Sistemas de almacenamiento potencializando la eficiencia de las energías renovables

Share

La transición hacia las energías renovables se está produciendo a un ritmo más rápido de lo previsto. Un informe de la consultora EY establece que, la generación de energía renovable, principalmente eólica y solar, representará el 38 por ciento de la combinación de energía a nivel mundial para 2030 y el 62 por ciento para 2050.

Ante este panorama sobre la generación de energía a raíz de fuentes limpias, hace falta señalar que uno de los factores que antes se veía como una barrera es la variabilidad en la generación de energía, ya sea porque no siempre hay viento o no hay la suficiente radiación solar, pero este problema lo están resolviendo los sistemas de almacenamiento de energía en batería o BESS (Battery Energy Storage Systems).

Estos sistemas son los más usados para la acumulación energética, esto por las diversas ventajas que ofrecen, ya que no requieren mucho mantenimiento regular y tienen una mayor densidad de energía; es decir, pueden almacenar más energía en un menor espacio; los precios de las baterías de litio que utilizan han bajado casi un 90 por ciento, mientras que su densidad energética, es decir, la cantidad de energía almacenada ha aumentado más de un 50 por ciento.

Julian Willenbrock, director y fundador de Enlight y Manuel Ahumada socio director. Imagen de Jorge Zarco

Ricardo Nava, director de instalaciones, de Enlight, que brinda soluciones energéticas limpias, mencionó que la energía almacenada en BESS puede utilizarse en varias situaciones: “Con los sistemas podemos equilibrar la demanda y la generación variable de las fuentes renovables. Se puede almacenar energía en los momentos en que el costo del kilowatt hora es más bajo y liberarla cuando es más alto, lo que se traduce en ahorros para los consumidores. Además, la instalación de los sistemas no depende que haya una presa cercana o instalación de turbinas o sistemas muy complejos, sólo es necesaria la instalación de paneles solares en las instalaciones o parques industriales, incluso aislados de la red central, para que se pueda contar con la energía. Esto es parte de nuestra misión, la cual es ir más allá de simplemente proporcionar energía; aspiramos a ser catalizadores del cambio hacia un futuro sostenible”.

Datos presentados en 2021 por la Confederación Patronal de la República Mexicana, la Coparmex, estimaron que derivado de las interrupciones en el servicio de energía eléctrica registradas en el país se perdieron mil 500 millones de pesos. Existen industrias, como las de manufactura, que pueden tener pérdidas de hasta 6.45 millones de dólares por hora de paro.

Frente a estas realidades, los sistemas de almacenamiento también son útiles como soluciones para garantizar continuidad operativa y blindar la producción en caso de interrupción del servicio de energía eléctrica de la red, disminuyendo o incluso evitando pérdidas económicas por estos cortes de energía.

Una de las ventajas más conocidas de los BESS es que pueden suministrar energía de respaldo en caso de falla completa de la red o ante microcortes de energía que pueden afectar el funcionamiento de maquinaria sensible. Con amplia capacidad de almacenamiento y la integración de renovables, los BESS pueden respaldar operaciones durante períodos prolongados de tiempo; en cierta manera, este tipo de sistemas actúan como una fuente de alimentación ininterrumpida (UPS) pero con mucho mayor tiempo de suministro.

Datos del estudio de la plataforma Bloomberg NEF indican que se espera que los precios de las baterías de iones de litio y de los sistemas de almacenamiento de energía vuelvan a caer en 2024. El rápido crecimiento de la fabricación de baterías ha superado la demanda, lo que representa precios más bajos, los cuales son convenientes para los mercados de vehículos eléctricos y de almacenamiento estacionario.

El especialista de la empresa mexicana indica que existen varios puntos relevantes para construir un sistema de almacenamiento de energía en batería, entre ellos destaca el hacer una correcta selección de los proveedores de baterías y equipos. Esto es fundamental, ya que muchos fabricantes pueden ofrecer diferentes calidades de celdas, pero si éstas son poco homogéneas o bien operan en condiciones distintas unas de otras, la capacidad total del sistema se verá comprometida. Un segundo punto es el tener modelaciones horarias, es decir: cargar la batería cuando la tarifa eléctrica es baja y descargarla cuando es alta o cara. Ricardo Nava: “Si esto se modela bien, tenemos clientes que han alcanzado hasta un 40 por ciento de ahorro en su factura eléctrica gracias al desplazamiento de carga oportuno.”

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

México y la Inversión Extranjera Directa de los sectores energía y electromovilidad al 1er semestre del 2024
09 julio 2024 Marcelo Ebrard, quien será el titular de la Secretaría de Economía en el gobierno de la virtual Presidenta Electa, Claudia Sheinbaum, da a conocer una...