3% de la población puede cambiar el mundo

Share

A lo largo de la historia, las personas se han reunido para expresar sus ideas, necesidades, opiniones e inconformidades. El principal objetivo de estos movimientos es generar un cambio.

Estudios demuestran que ningún gobierno puede resistir el desafío de un 3 a 3.5 por ciento de la población sin adecuarse a sus demandas. Es por ello que, en materia climática hoy, a través de internet, 3,900,000 personas en México pueden asegurar un futuro sostenible para todos.

Hoy, 24 de abril, en el marco del 50 aniversario del Día de la Tierra, se llevará a cabo la Huelga Global por el Clima; como consecuencia de la emergencia global de salud que estamos viviendo, la movilización contra el Cambio Climático será digital.

A través de las redes sociales de Climate Reality Project @ClimateLatino y Fridays For Future @fffmx, ONGs, líderes climáticos, empresas, estudiantes y personas interesadas en combatir el Cambio Climático exigirán acción inmediata por parte de todos los países del mundo para atender la emergencia climática pues, los efectos que puede tener a nivel mundial son devastadores en términos de salud, economía, seguridad y recursos: el Cambio Climático es la amenaza más importante que atravesamos como humanidad.

Estudios han demostrado que la participación ciudadana en gran cantidad es relevante para construir un desafío importante frente a cualquier objetivo y que el 53 por ciento de los movimientos sociales no violentos han tenido mayor eficiencia, en comparación al 26 por ciento donde se ha ejercido violencia.

En este caso, el hecho de que el movimiento frente al Cambio Climático sea no violento representa un reto para cualquier gobierno, al tener que responder ante las peticiones sin utilizar la fuerza contra un movimiento pacífico pues esto generaría una reacción negativa contra el régimen.

Natalia Lever, directora de Climate Reality Project para México y Latinoamérica: “Todos podemos generar cambios significativos en la sociedad, ahora más que nunca debemos estar unidos, juntos somos más fuertes. Tenemos el compromiso y la responsabilidad de continuar con la lucha contra el Cambio Climático, que es un fenómeno que no respeta vidas ni tiempo. Este año es decisivo para nuestro planeta, necesitamos crear consciencia sobre las acciones que podemos cambiar en beneficio nuestro y del medio ambiente. Nuestro futuro y el de las nuevas generaciones dependen de las acciones que hagamos hoy”.

Las movilizaciones climáticas juegan un papel fundamental para lograr un cambio, debido al gran volumen de movimientos alrededor del mundo, se declaró que 2019 fue el año de las protestas climáticas. En México, por ejemplo, el 24 de mayo existieron aproximadamente 40 eventos en el país, donde se salió a las calles para exigir acción por parte de los tomadores de decisiones. Estos movimientos también lograron la colaboración de diferentes actores de la sociedad lo que aumentó su visibilidad.

Las movilizaciones no violentas funcionan, aseguran distintos estudios, debido a que presentan menos obstáculos para la participación son informativos y educativos, asimismo, cuentan con mayores niveles de participación, son más resilientes e innovan tácticamente con mayor rapidez. Un movimiento donde activamente se manifiesta 3.5 por ciento de la población nunca ha fallado en conseguir sus objetivos.

Con motivo de la Huelga Global por el Clima, se realizará un takeover de las redes sociales de The Climate Reality Project Latinoamérica, por parte de Sofía Mitre nutrióloga especialista en deporte y de Charlotte Brum quien platicará acerca de nuestros hábitos antes y después de la cuarentena, así como de nuestro poder de consumidores para no generar desperdicios.

Todos podemos formar parte de la Huelga Global por el Clima utilizando los hashtags #ClimateStrikeOnline #HuelgaClimáticaDigital #EmbajadoresClimáticos juntos podemos lograr el cambio que necesitamos.

Debemos tomar acción para lograr el cambio que necesitamos, HOY, antes de que sea demasiado tarde. Tú puedes ser ese 3.5 por ciento que puede cambiar al mundo.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.