¿Cómo va el montaje del techo fotovoltaico de la Central de Abasto?

Share

En diversas entregas editoriales Pv magazine México, le ha seguido la pista al proyecto fotovoltaico del techo solar más grande que se haya diseñado al interior de ciudad alguna en el mundo; ello de acuerdo con datos del gobierno de la Ciudad de México que encabeza Claudia Sheinbaum.

Hoy en pleno proceso de instalación de paneles, presentamos una conversación con Alberto Valdés, Director General de Desarrollo y Sustentabilidad Energética, y uno de los responsables de la ejecución del proyecto generador de energía eléctrica.

Esta es la primera entrevista sobre un proceso de infraestructura que en su primera etapa está concebida bajo el modelo de generación distribuida; la segunda fase que habrá desarrollarse con la licitación respectiva, el modelo de generación será totalmente diferente.

Planta fotovoltaica: Central de Abasto. Captura de video

Pv magazine: ¿Cómo va el proceso de construcción de la primera fase del techo solar de la Central de Abasto?

Alberto Valdés: La primera etapa está siendo construida bajo el modelo de generación distribuida a través de dos naves, las cuales tendrán prácticamente 500 kilowatts de generación cada una y estarán distribuidas en dos centros de carga.

Esta etapa como ha sido informada en su oportunidad ya fue licitada y adjudicada, proceso que llevó al cabo la Comisión Federal de Electricidad; dos empresas mexicanas ganaron la licitación una en cuanto al diseño de la estructura y la segunda en cuanto a la proveeduría de paneles solares, mientras que los inversores los suministra una firma extranjera.

Las naves de la Central de Abasto son estructuras que ya tienen 40 años de antigüedad, mismas que han superado dos grandes eventos telúricos (terremotos de 1985 y 2017). Después de estos sismos, las estructuras de las naves han sido reforzadas de acuerdo con las disposiciones técnicas generadas justo después de esos terremotos.

Proceso de adaptación de los techos de la Central de Abasto. Foto: Gobierno de la CDMX

Es por ello que el proceso ha sido un poco tardado porque tenemos que observar las medidas de seguridad que nos impone y nos rige el Instituto de la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México.

Afortunadamente en este momento las estructuras ya están listas y avaladas y hemos empezado a colocar las primeras hileras de paneles y a partir de este momento, tenemos proyectado que no deberán de transcurrir más allá de cinco semanas para concluir la instalación.

Por lo tanto, esta primera fase quedará lista para entonces interconectarla a los centros de carga en media tensión y se va a ‘netear’ la energía a sus áreas comunes.

Aquí simplemente se entrega la energía, la toma a cambio la Comisión Federal de Electricidad, y después de este proceso se le exige lo que se le entregó.

Es importante subrayar que dodo el diseño, implementación y supervisión de este proyecto fotovoltaico lo lleva al cabo la CFE, que es la institución con la cual el gobierno de la CDMX hizo una asociación de trabajo. Sin duda, todo este proceso ayuda y mucho al gobierno porque nos ahorra muchos pasos intermedios.

Pv magazine: Cuándo concluya todo este proceso ¿Cuál será la entidad que administre el proyecto?

Alberto Valdés: Será el Fideicomiso de la Central de Abasto y es importante mencionar que este fideicomiso ya existía y de hecho es el titular de los contratos de interconexión de la energía eléctrica.

El fideicomiso, entre las acciones que tendrá que tomar es el de dar de alta a la CFE Suministro Básico cuando se tenga que intercambiar energía de la estación exenta de 500 kilowatts. Dentro de este proceso no intervienen ni la Comisión Reguladora de Energía ni el Centro Nacional de Control de Energía ni la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales ni la Secretaría de Energía, por ello, al proyecto de la Central de Abasto se le conoce como generador exento.

Pv magazine: ¿Conocen los locatarios de la Central de Abasto los detalles del techo solar y los beneficios que les generará?

Alberto Valdés: Afortunadamente ha sido una reacción favorable por parte de los locatarios, porque el divulgar lo que significa el proyecto fotovoltaico en generación distribuida ha sido una parte importante de este esfuerzo de infraestructura que lleva al cabo el gobierno de la CDMX.

Un primer resultado del proyecto es que prácticamente se cancela el pago por la iluminación en áreas comunes de gran parte de la central, lo cual le viene muy bien al fideicomiso que dejará de pagar hasta cuatro millones de pesos de forma anual, sin duda, un ahorro directo importante.

Concluida esta primera etapa, calculamos que entrará en operación por ahí del mes de agosto.

Es importante mencionar que esta primera etapa nos ha aportado enseñanzas como, por ejemplo, en asuntos de impermeabilización. El paso del tiempo durante 40 años ha dejado sus huellas en los techos de las naves; ahí donde nos hemos encontrado con esas circunstancias se ha realizado la limpieza necesaria, pero las estructuras que sostendrán los paneles solares irán ‘voladas.’

Pv magazine: Esta circunstancia que nos describes ¿Qué tanta seguridad otorga para el funcionamiento de los paneles durante largo tiempo?

Alberto Valdés: Los trabajos en estos detalles nos ofrecen, de acuerdo con los diagnósticos técnicos, una garantía de por lo menos para las próximas tres décadas. Ahora es importante recordar que algunos locatarios tienen contratos de arrendamiento hasta por 100 años y apenas han transcurrido 40.

Proceso de adaptación de los techos de la Central de Abasto. Foto: Gobierno de la CDMX

Pv magazine: ¿Cuántos paneles se van a colocar en esta primera fase?

Alberto Valdés: Se van a instalar mil 800 y van a estar diseminados en estructuras que albergarán 35 paneles por estructura metálica las cuales irán sobre bases de acero. Todo ello ha implicado el trabajo permanente de más de 70 técnicos especializados.

Pv magazine: ¿Durante esta primera fase han surgido situaciones no previstas y que puedan modificar la segunda fase del proyecto?

Alberto Valdés: Si, claro. Por ejemplo, el alcance de la propia instalación. El presupuesto es finito y ya existe y entonces hay que sujetarse. Las estructuras, por ejemplo, han sido más costosas que las previstas hace más de un año, todo ello nos ha hecho ajustar la capacidad de generación.

Pv magazine: ¿Cómo y cuándo surgió la idea de este techo solar?

Alberto Valdés: El origen ya tiene varios años. Los primeros antecedentes registrados datan del año 2012.

Ese techo siempre ha sido muy apetecible desde el punto de vista comercial; inclusive ya por el año 2016, había algún permiso para un proyecto fotovoltaico similar, pero por razones que desconozco no se llevo al cabo y el permiso se canceló.

Ahora, el origen de este proyecto que ya estamos ejecutando se da porque hubo un primer acercamiento entre Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México con la Comisión Federal de Electricidad, en donde nació la propuesta para el techo que hoy es considerado la estructura fotovoltaica más grande dentro de ciudad alguna.

La idea original era cubrir con paneles solares todo los techos de la central que son 350 mil metros cuadrados, lo cual no fue posible.

Hoy, el 100 por ciento de los recursos para el proyecto vienen del Fondo para la Transición Energética del Gobierno Federal, el famoso FOTEASE, que significa Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.