Puebla, Hidrógeno Verde y lo que sucede con el combustible de la Transición Energética en el Mundo

Share

La entidad del gobierno estatal que ha trazado desde su fundación en noviembre de 2019, varias líneas de trabajo en diferentes áreas del sector energético para su promoción y desarrollo de proyectos, hoy en un trabajo de difusión conjunta con la firma consultora Hinicio, dan a conocer un panorama global del Hidrógeno Verde a través de 10 preguntas clave en torno al combustible que está llamado a ser el protagonista de la Transición Energética global.

El documento busca aportar información puntual para que todos los interesados dentro y fuera del estado en conocer el combustible y su naciente industria lo hagan con bases sólidas en información y sí es en Puebla, donde decidan explorar proyectos, lo hagan con un apoyo puntual de la agencia que dirige Rodrigo Osorio, quien nos ofreció una vasta entrevista publicada en este sitio editorial hace tan solo algunas semanas.

Las 10 preguntas para entender el Hidrógeno Verde y por qué es una oportunidad para el estado, las daremos a conocer en pv-magazine México, a partir de esta que será la primera entrega editorial, insertaremos ligas que nos conducirán a otros contenidos para conocer más sobre este combustible y bajo qué modalidades y esquemas se desarrollan proyectos diversos en otros países.

Puebla y el Hidrógeno Verde. Imagen AEEP

Pregunta 1

¿Qué es el hidrógeno?

Cada vez es más común encontrar notas de divulgación científica y de desarrollo de proyectos de aprovechamiento energético del hidrógeno, pero ¿Qué es y cómo funciona?

El hidrógeno es un elemento químico en la naturaleza que, en condiciones ambientales, se presenta como un gas ligero, incoloro e inodoro. Está presente en casi todas las cosas, por ejemplo, en sustancias como los hidrocarburos, las grasas y el agua.

Se puede producir a partir del agua mediante un proceso llamado “electrólisis” en el que una corriente eléctrica separa las moléculas de agua en sus componentes principales: hidrógeno y oxígeno. Además, puede ser aprovechado ya sea como una fuente de energía o como un insumo químico renovable para la industria.

Imagen AEEP

El hidrógeno es:
• El elemento químico más liviano y abundante del universo. Es un gas incoloro e inoloro bajo condiciones atmosféricas
• Un vector o un portador energético: el hidrógeno permite almacenar y gestionar la energía eléctrica para ser aprovechada cuando el recurso renovable (sol, viento, etc) no está disponible. La energía de hidrógeno puede aprovecharse convirtiendo el gas en energía eléctrica o a través de la combustión
• Es un vehículo de descarbonización: el hidrógeno renovable permitirá descarbonizar procesos industriales que serían difíciles de electrificar con baterías, como los camiones mineros y reemplazar al hidrógeno proveniente de fuentes fósiles para procesos industriales que ya lo consumen, como la producción de amoniaco o de grasas alimenticias, como las margarinas.

El hidrógeno no es:

• Una fuente primaria de energía: en la tierra no se encuentra a este gas disuelto en el aire y su existencia en yacimientos bajo tierra no está probada. El hidrógeno debe producirse a partir de recursos y fuentes de energía primarias como el sol, el viento, el agua o combustibles fósiles
• Una sustancia peligrosa: los procesos de aprovechamiento de hidrógeno ocurren mediante reacciones químicas de baja temperatura (nunca de tipo nuclear) o en sistemas de combustión altamente controlados y seguros
• La única solución para la descarbonización del mundo: las tecnologías de hidrógeno tienen ventajas y desventajas frente a otras tecnologías limpias por lo que el futuro presentará un amplio menú de opciones para reemplazar los combustibles fósiles en los diferentes sectores industriales y de consumo de energía.

Pregunta 2

¿Por qué es importante el hidrógeno?

El hidrógeno se ha convertido en un tema central en las agendas energéticas de la comunidad internacional, especialmente en países como Chile, Canadá, España, Corea del Sur, Japón y Alemania, debido a que se posiciona como un vector energético que permitirá:

• Integrar sectores: El Hidrógeno Verde permitirá aprovechar las Energías Renovables en procesos altamente demandantes de energía. Al ser una sustancia con alta densidad energética en masa, permitirá concentrar la energía de grandes parques eólicos o fotovoltaicos en un gas químico comprimido que podrá transportarse y usarse en procesos industriales como la extracción minera, la producción de cemento y acero, la movilidad de carga, la generación de calor industrial o la producción de energía eléctrica y calor para edificaciones residenciales.

• Descarbonizar el transporte pesado: El hidrógeno complementará a las tecnologías de baterías para la descarbonización del transporte, especialmente en los segmentos de uso intensivo donde se requieren autonomías altas, disponibilidad máxima de los vehículos y una alta entrega de energía. El hidrógeno provee a los vehículos de una autonomía y disponibilidad para el uso similar a los vehículos de combustión interna, pero con un tren motriz eléctrico y libre de emisiones. Se prevé que los vehículos a hidrógeno tengan una alta penetración en los segmentos de carga pesada, vehículos mineros, autobuses de larga distancia y embarcaciones.

• Proveer energía a un amplio rango de aplicaciones: El hidrógeno es un combustible versátil cuyas tecnologías son modulares, por lo que se pueden utilizar en aplicaciones de baja demanda de energía como una casa (pocos kW de potencia) hasta en aplicaciones que demanden órdenes de magnitud mayores de energía, como la minería y la producción de calor industrial (varios MW de potencia).

• Descarbonizar el hidrógeno que actualmente consume el mundo: Desde finales del siglo XIX el hidrógeno se ha consumido en el mundo como una materia prima para la producción de grasas hidrogenadas, resinas, ácidos, amoniaco, entre otras sustancias. Este hidrógeno representó, en 2019, un volumen de 70 millones de toneladas en el mundo, de las cuales, 95 por ciento fueron producidas a través de reformado de gas metano o gasificación de carbón, lo cual representó la emisión de más de 590 millones de toneladas de CO2. Producir hidrógeno a partir de electrólisis representa una oportunidad de reducir esas emisiones asociadas al consumo industrial de hidrógeno.

• Rediseñar los mercados energéticos: El hidrógeno puede producirse a partir de los recursos renovables que cada país tenga (geotermia, energía hidráulica, sol o viento) y es un gas que puede ser fácilmente comprimido y licuado para su transportación. Lo anterior representa una oportunidad para generar un mercado internacional de Energías Renovables en forma de hidrógeno donde los roles mundiales podrían cambiar y países que eran típicamente importadores de combustibles fósiles podrían volverse exportadores de gas hidrógeno, como sería el caso de Chile.

Imagen AEEP

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.