Inversiones por billones de dólares o cómo construir ‘la ruta de la seda de la electricidad’

Share

De acuerdo con la actualización de sus ‘supertendencias’, el banco suizo pone en la mesa, lis lineamientos que el mundo observará en los próximos años en el terreno de la energía, colocando su énfasis en la generación de energía fotovoltaica, redes de transmisión y energía vía hidrógeno verde.

El documento señala que dos países serán líderes en el tema energético vía Energías Renovables y promotores indiscutibles para instrumentar y consolidar medidas para hacer frente a los problemas generados por el Cambio Climático.

Pv magazine México

Estados Unidos bajo la presidencia de Joe Biden y su decisión de volver a colocar a su país al frente de la estrategia global contra el Cambio Climático, estrategia al reincorporase al Acuerdo de Paris, reiterando su compromiso de invertir en energías limpias y en la producción de electricidad renovable.

Y el segundo país en el cual Credit Suisse pone bajo la lupa es China, actual emisor global número uno en la emisión de Gases Efecto Invernadero (GEI) y que se comprometió el pasado mes de septiembre a lograr ‘cero emisiones’ para el año 2060.

Para conseguir las reducciones de GEI y mantener un alto crecimiento económico, el país asiático está cambiando, de acuerdo con la institución bancaria europea, su enfoque hacia sectores orientados a los servicios como las tecnologías digitales, las industrias de alta tecnología, la electrificación del transporte y la producción de electricidad renovable, ya que China sigue liderando hoy, la generación de electricidad con combustibles fósiles en particular con carbón.

Visionaris

Visionaris

Sobre las Supertendencias en el tema de la generación de energía eléctrica renovable y en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU, la entidad financiera helvética indica:

Para que los gobiernos cumplan los objetivos de reducción en de emisiones previstos en los objetivos climáticos de París, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que las emisiones de carbono en la generación de energía tienen que bajar en todo el mundo un 77 por ciento hasta 2040.

Por lo tanto, el objetivo de las inversiones en infraestructuras sostenibles en el sector de la energía ha girado hacia un aumento, lo más rápido posible, de la capacidad de generación de Energías Renovables.

La AIE estima que el mundo tendrá que gastar unos 12,9 billones de dólares en total entre 2020 y 2040 para financiar el crecimiento necesario de las infraestructuras de generación de Energías Renovables. En comparación, se necesitarán 1,2 billones de dólares para añadir capacidad de energía nuclear y 1,3 billones de dólares para nueva capacidad térmica proveniente de combustibles fósiles (principalmente gas).

Para mejorar la eficiencia y la conectividad de las redes de transmisión, las inversiones en infraestructura para las redes eléctricas deberán aumentar a un ritmo similar, ya que las redes eléctricas tendrán que ser más inteligentes y estar mejor conectadas cuando entre en el sistema eléctrico una proporción cada vez mayor de energía solar y eólica intermitente.

La AIE estima que el mundo tendrá que destinar un total de 13 billones de dólares a inversiones en infraestructuras de red entre 2020 y 2040. Casi la mitad de estas inversiones en redes serán necesarias en la región de Asia-Pacífico, mientras que en Europa y América del Norte se requerirá un 25 por ciento y un nueve por ciento del total, respectivamente.

Foto: Solar Technology

La construcción de redes de ultra alta tensión será esencial para conectar las redes eléctricas a través de distancias muy largas y para transportar la Energías Renovables desde el punto de generación hasta los consumidores lejanos. Las líneas eléctricas de ultra alta tensión de China ya conectan las zonas remotas de sus ciudades occidentales con su costa oriental, y hay planes para expandir las líneas eléctricas más allá de las fronteras hasta Japón y Rusia.

Asimismo, el proyecto Desertec prevé llevar la energía solar del desierto norteafricano a los mercados eléctricos europeos con cables submarinos de alta tensión. Además, la Unión Europea está estudiando una ‘ruta de la seda de la electricidad’ que conecte el noroeste de China, rico en Energías Renovables, con Europa a través de una red de alta tensión de cinco mil km.

Para el agua también existen problemas de transporte, ya que en algunas ciudades la pérdida de agua en el proceso de suministro a los clientes puede alcanzar hasta un 50 por ciento. Por ello, en el segmento de la energía, el saneamiento de los acueductos existentes es tan importante como la construcción de nuevas infraestructuras. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, la OCDE, estima que entre 2020 y 2040 se necesitará una inversión total de 5,6 billones de dólares para mejorar las infraestructuras de agua en todo el mundo, lo que es algo menos de la mitad de las inversiones necesarias en redes eléctricas.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.