“Los programas gubernamentales en el financiamiento a la industria (pequeñas y medianas empresas) no han sido suficientes, pero no son necesarios”

Share

Hoy, una nueva entrega de nuestra sección editorial, Los rostros del sector fotovoltaico mexicano: Finsolar, una empresa del sector financiero dedica a apoyar proyectos solares desde Baja California hasta la península de Yucatán.

Es la voz de su director-fundador Ian De La Garza: “La motivación principal de nuestra organización surgió a partir de que había pocas alternativas de financiamiento para las empresas e industrias que se querían sumar a la generación de energía vía el factor fotovoltaico, ello en el año 2018, cuando arrancamos operaciones”.

Foto: Finsolar

Son contadas las firmas mexicanas especializadas en apoyar desde la perspectiva financiera a unidades económicas que contemplan una nueva alternativa para hacer frente a la generación de energía limpia y barata dentro del país, en ese contexto surge la oportunidad para empresas como la que hoy nos ocupa.

Ian nos cuenta que el arranque de esta financiera no fue diferente al resto de las empresas que conforman la cadena de valar de la industria de las Energías Renovables en el país: “En el arranque de nuestra empresa, fueron largas las sesiones de trabajo para generar la estrategia, plantear los objetivos, desarrollar el modelo de negocio, negociar las alianzas como la que actualmente tenemos con First Solar, líder en la innovación de módulos fotovoltaicos. Ha sido una constante entre flexibilidad-apertura y visión-resiliencia. Aunque muy pocas empresas financieras como la nuestra había hasta hace tres años, nosotros nos abrimos brecha de manera sólida entre instituciones como Cibanco, Banverde, Energía Real, entre otras.”

Foto: First Solar

Foto: First Solar

Desde la esfera del financiamiento, el director general de Finsolar nos comparte su visión del porque empresas del sector surgen y desaparecen del escenario, teniendo una permanencia breve: “En el caso de desarrolladores quedaron fuera por la fragmentación de la industria y por la hiper competencia. En la industria solar es difícil salirse del ´océano rojo´ de competidores a través de la diferenciación o economías de escala. En el caso de financieras por la parte comercial es difícil reunir una cartera de proyectos sólida de clientes que califiquen y acepten la propuesta económica u ofertas actualizadas. Los plazos de financiamiento eran muy largos y el descuento, poco.”

En este contexto financiero, los retos de la empresa que nos ocupa no fueron menores: “Al principio el reto fue poder definir el modelo de negocio en base al marco regulatorio actual tan cambiante. Sin embargo, el reto principal se encuentra en informar a los clientes sobre las alternativas que tienen a la mano para instalar paneles solares, sus ventajas económicas, ambientales, sociales, de seguridad y el bajo riesgo que tienen este tipo de proyectos. Considerando este panorama, nuestros primeros logros fueron: El primer cierre de nuestra inversión corporativa por más de 1.5 millones de dólares. El segundo fue el fondeo de 2.5 millones de dólares y el de un inversionista de Silicon Valley y el tercero la estructuración de créditos en sociedad con otro fondo. Es importante mencionar que todo lo descrito se desarrolló en un entorno con muchos retos y cambios con un intenso trabajo en equipo que nos ha llevado a lograr todos nuestros objetivos. Continuaremos yendo por más.”

De acuerdo con lo mencionado por Ian, Finsolar ha colaborado en la instalación de 50 MW, contando el agregado de los socios.

Foto: Finsolar

Sobre el tema de Contenido Nacional e Innovación en nuestra industria fotovoltaica, esta es su opinión: “En el concepto de maquiladora si se produce bastante equipo, como por ejemplo Sunpower. En cuanto a manufactura nacional, existen algunas plantas total o parcialmente integradas. Sin embargo, estas se enfrentan a retos de economías de escala y diferenciación. Este segmento si necesitan incentivos del gobierno para competir con las importaciones. En cuanto a innovación sí se produce, pero en empresas de reciente creación que se encuentran en etapas tempranas. Estas empresas requieren un ecosistema de capital y aceleramiento que, si bien existe, no todas lo aprovechan. Esperamos que la actual crisis económica generada por el Covid-19, genere aún más emprendimientos y reinvención de modelos y empresas. Si hay tres o cuatro ejemplos puntuales de empresas innovadoras en la industria que hay que celebrar como la nuestra. Pero en cuanto a la banca comercial tradicional nuestra opinión es que son muy convencionales y no son atractivos para el segmento al que van dirigidos.”

Al preguntar sobre una autocrítica en el desarrollo que ha registrado la industria solar nacional, Ian nos ofrece su opinión: “El único punto que consideramos un tropiezo está enraizado en la cultura de nuestro país y esto se refleja en esta industria. Me refiero a la colaboración entre individuos, empresas y asociaciones. Hay cierto individualismo y todos jalan para diferentes lados sin ver tanto el beneficio que puede tener la colaboración en una industria naciente. Esto se traduce en una fuerza muy distribuida que no genera contundencia.”

Para concluir, Ian De la Garza reitera la visión sobre el financiamiento que existe en México en la industria sobre todo en el sector fotovoltaico comercial e industrial: “No han sido suficiente el financiamiento gubernamental, pero no es necesario. Hoy en día con alternativas como Finsolar no se requieren subsidios para que haga sentido financiero. Además, existe una creciente conciencia ambiental generalizada en las nuevas generaciones que están al frente de las direcciones empresariales. En cuanto al tema de la regulación el asunto es diferente. Si sería de gran ayuda modificaciones reales que permitan más modelos de negocios distintos como por ejemplo, la figura de generación Comunidad Solar, esquema conocido en inglés como el Community Solar. También el establecer un limite más alto en cuanto a Generación Distribuida o la eliminación total de aranceles, etc.”

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.