¿Afecta a todos los modelos de instalación de sistemas fotovoltaicos, el Acuerdo emitido por el CENACE?

Share

Ante la discusión publica generada por el Acuerdo para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, emitido por el Centro Nacional de Control de Energía, la escena del debate ha generado diversas incertidumbres en algunos capítulos del sector fotovoltaico.

Sobre el número de interrogantes acumuladas al modelo de Generación Distribuida conocido también como Techos Solares, las preguntas no han dejado de producirse.

Sobre este tema, Juan Pablo Robert, Director de Mercadotecnia y Comunicación de Enlight nos ofrece pistas para entender si existe o no, impacto del Acuerdo sobre el modelo de generación fotovoltaica más extenso que se ha registro en nuestro país en los años recientes.

Aquí su opinión

“El pasado 29 de abril de 2020, con motivo de la declaración de la Fase 3 de la contingencia ante la pandemia provocada por el coronavirus (COVID-19), el Centro Nacional de Control de Energía o CENACE publicó un Acuerdo donde quedan temporalmente suspendidas las pruebas preoperativas necesarias para que las nuevas plantas de energía eólica y solar entren en operación.

En este Acuerdo, el CENACE considera que estas medidas son necesarias ante la disminución del consumo de energía eléctrica en el país durante el periodo de contingencia nacional.

Para entender esta decisión es necesario saber que la energía que recibe el Sistema Eléctrico Nacional se entrega en un orden específico, donde tiene prioridad la energía más barata; es decir, la eólica y solar.

Al provenir de fuentes renovables, tiene un costo cero de generación, pero conforme incrementa el consumo eléctrico en el país, el sistema empieza a recibir energía de otras fuentes, donde se prioriza de la más barata a la más cara.

La naturaleza de la energía eólica y solar es que ambas dependen de factores externos como el viento o la radiación solar para generar energía, por lo que no pueden asegurar al 100 por ciento la cantidad de energía que entregan todos los días a la red eléctrica.

Cuando experimentamos una baja en el consumo de energía, como México lo está viviendo durante esta pandemia donde el consumo ha llegado a disminuir hasta 12 por ciento en el país, los mecanismos de control de CENACE tienen menos margen de maniobra; eso significa que la primera línea de energía que toman -eólica y solar-, al ser variable podría representar mayor riesgo, comprometiendo la calidad, confiabilidad y continuidad del Sistema Eléctrico Nacional, según argumenta el CENACE.

Hay una excepción a esta regla. A pesar de tener un precio más alto en el mercado, algunos generadores de energía necesitan mantenerse en operación para garantizar que se pueda entregar la electricidad que el país demanda cuando llegan a existir intermitencias de las fuentes más económicas como la eólica y la solar.

A estos generadores se les conoce como “must-run” y su función es precisamente esa: operar bajo cualquier circunstancia para garantizar el abasto de energía en todo el país.

Una de las consecuencias del Acuerdo que firma el CENACE es que, al suspender la entrada en operación de las plantas solares y eólicas, el costo de la energía subirá, dado a que se utilizarán fuentes de energía más caras para producir toda la demanda que tiene el país.

Difícilmente subirán las tarifas eléctricas para el usuario final en el corto plazo, principalmente por la antesala de un año electoral, por lo que muy probablemente será la CFE quien absorba parte del golpe, ya que comprará energía más cara sin poder venderla a un precio más alto.

Los otros afectados por este Acuerdo son las empresas que compran directamente energía a suministradores calificados, es decir, a estas plantas solares y eólicas. No solo porque corren el riesgo de comprar energía más cara de otras fuentes, sino por sus compromisos públicos para cumplir con los porcentajes de energía limpia que tienen.

Por el momento, el Acuerdo no establece los criterios para retomar las pruebas preoperativas, necesarias para la entrada en operación de estas plantas renovables.

Si bien podemos asumir que será en unas semanas cuando se retomen las actividades productivas del país, la decisión podría tener un plazo mayor, ya que la actividad industrial puede no recuperarse de la noche a la mañana y la demanda eléctrica se podría mantener por debajo de lo que se tenía planeado, forzando la extensión de este plazo.

Una de las preguntas que surgen a raíz de esta decisión es qué sucede con el uso de paneles solares por parte de los particulares, sean hogares, negocios o industrias.

El Acuerdo firmado por CENACE no afecta a los usuarios en un esquema de Generación Distribuida; es decir, a aquellos que utilizan paneles solares en sus inmuebles para generar y consumir su propia energía.

Tanto las empresas que ya utilizan energía solar en sus techos, como las que se encuentran en los respectivos trámites de interconexión con la CFE o están considerando aprovechar las ventajas de esta tecnología en un futuro, no se verán afectados por esta medida.

La naturaleza de un sistema fotovoltaico en un techo no es generar energía para la red, sino el autoconsumo de electricidad. Si bien tiene una contraprestación que les permite inyectar algún excedente a la red en caso de existir, la mayoría de la energía generada por el usuario es consumida por el mismo inmueble.

Si bien los techos solares han crecido de manera importante en los últimos años como una solución tanto para los usuarios como para el Sistema Eléctrico Nacional, la penetración actual de este esquema no pone en ningún riesgo la estabilidad de la red.

Ante la incertidumbre provocada por la firma de este Acuerdo, los usuarios calificados o industriales que compran energía de dichas plantas eólicas y solares podrían, hoy más que nunca, verse beneficiados de modificar su estrategia y generar su propia energía con un sistema fotovoltaico en su inmueble.

Para las industrias y negocios, instalar paneles solares les ayudará a reducir de manera importante el costo de la energía que consumen y mitigar la incertidumbre de un posible incremento tarifario a mediano plazo o las afectaciones actuales por este Acuerdo.

Si se busca conocer más acerca de los beneficios de un sistema fotovoltaico para empresas, Enlight puede asesorar. Comparta sus datos para poder ofrecer una asesoría solar completamente gratuita y evaluar la mejor solución. www.enlight.mx