Tres grandes cosas que la administración Biden puede hacer por el Cambio Climático

Share

Una reflexión de The Climate Reality Project, en el que se recogen las ideas torales sobre Cambio Climático y sus caminos para encarar sus efectos, ideas del fundador de esta Organización Internacional no Gubernamental y quien fuera el ex vicepresidente de los Estados Unidos: Al Gore.

Captura de video: Foto: The Climate Reality Project on Ted.com

Las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020 terminaron y se han contado ya los votos. Los estadounidenses han elegido a Joe Biden como presidente de los Estados Unidos para los próximos cuatro años.

Para el ex vicepresidente de Estados Unidos y fundador de The Climate Reality Project, Al Gore, la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales marca el comienzo de un nuevo compromiso de gobierno que conducirá a Estados Unidos hacia adelante con principios, compasión y una fuerte convicción moral.

Asimismo, declaró que “Estamos en un punto de inflexión en la lucha global para resolver la crisis climática. El presidente electo Biden y la vicepresidenta electa Harris tienen una oportunidad sin precedentes para reafirmar el liderazgo estadounidense en materia climática y aprovechar los enormes beneficios de una economía de energía limpia. Al hacerlo, Joe Biden puede ayudar a sanar las divisiones en el país, mejorar en gran medida la salud y tomar el liderazgo necesario para erradicar el virus, poner fin a la recesión y reparar las profundas y duraderas heridas del racismo e injusticia estructurales e institucionales”.

Y ahora es el momento de empezar a trabajar. Con el mundo cada vez con mayores temperaturas y cada año rompiendo récords de calor, la acción urgente para poner fin a la crisis climática no puede esperar. La buena noticia es que la administración de Biden ha hecho grandes promesas en lo que respecta a la acción climática. Pero sabemos que nunca es tan simple. Por ello, The Climate Reality Project ha sugerido tres cosas que el presidente electo Joe Biden y su administración pueden hacer en sus primeros 100 días y que le mostrarían al mundo que Estados Unidos está de regreso y listo para atender el tema climático sin concesiones, sin medias tintas, sino con acción climática urgente y real antes de que sea demasiado tarde.

El presidente electo Biden debe volver a comprometer inmediatamente a Estados Unidos con el Acuerdo de París

 

Jorge Zarco, Pv-magazine México: La meta global es no incrementar la temperatura de nuestro planeta más allá del 1.5° durante el resto del presente siglo

Tras el anuncio en junio de 2017 de que Estados Unidos se retiraría del acuerdo, un número importante de ciudades y estados tomaron su futuro en sus propias manos y decidieron no esperar a que el gobierno federal actuara en materia climática. Tomaron compromisos con proyectos de electricidad 100 por ciento renovable, la mejora del transporte público y la eficiencia energética.

Sin embargo, si tenemos la esperanza de alcanzar el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global en 1.5 grados centígrados o menos y prevenir lo peor de la crisis climática, Estados Unidos no sólo debe volver al Acuerdo de París, sino debe adoptar compromisos nuevos y más ambiciosos de reducción de Gases de Efecto Invernadero y poner a trabajar toda la gama de herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para ayudar a que otros países también aumenten sus ambiciones.

Reconstruir Estados Unidos con energía limpia y empleos verdes

De acuerdo con los planes del presidente electo Biden para la recuperación económica de la pandemia de COVID-19 afirman que “cree que no es el momento de volver a construir como eran antes, con las debilidades y desigualdades estructurales de la vieja economía aún vigentes”. Este es el momento de imaginar y construir una nueva economía estadounidense.

Estamos de acuerdo y eso significa que cualquier estímulo económico debe tomar en cuenta la economía en crisis, la pandemia de COVID-19, la creciente crisis climática y la injusticia racial juntos, utilizando energía limpia y acción climática para crear millones de buenos empleos verdes. Revitalizar las comunidades, acelerar una Transición Energética e impulsar una recuperación equitativa y justa.

Hay tremendas posibilidades aquí, desde aumentar el gasto en la climatización de viviendas de ingresos bajos y moderados y enviar miles de millones a alcaldes y líderes locales para reducir las emisiones hasta aumentar los incentivos para las Energías Renovables, los vehículos eléctricos y la construcción ecológica y establecer un estándar nacional de electricidad limpia con el objetivo de alcanzar un 100 por ciento de electricidad limpia para 2035.

Derogar retrocesos ambientales

Biden ha sido claro: tiene la intención de usar el poder de la acción ejecutiva para tomar medidas climáticas. En muchos casos, tiene la intención de revertir los retrocesos de los últimos cuatro años que incluyen:

● Limitar fuertemente las emisiones de metano permitidas para nuevas operaciones de petróleo y gas
● Asegurarse de que toda la infraestructura del gobierno de Estados Unidos construida bajo su mando sea eficiente y adaptada al cambio climático
● Usar el poder adquisitivo del gobierno federal para impulsar la innovación y la inversión hacia un 100 por ciento de energía renovable
● Promulgar nuevos y rigurosos estándares de ahorro de combustible para vehículos que promuevan la transición de los motores de combustión interna a favor de los vehículos eléctricos
● Prohibir nuevos permisos de petróleo y gas en tierras y aguas públicas, reforestar muchas áreas y, cuando corresponda, desarrollar Energías Renovables en tierras y aguas federales, “con el objetivo de duplicar la energía eólica marina para 2030″

Sobre la decisión de incluir a John Kerry en el gabinete de Biden en respuesta a la crisis climática, una de las amenazas de seguridad nacional más urgentes que enfrenta el mundo, Ken Berlin, CEO de The Climate Reality Project apuntó: “El secretario Kerry ha demostrado durante mucho tiempo su compromiso profundo y duradero para abordar la crisis climática, y durante su tiempo como secretario de Estado, su liderazgo diplomático probado ayudó a allanar el camino para el histórico Acuerdo de París. El nombramiento del secretario Kerry para el primer papel de este tipo centrado en el clima en el Consejo de Seguridad Nacional es un primer paso importante hacia el restablecimiento de una respuesta federal sólida y cohesiva a la crisis climática y la restauración del liderazgo de Estados Unidos sobre el clima tanto en casa como en extranjero”.

No obstante, no podemos dar por sentado que estas acciones ocurrirán por sí solas. Tenemos que alzar la voz para asegurarnos de que todos nuestros líderes alrededor del mundo tomen las medidas necesarias para que se produzca el cambio que necesitamos.

Al Gore finalizó “Con un liderazgo fuerte y comprometido en todos los niveles de gobierno y una ciudadanía comprometida, tengo más esperanzas que nunca de que podamos resolver y resolveremos la crisis climática y, juntos, marcar el comienzo de una nueva era de prosperidad y oportunidades para todos”.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.