“Las Energías Renovables, nos cuestan mucho porque independientemente de que la tarifa es barata a la que le venden a la Comisión Federal de Electricidad, la CFE tiene que comprar los Certificados de Energía Limpia”

Share

Este martes, Álvaro Delgado y Alejandro Páez titulares del noticiario: “Los Periodistas”, que se transmite en La Octava, el nuevo canal de televisión abierta que se difunde en el valle de la Ciudad de México, entrevistaron a Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía.

En una conversación de poco más de 20 minutos, la titular de la SENER habló sobre diversos temas inscritos en la agenda energética del actual gobierno federal.

Por considerar de interés periodístico pv-magazine Mexico, transcribe la entrevista que ofreció Rocío Nahle a Los Periodistas.

Diversos temas fueron abordados, pero los dedicados al tema de hidrocarburos ocuparon el mayor tiempo en pantalla.

Álvaro Delgado: Muchísimas gracias por estar aquí en el estudio.

Apenas el 28 de octubre Pemex reportó una perdida neta de 87 mil 858 millones de pesos durante el tercer trimestre de este año, un acumulado inmenso de perdidas para todo el año.

Aun así la apuesta del actual gobierno es reactivar y hacer rentable a Petróleos Mexicanos.

Rocío Nahle: Es muy importante que todos los mexicanos estemos conscientes y que estemos enterados, que hay una nueva política energética en el país.

Cuando digo una nueva política energética es porque gobiernos anteriores su política era: “no podemos, no servimos, esto ya no es negocio, se murió la Gallina de los Huevos de Oro”, y todo lo que escuchamos para justificar una entrega del sector. Para justificar un endeudamiento irracional de las empresas del Estado.

Nosotros siempre estuvimos proponiendo. Somos pocos los países en el mundo que tenemos petróleo, y los países que tienen petróleo es una riqueza que no sé puede renegar de ella. Es una riqueza que la tienes que bien administrar, que se le tiene que dar valor agregado, que la tienes que procesar y eso es lo que cree el Presidente Andrés Manuel López Obrador y yo también.

Hicimos una política energética de producción, de construcción y llegamos y tomamos lo que había, lo que nos dejaron; bien o mal, pero es lo que hay y estábamos conscientes de que así íbamos a encontrar el sector.

Ante ello, dijimos, vamos a establecer. La situación de Petróleos Mexicanos como la empresa petrolera más endeudada del mundo: ¿Qué se puede hacer?

Bueno, tenemos mucho petróleo, bueno tenemos petróleo en el país; hay reservas considerables y con este endeudamiento decían: “es que no se va a poder, dáselos a los privados y dale a Pemex una muerte digna”.

Y nosotros decimos, no. De otras calamidades el pueblo de México ha salido adelante.

Otras empresas petroleras en el mundo, en algunas veces han estado muy mal y han salido adelante.

El petróleo es un negocio y sobre todo la energía es un negocio muy redituable y hay que bien administrarlo. Esto nos tocó, bueno pues hoy el Presidente dice: “tres años le vamos a apostar al petróleo, vamos a ir a producir, vamos a evitar la caída”.

Cuando nosotros llegamos, venía en una severa caída la producción petrolera, el Presidente le da una orden al director de Pemex: “concéntrense en dónde tenemos que recuperar petróleo, en dónde podemos”. (En Pemex) hacen un planteamiento de 20 campos que son más de 100 pozos para inmediatamente intervenir.

Desarrollar un pozo lleva varios meses, a veces varios años, y lo primero que se hizo fue frenar la caída. Sino lo hubiéramos hecho, ahorita estuviéramos en la producción de un millón 500 mil barriles, aproximadamente. Entonces se frena la caída y empiezan con un programa que lo ha explicado el director (de Pemex) para la recuperación.

Al igual que los combustibles, las seis refinerías en un completo abandono. Se inicia un programa de rehabilitación, se está rehabilitando; ahí vamos caminando, dependemos mucho del refaccionamiento de los equipos.

Pemex empezó a comprar refacciones y equipos y en eso está y las refinerías están esperando que conforme lleguen las refacciones se estarán rehabilitando algunas plantas. Eso es en cuanto a Pemex.

En cuanto a electricidad, pues igual.

Encontramos un sector donde también hubo un desbalance severo, se dieron contratos, se dieron rondas, equipos de CFE estaban parados, equipos con una eficiencia energética ya muy baja.

Unas Energías Renovables que hoy en el mundo son necesarias y en boga, pero que nos cuestan mucho, nos cuestan mucho porque independientemente que la tarifa es barata a la que le venden a Comisión Federal de Electricidad, la CFE tiene que comprar los Certificados de Energía Limpia, tiene que sacar en algunas horas del día sus equipos para darle entrada a estas energías, ver el respaldo porque a las seis de la tarde se va el sol, entonces la CFE tiene que entrar con respaldo y en todo esto hemos estado trabajando y hoy hay un balance.

Vamos rumbo al balance energético, no es de la noche a la mañana, (pero) si con una nueva política; pero también hay algo que es muy interesante: el Presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo: “haber, ya llegaron inversionistas, firmaron con gobiernos anteriores, nosotros somos un gobierno serio y vamos a respetar los contratos que hayan firmado en buena lid, ósea, que estén bien, de buena fe”.

Son 107 contratos petroleros que firmaron en las diferentes rondas, ahí están, e incluso se les está invitando a que los desarrollen para poder producir.

Alejandro Páez: Hablando de calamidades, yo recuerdo de Enrique Peña Nieto una frase de él, hablando de que se acabaron la “Gallina de los Huevos de Oro”, que es una frase terrible, pero mi pregunta es: ¿realmente tenemos todavía “Gallina de los Huevos de Oro”? porque reservas probadas, reservas posibles, probables: ¿cómo estamos?

Rocío Nahle: Si, si hay. México tiene recursos petroleros. Tenemos reservas probadas, tenemos reservas probables, tenemos reservas que hay que ir a buscar, que cuestan dinero, sí, pero en algo también el Presidente Andrés Manuel ha dicho: “tenemos que ir a esa meta”, porque con esta meta somos capaces de procesar y de tener autosuficiencia.

No estamos pensando en ir a explorar y explotar “sin ton ni son”, un recurso que no es renovable para satisfacer economías extranjeras. Tenemos que hacer un balance y una política energética muy responsable. En esto estamos trabajando.

Nuestra meta a ya casi cinco años es de dos millones 500 mil barriles que es lo que podemos procesar y cumplir compromisos que se tienen en el extranjero que ya están, sin ir a super explotar como cuando se hizo de una forma irracional con Cantarell.

Estamos actuando porque la historia nos ha enseñado, la historia en México nos ha enseñado que cuando se han hecho las cosas bien porque hubo una época en la década de los 70’s, de los 80’s que se hizo bastante bien. Luego viene una etapa de estancamiento, yo puedo llamarle a los 90’s cuando ya no se construyeron activos.

Alejandro Páez: Llega Salinas al poder…

Rocío Nahle: Y luego exactamente en el 2000, que empieza la debacle, cuando se empiezan a vender activos, se empiezan a abandonar…

Álvaro Delgado: Es el desmantelamiento de la industria…

Rocío Nahle: El desmantelamiento, el endeudamiento, la corrupción en exceso…

Alejandro Páez: ¿Cuánto debe Pemex?

Rocío Nahle: Nosotros recibimos a la empresa con 107 mil millones de dólares de deuda. Hoy está más baja, hubo un refinanciamiento. El Estado está apoyando a Petróleos Mexicanos, porque apoyar a Pemex es apoyar a México es apoyarnos todos.

Porque estamos a veces confundidos.

Fueron tantos años de decirnos que el Estado no debería existir porque el neoliberalismo es un desmantelamiento del Estado, y que entonces entre todo mundo, privados nacionales y extranjeros, y dejen que maneje el mercado poniendo en una vulnerabilidad terrible la soberanía y la seguridad energética.

También tenemos ejemplos de otras partes del mundo, cuando el Estado suelta la seguridad energética y entran en caos, y al final nadie responde por darle un servicio básico a la población que es electricidad, que es combustible, que es movilidad. Es el Estado quien tiene (esta) responsabilidad.

En ese sentido, nosotros estamos trabajando. Han sido ya 11 meses muy, muy fuertes, pero sentimos que vamos por el camino correcto.

Álvaro Delgado: Es verdad, comenzó un proceso de desmantelamiento de manera particular en el sexenio de Carlos Salinas y la idea como se materializo ya en el sexenio de Enrique Peña Nieto fue que entraran los particulares nacionales y extranjeros, a invertir en el sector energético de manera particular en la industria petrolera.

Hoy, todavía ante la circunstancia financiera de Petróleos Mexicanos, hay quienes ven como la única posibilidad de salvación de la industria petrolera nacional, la inversión privada: ¿hay posibilidad de que esta inversión privada participe en el sector energético y de manera particular en Pemex?

Rocío Nahle: Petróleos Mexicanos es una empresa y la empresa va a decidir, como (lo haría) “cualquier empresa departamental grande”, sí ellos quieren socios o no quieren socios.

Ellos deciden (Pemex) si en una cadena productiva van acompañados o no, y esto lo va a ir haciendo la propia administración dependiendo de los resultados y de los números que vayan viendo.

Por ejemplo: en exploración, explotación o producción tienen ahora los contratos de servicios integrales, que son contratos en los cuales se indica: “tú vas a hacerme este pozo, saca aquello y nuestro contrato va a ser de tanto a tanto”, esto es diferente para cada uno (contrato).

Pero esto es lo que le conviene a la empresa ahorita, así lo determinó. En el área de refinación, puede decir no (no a contratos) porque las refinerías son mías y lo que voy a invertir en mantenimiento sí las opero bien en dos meses recupero lo invertido.

Esto lo tiene que ir decidiendo la propia empresa sin una presión política sin una presión externa de los propios inversionistas, de los privados.

La empresa está actuando como empresa.

Alejandro Páez: ¿Qué va a pasar en aguas profundas?

Rocío Nahle: En aguas profundas se entregaron entre 35 y 40 contratos, en el sexenio pasado y ahí están los contratos y casi la gran mayoría son trasnacionales muy grandes y tiene que iniciar.

Alejandro Páez: ¿Cuánto dura un contrato de esos?

Rocío Nahle: Para que la gente esté enterada, estos contratos se dan a 30 años, tipo licencias…

Alejandro Páez: ¿No nos podemos meter en aguas profundas por lo menos en esas zonas licitadas?

Rocío Nahle: Las zonas que ya se entregaron son bloques y ahí están. Es muy caro ir a aguas profundas. Esto es muy importante: la política anterior era meterle dinero e ir a aguas profundas que cuesta muchísimo dinero y se tarda muchos años y que no sabemos en dónde si hay (petróleo) y en dónde no hay.

En cambio sí tenemos conocimiento en tierra firme y en aguas someras, que sí tenemos (petróleo) que cuesta menos, que somos líderes y pues ahí estamos yendo nosotros.

Alejandro Páez: Que Xicotepec fue un fraude…

Rocío Nahle: Si, a Xicotepec se le metió muchísimo dinero. Xicotepec tiene muchos años, sabemos que los yacimientos que están en Xicotepec son como pequeñas lagunas en el subsuelo, vamos a decirlo así, que son muy difíciles o que la tecnología no había avanzado lo suficiente; entonces se iba a cada una de las lagunas o de los yacimientos y la recuperación era muy poquita. Aquí se gastó muchísimo dinero sobre todo, en el sexenio del Presidente Calderón.

Alejandro Páez: Con Carlos Morales en exploración…

Rocío Nahle: Que fue cuando le apostaron muchísimo, incluso fue ahí una compañía trasnacional quien estuvo haciendo las tareas y desarrolló una tecnología que se quedaron con ella, ni siquiera fue una tecnología que se quedara para la empresa (Pemex), pero bueno son de los desaciertos que se hicieron en los gobiernos pasados.

Álvaro Delgado: En el caso de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, ¿se va a honrar la palabra presidencial de concluirla conforme a lo que se prometió en el tiempo debido y con la capacidad de producción para abastecer de refinados para el país?

Rocío Nahle: Sí. Tenemos un programa a tres años que fue lo que pidió el Presidente.

Estamos trabajando muy fuerte, la gente de proyectos de Petróleos Mexicanos, del Instituto Mexicano del Petróleo y de la Secretaría de Energía, porque los tres somos el Project Manager, que es el coordinar del proyecto.

Hasta ahorita en todo lo que vamos, vamos perfectamente bien a tiempo.

Hemos encontrado muy buena disposición, ya estamos saliendo a parques industriales extranjeros, hay compra temprana; por ejemplo, grandes reactores o grandes equipos que no se hacen en México sino que se hacen en Asia o no sé en qué parte, ya estamos licitando y entregando los pedidos porque se tardan de15 ó 18 meses en su elaboración.

Cuando nosotros tengamos la planta ya casi levantada, que lleguen los equipos para colocar. Traemos un proyecto, un programa de trabajo muy activo, muy ambicioso.

Sí, la idea es hacerlo en tres años a ocho mil millones de dólares que fue lo que nos pusieron de límite y estamos encontrando, hasta el día de hoy, las condiciones.

Es querer hacerlo, es tener la voluntad.

Porque mientras muchos dicen: “no, no se puede. Somos muchos que decimos sí podemos. Si otras naciones han podido, sí otras empresas han podido, nosotros ¿Por qué no? No somos más, pero tampoco menos que nadie.

Hay técnicos en México. Hoy la inversión privada, los extranjeros están encontrando condiciones en México.

Esto es muy importante, hoy lo dijo el Presidente en la mañana, creo es la segunda vez que lo dice: “¿Por qué los extranjeros están volteando hacia México?”

Primero, porque están encontrando que hay un mandato que hay que acabar con la corrupción.

Segundo, porque son de los pocos países que ya anunció infraestructura, mientras hay una desaceleración o recesión mundial en México se dice: vamos a hacer un Tren Maya, un Tren Transístmico, vamos a hacer una nueva refinería.

Entonces las empresas en todo el mundo, pues ven donde hay anuncios para infraestructura interesante y también están viendo las señales.

Alejandro Páez: Pero se tienen que dar prisa para sacar todo porque sino…

Rocío Nahle: Nosotros en la refinería Dos Bocas ya estamos en eso…

Álvaro Delgado: Se les inunda…

Rocío Nahle: Fíjate, eso estuvo muy interesante.

Se hicieron todos los estudios. Ha sido un tiempo récord, lo que llevamos en Dos Bocas.

A los 107 días sacamos la licitación para la plataforma de construcción. A los cuatro o cinco meses ya estábamos licitando una refinería completa, ganaron unos holandeses que son los números “unos” en el mundo, ellos son los que hicieron las islas en Dubái y son los que nos están ayudando con el relleno de la plataforma de construcción que es la preparación del sitio para que ahí levantemos la refinería.

En el relleno hay permanentemente agua porque se está rellenando con arena que viene del mar y entonces, pues se inunda o hay agua, pero hay un sistema adentro del terreno, hay un canal que hicieron los holandeses donde el agua corre y ahí el agua se drena y corre al mar.

Alejandro Páez: Entonces no se inundó…

Rocío Nahle: No, y además hay otra cosa. Estamos ayudando para que el canal de navegación del puerto de Dos Bocas sea más profundo, o sea, ellos necesitaban un canal más profundo para que entren barcos más grandes y nosotros necesitábamos el relleno. Entonces este trabajo que estamos haciendo es ganar-ganar.

Estamos trabajando con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que son los que tienen el API (Administración Portuaria Integral) y todo va muy bien.

Llueve muchísimo en Tabasco, todo está previsto. Tenemos un canal a un lado porque dividimos el terreno en dos sitios. En uno de los sitios donde ya vamos muy avanzados en el relleno tenemos un canal lateral y ese con las lluvias se encharco, efectivamente, pero ese es el canal en un pedacito que tenemos precisamente para eso, para drenar y nosotros toda la plataforma está precisamente sólida.

Álvaro Delgado: Y tú decías que se había inundado, Alejandro…

Rocío Nahle: Esto está a un lado de la calle y alguien tomó fotos y entones empiezan: “se está inundando” y no.

Nadie habló a la Secretaría de Energía, de periodistas nadie habló a Pemex para preguntar: ¿Se está inundando? pero no. Lo dieron por hecho (la inundación) y tuvimos que salir a explicar cómo va, qué es lo que se está haciendo, qué vamos muy bien, que el trabajo va fenomenal, el que se ha hecho.

El Presidente se comprometió para que cada lunes estemos informando del avance.

Alejandro Páez: Muchas gracias por acompañarnos aquí en Los Periodistas, secretaria y mucho éxito.

Rocío Nahle: Al contrario, nos va a ir muy bien a todos. Esto es una actitud y en México hoy tenemos la actitud de salir adelante.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.