalada de energía eléctrica en México es de alrededor de 75.6 GW, donde el 70.5 por ciento corresponde a centrales de tecnologías convencionales y el restante 29.5 por ciento corresponde a centrales con tecnologías limpias.

Se estima que a 2031, se adicionen 66.9 GW de capacidad de generación eléctrica en México, de los que se prevé un 45 por ciento correspondería a tecnologías convencionales y 55 por ciento a tecnologías limpias.

Marco Cosío: “Ante la expansión de las Energías Renovables –de acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía– en 10 años México requerirá de 2.3 Gigawatts de almacenamiento para evitar distorsiones en la red eléctrica.

Ante esto, Siemens provee un portafolio de soluciones con tecnología de punta para interconexión del panel solar hasta la red eléctrica y de almacenamiento. El primero bajo un concepto completo llamado PV Electrical Balance of Plant, adicionada con soluciones de innovación en almacenamiento, “que hacen frente al gran desafío de la intermitencia de las energías limpias en la red eléctrica”, resaltó Cosío, quien añadió: “Los expertos del sector consideran que las baterías, y especialmente las de iones de litio (Li-Ion), tienen el mayor potencial”.

Una de las ventajas es que se pueden activar en cuestión de segundos y son capaces de almacenar electricidad durante varias horas. Su escalabilidad hace que sean adecuadas para plantas de energía eólica y solar para estabilizar la red. Igualmente pueden ayudar a implementar el suministro de energía de reserva. Las baterías de Litio-Ion se utilizan en muchos dispositivos móviles y autos eléctricos.

Sin almacenamiento, la generación en un parque eólico o solar siempre será intermitente; es decir, la planta va a producir energía cuando las condiciones solares sean las adecuadas, y esto puede ser desde la mañana hasta horas diurnas, o también puede haber intermitencia cuando hay días nublados o simplemente pasa una nube.

Esa intermitencia “genera ruido” y afecta a la red eléctrica, pues altera la frecuencia y hay variaciones de voltaje al sistema eléctrico.

Sobre FLUENCE, el Vicepresidente de Smart Infrastructure para Siemens México: “Este portafolio de soluciones nació en 2017. Se ha implementado en 48 proyectos que conforman un total de 463 MW de almacenamiento de energía a través de baterías en 13 países, incluyendo el mayor proyecto de almacenamiento de energía basado en batería de litio-ion en San Diego, California.

La capacidad de almacenamiento de FLUENCE está basado en baterías de entre 2 MW a +100MW con energía para un período desde 20 minutos a más de ocho horas por batería.