Más allá de rectificaciones, campos solares y eólicos parte de la solución para la electrificación de la península de Yucatán

Share

Manuel Bartlett, Director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) descartó cualquier riesgo de apagones en la península de Yucatán, al confirmar que la empresa cuenta con un margen de reserva operativa del 17.8 por ciento, para afrontar la demanda máxima en aquélla región.

De acuerdo con un oficio del Centro Nacional de Control de Energía que publicó pv-magazine Mexico, la empresa indica que la disponibilidad de generación que se tiene en la península, considerando la capacidad del enlace en la transmisión es de 2,628 MW, contra un requerimiento máximo de energía eléctrica -demanda máxima- de 2220 MW.

El Centro Nacional de Control de Energía, el CENACE, señaló que la península cuenta con una capacidad de 2 mil 453 MW en las centrales generadoras de ciclo combinado que operan en la zona, además de los enlaces con la Red Nacional de Transmisión a esa región, esto para hacer frente a la demanda máxima de energía prevista para el presente verano.

El CENACE alertó el lunes, al declarar estado operativo de emergencia para la península luego de que CFE Generación V, notificara una insuficiencia en el abasto de gas natural para las centrales de ciclo combinado de la región, así como incidencia de fallas fortuitas que disminuyera el grado la confiabilidad.

Pero ayer por la tarde, el mismo Centro Nacional de Control de Energía rectifica y aseguró que dicha emergencia “no cuenta con ningún fundamento” y si fuera el caso, quedaría como último recurso disponer de la capacidad adicional con la que cuenta CFE mediante líneas de interconexión con la península.

Alfonso Morcos Flores, director del CENACE: “La notificación preventiva fue realizada con el propósito de informar de manera transparente a los integrantes de la industria eléctrica para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, se lleven a cabo las medidas operativas necesarias, en el caso poco probable de que el Cenace llegase a declarar un estado operativo en emergencia del sistema en la Península de Yucatán, ya que actualmente no existen las condiciones que fundamenten esa declaratoria”.