El Centro de Innovación en Energías Renovables de Hermosillo

Share

Y todo surgió a partir del 2012, cuando la Universidad Tecnológica de Hermosillo lanzó su plan de estudios en Técnico Superior Universitario en Energías Renovables, enfocado al área solar. El centro es el primero dedicado a la experimentación y pruebas de energías renovables en aquella región de la República, el cual busca atraer a estudiantes, docentes, profesionales del área de eficiencia energética, gobierno, instituciones académicas y trabajadores de la industria.

El Centro de Innovación en Energías Renovables está concebido como un gran complejo de laboratorios y su diseño y orientación académica provocó que el Fondo Sectorial Conacyt-Sener de Sustentabilidad Energética, lo distinguiera como una propuesta ganadora de dicho fondo en 2014, por su construcción y equipamiento de laboratorio experimental y de educación en energía solar fotovoltaica, térmica e hidrógeno.

Centro de Innovación en Energías Renovables, UTH, Sonora
Centro de Innovación en Energías Renovables, UTH, Sonora

Fuente: Centro de Innovación en Energías Renovables, UTH.

Varios son sus objetivos en el corto plazo del centro, pero dos sobresalen por su inmediatez y por el desarrollo vertiginoso de la industria fotovoltaica nacional: convertirse en un sitio de investigación de referencia en México y simultáneamente en un prestador de servicios para la comunidad empresarial del país.

A 10 meses de su inauguración, el Centro de Innovación ha emprendido varias sesiones académicas de capacitación, difusión y promoción de eficiencia energética y sustentabilidad.

El Laboratorio de Fotovoltaica es quizá el más relevante del centro de estudios, cuenta con equipos de medición y monitoreo, y materiales para hacer prácticas para la certificación de estudiantes y colaboradores de empresas dedicadas a hacer proyectos solares. Es único en su género en el norte del país, por su tecnología de última generación.

En el Laboratorio de Termosolar se desarrollan prototipos de colectores y concentradores solares, que se someten a pruebas y mediciones para ser más eficientes en el aprovechamiento de la luz del astro rey y transformarla en calor o energía eléctrica.

El tercer laboratorio es el de Eficiencia Energética, por su naturaleza quizá el más próximo para satisfacer necesidades de varias industrias, pues pose equipos para hacer auditorías energéticas, un servicio que puede darse a diferentes empresas e instalaciones industriales para realizar cambios en sus instalaciones con el objetivo de convertirlos más eficientes, en términos energéticos.

Y otros dos laboratorios más con los que cuenta el centro de la Universidad Tecnológica de Hermosillo, son el de Hidrogeno y un quinto laboratorio en el cual l@s muchach@s podrán dar rienda suelta a su espíritu innovador para desarrollar cualquier tipo de proyecto, ya sea eléctrico, termosolar, de motores o secadores solares.

Los simuladores solares y energéticos no podrían estar ausentes de este centro universitario, se instalará un complejo sistema de computo para explorar todo lo relacionado con la energía producida por el sol.

No obstante, su muy corto periodo de vida, el centro ya ha ofrecido asistencia a entidades privadas y públicas, estas últimas al Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática y al Centro de Reproducción de Especies Marinas de Sonora.

Y para predicar con el ejemplo, el Centro de Innovación en Energías Renovables genera su propia energía a través de varios paneles fotovoltaicos instalados en el techo de los laboratorios, el cual genera 30 KW/hora, se buscará que en lo que resta del año logre su interconexión a la red de la Comisión Federal de Electricidad.