Litio II

Share

Litio, la esencia para el nuevo almacenamiento de la energía. México séptimo país con las mayores reservas en el mundo.

Durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el colega periodista Ernesto Ledesma de Rompeviento TV, abordó el tema de litio y la situación que en México está adquiriendo este material básico en el almacenamiento de energía que hoy es generada por las tecnologías fotovoltaica y eólica.

Al plantear cómo es que las empresas mineras hoy se están haciendo de concesiones de yacimientos, ante la negativa del actual gobierno de ya no otorgar más, Ledesma solicitó al presidente su opinión, así como también la de Luis Alberto Arce Catacora, presidente de Bolivia, quien se encuentra de visita oficial en México.

La nación pluricultural sudamericana es hoy uno de los países con mayor producción de este material en el mundo, tras haber nacionalizado su industria y logrado altos niveles en su tratamiento.

El primer comentario al planteamiento del periodista la ofreció, el presidente de Bolivia.

Ernesto Ledesma, Rompeviento TV

Luis Alberto Arce Catacora: “Bueno, en realidad fue justamente este uno de los objetivos del golpe de Estado. Bolivia estaba avanzando, como bien lo mencionaba el periodista, en la industrialización, teníamos un acuerdo muy avanzado con una empresa alemana que, para Bolivia, que entraba como socio mayoritario en esta empresa, íbamos a beneficiarnos de la planta, la tecnología y todo ello en Bolivia para producir y exportar baterías de litio desde Bolivia.

Hasta ahí nosotros habíamos avanzado en la minería, nosotros estábamos ya en la separación del cloruro de potasio, el carbonato de litio, ya lo estábamos produciendo.

Es más, en el departamento de Cochabamba ya había una empresa que estaba produciendo vehículos con batería hecha en Bolivia; aunque evidentemente la producción era bastante pequeña, pero ya era prometedora, con litio boliviano teníamos nuestros propios vehículos que circulaban en ese departamento.

Y cuando estábamos por suscribir, justamente, el contrato con esta empresa alemana para que venga a Bolivia en definitiva y pueda construir la planta y empezar a producir baterías de litio, viene el golpe de Estado, que justamente uno de los pilares fue generar en el departamento Potosí, donde está la mayor reserva de litio que tenemos en el Salar de Uyuni, generar condiciones de protesta por -supuestamente- muy pocas regalías, que muy largo el contrato, el plazo del contrato con Alemania, empezaron justo a pocas semanas de llevarse las elecciones del año 2019.

El gobierno nacional, para evitar cualquier conmoción preelectoral, paralizó el proyecto, que después paradójicamente retomaba el gobierno de facto y había declaraciones del candidato a la Vicepresidencia, Samuel Doria Medina, que mencionaba: ‘Sería muy interesante que la empresa Tesla pudiera venir a Bolivia a industrializar el litio’, ya lo mencionaba.

Y a las pocas semanas también se conocía en las redes sociales una declaración de un alto ejecutivo de Tesla que decía que ellos van a hacer golpe de Estado allá a donde sea necesario.

Entonces, a nosotros nos quedó absolutamente claro que el objetivo económico del golpe de Estado era el control del litio boliviano, que felizmente, con el retorno de la democracia en Bolivia, el Estado recupera. Estamos reiniciando todo este elemento, todas estas negociaciones que se tenían con Alemania y, bueno, ¿Por qué no? abrirnos también a otros países que pudieran hacer un mejor trabajo y ofrecernos una mejor tecnología para el país.

Lo cierto, que hasta donde hemos podido avanzar estamos produciendo y exportando en realidad carbonato de… Perdón, cloruro de potasio y estamos en la producción de baterías de litio a muy pequeña escala para una fábrica de vehículos nuestro en Bolivia.

Por lo tanto, para nosotros el control de los recursos naturales es un tema estratégico.

La historia de Bolivia, como decía Marcelo Quiroga Santa Cruz, un gran pensador político boliviano, decía que la historia de Bolivia se traduce en la historia del saqueo de nuestros recursos naturales. Y justamente nuestro modelo ha puesto fin a ese saqueo de nuestros recursos naturales y el Estado es el que lo hace y se beneficia toda la población a través de estos mecanismos de redistribución del ingreso.”

El testimonio del presidente Andrés Manuel López Obrador: “Nosotros estamos analizando la posibilidad de tener una mayor participación en la explotación del litio, vamos a seguir revisando la importancia para nuestra economía de explotar este recurso natural.

En el caso de las concesiones, se dieron tantas en el periodo neoliberal que sí cuesta trabajo regular todo lo que significa el comercio, la venta de estas mismas concesiones; porque en sentido estricto se entregaron estas concesiones en demasía, no para producir ni oro ni planta ni cobre ni litio, sino fundamentalmente -aunque parezca increíble- para especular en el mercado financiero.

El tener una concesión significa el poder llevar a cabo operaciones en el marcado financiero.

Por eso llegaron a concesionar el 60 por ciento del territorio nacional, 120 millones de hectáreas.

¿Cuándo terminan de explotar 120 millones de hectáreas?

Pues nunca. Lo cierto es que se entregaron las concesiones con otro propósito, son muy pocas las concesiones que se están trabajando, donde hay inversión.
Es un poco lo que sucedió también con la Reforma Energética.

Se entregó el 20 por ciento de todo el territorio petrolero de México, el 20 por ciento en 107 contratos hace cinco años y se suponía que con esa entrega, con esa privatización, iba a llegar mucha inversión extranjera y se iba a producir más petróleo, se hablaba de que íbamos a estar produciendo para estos tiempos tres millones de barriles diarios.

¿Cuál fue la realidad?

No llegó la inversión extranjera y no llega ni a 20 mil barriles diarios lo que producen las empresas que tienen esas concesiones.

¿Por qué no las cancelamos?

Porque no queremos tener problema; además, como dejaron el 80 por ciento del territorio donde hay petróleo y estamos rehabilitando, modernizando, limpiando a Pemex, pues en ese 80 por ciento estamos explorando y produciendo petróleo.

Además, hay una cosa muy importante que tiene que ver con los recursos naturales. Nosotros ya tomamos la decisión de no producir más allá de lo que necesitamos para el abasto de nuestro mercado interno; o sea, vamos a cuidar este recurso que no es renovable, vamos a conservarlo y a dejar la herencia a las nuevas generaciones, porque no es sólo de nuestra generación, es de las que vienen. Entonces, no vamos a sobreexplotar.

Se llegó a producir en 2004, en 2003-2004, tres millones 400 mil barriles diarios de petróleo. Ahorita estamos a la mitad, lo que vamos a extraer de petróleo va a ser la mitad aproximadamente de lo que se extrajo durante el sexenio de Fox.

Y esto tiene que ver con la protección del medio ambiente. Lo digo porque ahora que se aprobó la ley eléctrica se argumentó mucho de que las empresas cuidaban el medio ambiente y estaban generando energía con recursos renovables, energías limpias y que el gobierno estaba optando por el quemar energías como el combustóleo, el carbón, el diésel, energías sucias. Pues no, estamos cuidando la materia prima, estamos cuidando el petróleo.

Y el caso del litio lo vamos también a revisar.

No tenemos nosotros problemas, porque en el tratado que se suscribió con Estados Unidos se acordó de que el manejo de los recursos naturales de México es una decisión soberana de los mexicanos.

El que se haya establecido esta cláusula en el acuerdo, en el Tratado de Libre Comercio, llevó a una negociación tensa, difícil, de más de una semana de rupturas de las pláticas con el gobierno de Estados Unidos; afortunadamente, se aceptó nuestra condición y no están comprometidos los recursos naturales de México, somos independientes para hacer de esos recursos naturales lo que más convenga a nuestro país y a nuestro pueblo.

Nosotros vamos a seguir garantizando que no se destruya el territorio, que se cuiden los recursos naturales y que se cuide la vida. No se van a entregar nuevas concesiones.

Y también decir que en el tiempo que llevamos se han cancelado concesiones, pero no por decisión de la autoridad, sino porque los que tenían estas concesiones y antes no pagaban impuestos -aunque la ley les demandaba que pagaran impuestos, siempre lograban que se les condonaran los impuestos-, como ahora ya no hay la condonación de impuestos porque está prohibido por la Constitución, que esa fue una de las reformas que se llevó a cabo, ahora esas concesiones las están devolviendo y se están recuperando para la nación.

Es un proceso que se ha venido dando desde que llegamos al gobierno. Ahora hay menos superficie concesionada porque, como no pueden evadir el pago de impuestos, prefieren entregar las concesiones. Pero ese es otro asunto.”

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.