Más allá de lo evidente

Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica

Share

Hace algunos días dimos cuenta sobre el reporte de la Comisión Reguladora de Energía sobre el avance que ha registrado la Generación Distribuida en todo el país.

Un documento que nos revela la importancia que va adquiriendo esta modalidad de energía fotovoltaica en México, tan relevante como colocar un sistema solar en si tuo en comunidades tan necesitadas como alejadas de los grandes centros urbanos como en los mismos centros tan dinámicos de las grandes metrópolis del país.

Varias han sido las inquietudes que el reporte de la CRE ha levantado entre los conocedores del tema que hoy presentamos un apunte que al respecto realizó para los lectores de nuestra revista digital Juan Pablo Robert Sañudo, quien es Director de Mercadotécnica de Enlight, una firma cien por ciento mexicana que con tan sólo algunos años ha logrado gran penetración en el mercado nacional y con acciones firmes se está abriendo paso fuera de las fronteras de México.

Este su comentario y su perspectiva.

Juan Pablo Robert Sañudo, Director de Mercadotécnica de Enlight

Las energías renovables en México están en plena expansión, pero por desgracia existe muy poca información pública, por lo que cuando la Comisión Reguladora de Energía emite el reporte de la evolución de los contratos de pequeña y mediana escala para generación distribuida, tanto los medios como la industria se abalanzan para descubrir su progreso, principalmente la solar, ya que representa el 99.3 por ciento de las tecnologías adoptadas en generación distribuida.

Los básicos ya han sido cubiertos en un sinnúmero de columnas y medios. Todos los interesados saben que existen 17,767 nuevos contratos por 124.99 MW, lo que nos coloca en 112,600 contratos totales desde 2017 y más de 817 MW instalados en el país. Sin embargo, los verdaderos detalles están entre líneas.

Si bien podemos ver la evolución general del mercado, el reporte no muestra todos los comparativos de un año contra otro. Al compararlo con el último reporte, correspondiente al cierre de 2018, podemos empezar a ver tendencias que vale la pena resaltar.

La primera es que, en términos de la capacidad instalada y contratos por rango de capacidad de las centrales eléctricas, los contratos de pequeña escala -menores a 50 kW- tuvieron un crecimiento de 19 por ciento en contratos y 17 por ciento de crecimiento en capacidad instalada. El hecho de que crezca más rápido el número de contratos que la capacidad instalada nos indica una tendencia de democratización de estas tecnologías, ya que cada vez usuarios más pequeños -como casas y pequeños negocios- están aprovechando la energía solar como una solución.

Por su parte, las centrales de más de 50 kW crecieron 27 por ciento en cantidad de contratos y 22 por ciento en capacidad instalada. Si bien en número de contratos sigue siendo significativamente menor a los de pequeña escala, su crecimiento fue más acelerado, probablemente por los aumentos de tarifas eléctricas que llegaron a ser de más del 100 por ciento el año pasado para este sector.

A nivel estado, Jalisco sigue arrasando con 6,291 contratos en este último semestre con más de 38 MW. En número de contratos le sigue en un muy lejano segundo lugar Chihuahua, con 1,748 nuevos contratos, mientras que en potencia instalada está Nuevo León, con 13.69 MW nuevos.

Un dato que parece no cuadrar es el de la Ciudad de México. Si bien es una de las cinco entidades con mayor adopción solar, según el crecimiento mostrado en el reporte, tuvo 318 nuevos contratos en este semestre para un total de 2.77 MW. Tan solo Enlight -la empresa líder en el sector solar- interconectó más sistemas en la Ciudad de México durante el mismo periodo que lo indicado por la CRE, por lo que habría que explorar más a fondo la fuente de información y qué parámetros utilizó la CRE para contabilizar los contratos de generación distribuida en la capital del país.

Por último, el esquema de contraprestación que sigue dominando es el de medición neta (Net Metering) con más de 82,948 contratos totales históricos en esta modalidad. La facturación neta cuenta con apenas 34 contratos y la venta total con 122.

Si bien el sector mostró una desaceleración contra los crecimientos de otros años, sigue presentando un avance significativo, por lo que podemos estar seguros de que las energías renovables en generación distribuida seguirán siendo adoptadas por la sociedad en sus casas y negocios, así como en el sector industrial.

 

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.