Preocupación de algunos integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México, por los recientes cambios en materia de generación eléctrica vía Energías Renovables

Share

El pasado día 13 de mayo, la Junta de Gobierno del Banco de México, tuvo una reunión en línea, con motivo de la decisión de política monetaria del presente mes.

En dicha reunión de la cual se da cuenta hoy jueves 28 de mayo, vía la minuta número 76 del Banco de México, el gobernador de la institución y cuatro subgobernadores manifestaron su punto de vista sobre los recientes acontecimientos generados entorno a la política pública en materia de energía y en particular lo que se ha suscitado en la esfera de las Energías Renovables.

En la reunión, según el reporte del Banco de México, también participaron el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, un subsecretario de la institución, así como el secretario de la junta de gobierno.

La minuta en lo referente al tema de las Energías Renovables señala la preocupación de los integrantes de la junta de gobierno sobre lo necesario que representa la certidumbre a la inversión privada y claridad que se demanda en el terreno de la competencia y libre concurrencia en un mercado abierto.

Cabe señar que, por norma institucional, el Banco de México señala las declaraciones y observaciones de quienes participan en la junta, pero nunca identifica a quienes pronuncian las declaraciones u observaciones referidas.

A continuación, se reproduce, lo mencionado en dicha minuta número 76 del Banco de México en relación al tema de las Energías Renovables.

“Frente a una coyuntura adversa, la mayoría destacó la necesidad de generar políticas públicas que den certidumbre a la inversión privada y la importancia de mantener fundamentos macroeconómicos sólidos. Uno sostuvo que esto último contribuye a un ajuste ordenado de los mercados financieros nacionales y de la economía en su conjunto. Afirmó que se requiere una estrategia para mitigar los choques adversos y que a la vez mantenga una inflación baja y estable, así como un sistema financiero sólido y bien capitalizado.

Algunos mostraron preocupación por la incertidumbre para la inversión. En particular, mencionaron los cambios recientes en las reglas para la participación del sector privado en la generación de electricidad con fuentes renovables. Uno señaló que esta medida afecta el proceso de competencia y libre concurrencia. Agregó que lo anterior se suma a otras acciones que modificaron las condiciones de los contratos una vez realizadas las inversiones, tales como la cancelación del NAIM, los litigios de la CFE con relación a los gasoductos, la cancelación de los Certificados de Energías Limpias y la suspensión de una planta cervecera.

Otro consideró que la crisis sanitaria, en combinación con factores idiosincrásicos, puede reducir el crecimiento potencial del país a niveles no vistos en muchos años, lo que implicaría elevados costos económicos y sociales. De ahí la necesidad de fortalecer los lazos de comunicación y colaboración con el sector privado con miras a crear un entorno propicio para la inversión. Añadió que para superar los retos derivados de la crisis e impulsar el crecimiento económico en el largo plazo se requiere de un enfoque de política balanceado. Destacó que lo anterior es importante ante el deterioro en los fundamentos económicos del país”.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.