Potenciar nuevos mercados para el almacenamiento de energía en baterías

Share

El trabajo de las grandes instituciones globales como lo es el BM, tiene un gran impacto que poco se ve y del cual poco se habla. Pero una gran parte de la población mundial es depositaria de sus beneficios.

Por segunda ocasión pv-magazine México, reproduce un texto de la institución financiera mundial para hacer frente al gran reto que significa el almacenamiento de la energía producida por la generación fotovoltaica y eólica en todo el mundo.

Es un documento elaborado por un grupo de expertos internacionales encabezado por  Riccardo Puliti, director y jefe del Departamento de Prácticas Mundiales de Energía e Industria Extractivas del Banco Mundial.

Director del Departamento de Prácticas Mundiales de Energía e Industrias Extractivas del Banco Mundial
Riccardo Puliti, Director del Departamento de Prácticas Mundiales de Energía e Industrias Extractivas del Banco Mundial

Banco Mundial

Al igual que el resto del mundo, México no escapa a este gran reto. La producción vía el sol y el viento genera cada vez más MW´s, y cada vez uno de los retos que mayor inquieta es su almacenamiento; el segundo reto igual en importancia es la modernización de la Red Eléctrica. Echar andar la inteligencia y la tecnología para las redes inteligentes gran responsabilidad de los gobiernos e instituciones globales.

Aquí reproducimos integro, el texto: “Potenciar nuevos mercados para el almacenamiento de energía en baterías”, publicado por el BM el pasado 26 de septiembre.

El panorama mundial de la energía está atravesando una transformación fundamental. El atractivo costo actual de la energía solar y eólica y las innovaciones tales como las estructuras solares flotantes y los techos solares hacen que la energía limpia sea una propuesta muy interesante para muchos países y mejoran las perspectivas de las iniciativas mundiales de lucha contra el cambio climático.

Las fuentes de energía renovables, como la solar y la eólica, representaron casi dos tercios de la nueva capacidad neta de generación eléctrica de todo el mundo en 2016, con aproximadamente 165 gigavatios (GW) de potencia disponible en ese año. Asimismo, se espera que la capacidad de la energía renovable se amplíe en más de 920 GW entre 2017 y 2022.

No obstante, aunque la energía solar y eólica está recibiendo más y más aceptación, no se cuenta con una solución generalizada para almacenar la electricidad que se produce y utilizarla cuando más se la necesite. El almacenamiento de energía -en particular, mediante baterías- puede ayudar a resolver ese problema.

Pero la tecnología de las baterías es costosa y aún no se aplica de forma amplia en proyectos de gran escala. Esta deficiencia es especialmente grave en los países en desarrollo, donde la energía eólica y solar presenta un gran potencial, la demanda de energía va en aumento y las grandes poblaciones a menudo no cuentan con un servicio eléctrico confiable y asequible.

Con un nuevo programa del Grupo Banco Mundial (GBM) se buscará resolver esta deficiencia.

Aceleración del Almacenamiento de Energía en Baterías como Instrumento de Desarrollo es un nuevo programa de alcance mundial, el primero en su tipo, destinado a acelerar el uso del almacenamiento de energía en baterías en los sistemas de energía eléctrica de países en desarrollo y de ingreso mediano. Se espera que este programa ayude a los países a ampliar la utilización de la energía renovable, incrementar la estabilidad de la red y pasar directamente a una nueva era de tecnología energética.

El GBM comprometerá USD 1000 millones en financiamiento para el programa, a través de canales como el fondo de tecnología limpia del Fondos de Inversión Climática (CTF por sus siglas en inglés). También tiene previsto obtener USD 1000 millones en fondos para el clima en condiciones concesionarias y movilizar al menos otros USD 3000 millones de los sectores público y privado. El objetivo es llegar a financiar 17,5 gigavatios por hora (GWh) de almacenamiento de energía en baterías para 2025, es decir, más del triple de los 4 GWh a 5 GWh instalados actualmente en todos los países en desarrollo.

El BM ya está adoptando medidas para abordar este desafío, y hasta la fecha ha financiado más del 15 por ciento de los esquemas de almacenamiento en baterías relacionado con la red en diferentes etapas de implementación en países en desarrollo. Esto incluye un proyecto combinado de energía solar y almacenamiento en baterías en Haití y una central eléctrica de emergencia en Gambia que utiliza la energía solar y el almacenamiento en baterías, así como numerosas minirredes en todo el mundo.

También ha trabajado en los últimos años con otros países para respaldar el uso de baterías junto con la generación de energía solar y eólica, con proyectos en preparación en África, Asia meridional, América Latina y el Caribe, y el Pacífico.

A través del nuevo programa de almacenamiento de energía en baterías, el GBM proporcionará respaldo en forma de inversiones a proyectos de energía renovable, como parques solares híbridos y minirredes, para reducir el costo y el riesgo de los componentes de estos mecanismos de almacenamiento.

El programa contribuirá a definir las políticas necesarias para incorporar el almacenamiento en baterías y establecer prácticas de adquisiciones a favor de tecnologías ecológicas y programas de reciclado.

También permitirá convocar a un grupo de estudio mundial dedicado al almacenamiento de energía en baterías, reuniendo a laboratorios nacionales, instituciones de investigación, entidades de desarrollo y organizaciones filantrópicas para fomentar la cooperación y la capacitación tecnológicas a nivel internacional, a fin de desarrollar y adaptar nuevas soluciones de almacenamiento según las necesidades y condiciones de los países en desarrollo.