“Enviaría una reforma a la Constitución”

Share

Sara Pablo, reportera Grupo Radio Fórmula

En la conferencia matutina del Presidente López Obrador de este miércoles 17 de marzo, Sara Pablo colega reportera de Grupo Radio Fórmula preguntó al presidente de la República si solicitara se investigue a otro juez que ha ejecutado nuevas órdenes judiciales que suspenden de forma eventual, la aplicación de la Ley a la Industria Eléctrica, a lo cual Andrés Manuel López Obrador contesto:

AMLO: “Sólo la queja que presentamos, pero también hay que transparentar todo. La vida pública tiene que ser cada vez más pública, la transparencia es una regla de oro de la democracia y no debe haber intocables.

El presidente de México ahora no tiene fueros, puede ser juzgado por cualquier delito como cualquier otro ciudadano, eso no sucedía; y si es así con el presidente, ¿por qué no va a ser así con otros servidores públicos?

Por eso también voy a enviar pronto una iniciativa de reforma para que no haya secreto, para que no se guarden los expedientes cuando se trata de servidores públicos que cometen actos de corrupción, porque, de acuerdo con el llamado Debido Proceso, se tienen que mantener estos expedientes en secreto.

Puede ser que, en el caso de particulares, para no violar sus Derechos Humanos, se reserven los nombres en los juicios; pero en el caso de un servidor público, el que roba, viola Derechos Humanos. Entonces, hay que transparentar la vida pública.”

Y sobre la posibilidad de proponer una Reforma Constitucional en materia eléctrica, si el tema de los amparos a la nueva legislación eléctrica prevalece, el Presidente respondió a Sara Pablo:

AMLO: “Sí, sí. Yo estoy seguro de que no es inconstitucional la reforma, pero si lo determinan jueces, magistrados, ministros, que es inconstitucional y que no puede proceder, enviaría yo una iniciativa de reforma a la Constitución, porque no puedo ser cómplice del robo, del atraco, no puedo aceptar que particulares dañen la hacienda pública y afecten la economía popular y sobre todo afecten la economía de los más pobres.

Porque privatización en México, en el periodo neoliberal, es sinónimo de corrupción. Se dedicaron a saquear, a robar, a hacer jugosos negocios al amparo del poder público y en el caso de la industria eléctrica y de la industria petrolera pues no tengo duda; pero no sólo eso, en los reclusorios, en la construcción de hospitales, en todo.

Entonces, era una banda de cuello blanco, lo que sucede es que no perdían ni siquiera su respetabilidad y decían que eran negocios, que estaban haciendo negocios cuando en realidad estaban robando. Muy mal para el país y muy bien para ellos.

Entonces, a eso se debe que se estén llevando a cabo estas reformas, porque así garantizamos que no aumente el precio de la luz.

Llevaron a cabo la Reforma Energética y desde que se aprobó la Reforma Energética empezaron a aumentar el precio de la luz, el precio de las gasolinas. Nosotros llevamos dos años cuatro meses y no ha aumentado el precio de las gasolinas, ni del diésel ni de la luz, y no van a aumentar los precios de los energéticos.

Entonces, para garantizar eso necesitamos que no haya corrupción y fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, que la querían destruir, y a Pemex, dejar todo a particulares, nacionales y extranjeros, todo al mercado y utilizar nada más al Estado para protegerlos, para rescatarlos en el caso que les fuera mal, como sucedió cuando el Fobaproa.

Miren lo que está sucediendo en Estados Unidos, en Texas, con el problema de la nevada. Les están llegando los recibos a los texanos con costos elevadísimos. Aquí nosotros resolvimos el problema en cinco días gracias a los trabajadores electricistas, a los técnicos.

Y sí, tuvimos un costo, pero menor, que no se va a transferir a los consumidores, es decir, no van a aumentar las tarifas.

¿Y por qué logramos resolver nosotros y ellos no pudieron?

Porque nosotros tenemos todavía afortunadamente el control de toda la red de distribución de energía y allá está fraccionada, privatizada, son distintas empresas.

Entonces, se viene una emergencia como la que se enfrentó y no tienen opción, no tienen salida, porque sus líneas de transmisión no abarcan la totalidad de Texas ni están conectadas con otros estados de la Unión Americana.

¿Cómo salimos nosotros?, ¿Dónde fue la falla?

En los estados del norte más cercanos a Texas.

¿De dónde se produjo energía para llevar a Monterrey?, porque faltaba, dado que se fueron a las nubes los precios del gas para producir la energía eléctrica.

De las plantas hidroeléctricas del Grijalva y de otras plantas que se echaron a andar y se subió energía y llegó la luz a todo el país.

Entonces, es un asunto de interés nacional, no de -con todo respeto- de la ambición de malandros, fifís. Entonces, vamos a continuar con esto.

Y ofrecemos disculpas por lo que se está haciendo, pero si no, pues vamos a pagar muy caro todos por la corrupción y vamos a heredar a las nuevas generaciones un país desecho. No, tenemos que entregar buenas cuentas. Y vamos a limpiar y se tiene que moralizar México, tenemos que purificar la vida pública del país. Y vale más que se vayan acostumbrando porque nosotros somos muy perseverantes.

Ahora que me estás preguntando que qué va a pasar si declaran inconstitucional la ley, va la reforma a la Constitución. Que necesitamos dos terceras partes para que se apruebe una reforma constitucional, pero que lo decida el pueblo.

Además, qué bien que vienen elecciones, porque por eso ellos están apostando a que no tengamos mayoría en la Cámara de Diputados para seguir manteniendo privilegios y seguir manteniendo el régimen de corrupción; nada más que el pueblo es sabio, es un pueblo con un instinto certero, sabe lo que está sucediendo por más campañas que haya.
Ayer en el New York Times, Krauze escribe pidiendo la intervención del presidente Biden para que venga él a moderarnos, Es el colmo. Imagínense, el de Coparmex, este señor Hoyos, le pedía al rey de España lo mismo, a Felipe VI, que viniera a llamarnos la atención; ahora Krauze en el New York Times pidiendo que venga el presidente Biden a regañarnos.

Pues ya, que deje de simular y que mejor les pida que lo nombren embajador de Estados Unidos en México, está vacante ese cargo, porque pues lo que está planteando es que se tenga un embajador como Henry Wilson, que preparó el golpe de Estado y el asesinato del presidente Madero.

Que, por cierto, otro Wilson, pero Woodrow Wilson, que era presidente de Estados Unidos, nunca reconoció a Huerta, siempre consideró que se había asesinado al presidente Madero. Y ese Woodrow Wilson, ese presidente, era demócrata.

Entonces, ¿cómo?, ¿haciendo el ridículo, a esos extremos? La verdad es que él es un empresario de la industria editorial que recibía muchos apoyos del gobierno anterior; más que historiador en sentido estricto, pues es un empresario editorial.

¿Y por qué en el New York Times?

Porque también la gran prensa tiene vinculaciones con las grandes corporaciones empresariales financieras en el mundo y carecen de ética.

No nos dejemos apantallar y siempre actuemos con apego a la verdad, eso es lo mejor.”

Y para terminar su intervención, Sara Pablo concluye con tres preguntas: “A la luz de estos amparos que se están solicitando, ¿Supongo, no hay diálogo con ninguna de las empresas en materia eléctrica?

Y también, usted ha dicho en estos días que grandes empresas no pagaban la luz como lo hacen los pequeños contribuyentes. ¿Bajo qué amparo de la ley se daba esta situación? Si de la propia reforma y si nos podría poner un ejemplo.”

AMLO: “Ah pues es que cualquier empresa se inscribía como otra, por ejemplo, con Iberdrola, como socio de una empresa productora de energía, aunque su ramo económico fuese el comercio y por ese hecho recibían un subsidio, o reciben un subsidio, y se los permitía la ley. Entonces, ese fue el cambio.

A ver si mañana damos a conocer de cuánto pagan de luz las corporaciones y se compara con lo que pagan de luz los mexicanos en sus domicilios, para que se entienda mejor.”

Sara Pablo: ¿Y no hay una negociación con ninguna empresa ahorita?

AMLO: “Sí, se está buscando eso, sí, está abierta la negociación, ya hay algunos que quieren llegar a acuerdos y estamos nosotros en la mejor disposición de que haya acuerdos, nada más que tiene que haber descuentos.

Es el caso de los reclusorios, imagínese que les dieron contratos. Lo repito porque es parecido.

O los gasoductos, contratos para traer gas. Se utilice o no se utilice el gas, hay que pagarlo y al final, a los 20 años, todas las instalaciones, los gasoductos, en vez de pasar a la Comisión Federal de Electricidad, se quedan como propiedad de las empresas.

Lo mismo que se hizo con la planta de etano para producir polietileno de Odebrecht. Imagínense, le entregaron un contrato en la época de Felipe Calderón, el 2010, para que Pemex le vendiera gas etano 75 por ciento más barato que lo que cuesta el gas en el mercado.

Y si Pemex -porque no tiene gas, lo tiene que importar- les falla, lo multaban.

¿Cuánto se llevaron así?

Pues como 10 mil millones de pesos.

Entonces, ¿qué se hizo?

Se terminó el contrato, no el de etano porque ese es un contrato a 20 años y si lo cancelábamos nos iban a acusar en tribunales internacionales; pero había -y eso no lo tenían en cuenta- un contrato, otro, de gas natural con Pemex que se venció.

Entonces, primero, no querían ningún arreglo, porque además prepotentes, no acostumbrados a hacer negocios lícitos, sino acostumbrados al influyentismo y al soborno.

Se les insistía: Vamos a revisar el contrato, es injusto. ‘No, no’. Pero se termina el contrato de gas y era un asunto ya legal decir: No voy a renovarte el contrato de gas.

Entonces, me consultaron y dije:

-No se va a renovar el contrato de gas.

-Pero se va a parar la planta.

-Se para.

Y entonces sí, ya llegaron y ya se llegó al acuerdo, ya nos entendimos y todos contentos, nada más que ya no vamos a pagar el subsidio de 75 por ciento, ya la entrega del etano no va a ser hasta el año 2040, sino hasta el 2024 y lo que tenía que pagar multas Pemex desde que llegamos hasta la fecha se cancela.

Entonces, eso es en beneficio de la nación, porque nosotros al final solamente somos administradores de los dineros del pueblo.

Es lo mismo de la industria eléctrica y es lo mismo en el caso del petróleo y en general. Entonces, todo esto lo expongo para que la gente se entere.

Y también decir que no todos los empresarios son así, la mayoría de los empresarios cumplen con sus responsabilidades sociales, pero con el neoliberalismo se fueron creando malas costumbres de no pagar impuestos, de tener empleados en el gobierno, de llevarse a trabajar, como Iberdrola, que se llevó de empleados a la secretaria de Energía, se lleva al Consejo de Administración de su empresa al presidente Felipe Calderón.

El expresidente Zedillo se va también de asesor a la empresa ferrocarrilera extranjera que se beneficia con la privatización de los ferrocarriles nacionales, termina y a quien le entrega los ferrocarriles lo contrata de asesor.

No hay un país en el mundo, o sea, que me digan dónde suceden estas cosas. Lo más cercano es España, que algunos expresidentes, ministros, los contratan las empresas españolas para hacer lobby, para hacer trámites en países de América Latina, para mantener contratos o conseguir nuevos contratos, pero es lo único, eso no pasa, o sea, es muy raro que suceda en otros países.

Por eso también hay una reforma que se hizo reciente para que el que trabaje en el gobierno, terminando, no pueda de inmediato irse a trabajar a una empresa privada, eso ya se terminó.

Porque los directores de Pemex a las empresas particulares, secretarios de Energía y de otros cargos, los que llevaron a cabo lo del rescate financiero cuando el Fobaproa a trabajar a los bancos particulares, a los bancos que se les benefició, entonces los contrataron después. Una vergüenza, entonces ya no.”

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.