Líderes empresariales que aplican nuevas prácticas energéticas para generar grandes ahorros durante Covid-19

Share

En esta nueva propuesta editorial de Víctor Ureta, integrante del equipo ejecutivo de Acclaim Energy, nos abre el panorama sobre cómo vislumbrar y manejar el tema del abasto energético en la actual crisis sanitaria. Un tema que no es nuevo, pero ante el actual contexto adquiere particularidades novedosas, suficientes como para ser consideradas.

Aquí el texto íntegro de un experto analista en temas de energía eléctrica.

Víctor Ureta: Director de Operaciones y Riesgo de Acclaim Energy.

Víctor Ureta

Ya sea que piense que la pandemia de salud actual es solo una gripe o se dé cuenta de que es una amenaza real, nadie puede negar que está causando estragos en México y en el mundo desde un punto de vista personal y económico. Sin embargo, también ha dado a las grandes empresas tiempo para reflexionar y revisar su estrategia, lo que significa generar grandes oportunidades a través de la evaluación y revisión de sus objetivos financieros y operativos de negocio.

Todos sabemos que muchas cosas pueden nunca volver a la “normalidad”; por ejemplo, en el cuidado de la salud, la escolaridad, el desarrollo social de nuestros hijos y en la interacción entre nosotros. Sin embargo, ya sea que vea el vaso lleno o medio vacío, debemos comprometernos a trabajar juntos para asegurarnos de salir de esta crisis en la mejor forma posible.

La economía de México, en su historia, ha pasado por muchos desafíos y así como en esos casos, prevaleceremos una vez más, siempre y cuando usemos este tiempo para revaluar cómo operamos nuestros negocios de tal manera que se reactive la economía.

En este contexto, Acclaim Energy ha estado estudiando tanto el mercado energético como a los grandes consumidores y tiene claro que las empresas que emprenden la revisión de sus contratos, su perfil energético, costos y consumo, descubrirán que han surgido nuevas oportunidades que apoyarán a crear un plan estratégico de energía para reducir costos, acelerar cumplimiento de metas de sustentabilidad y mejorar la confiabilidad del suministro hacía el futuro. Esta afirmación no es anecdótica, sino objetiva, ya que un gran número de empresas son ya beneficiadas y otras cuentan con la oportunidad de beneficiarse de múltiples maneras, al tomar los siguientes pasos.

¿Cómo puede prosperar mi negocio en este momento?

Si la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aún suministra energía a su negocio se recomienda que, durante este período de volatilidad, su equipo busque activamente alternativas de suministro, ya sea cambiar de proveedor o alguna solución de generación en sitio para mejorar la confiabilidad y disfrutar de un mayor grado de independencia del suministro, según sean sus necesidades.

En este momento, el mercado es muy competitivo y se pueden lograr ahorros significativos a través de contratos en Suministro Calificado o en esquema de autoabastecimiento.

Actualmente, los clientes comerciales están ahorrando en promedio entre 10 por ciento y 25 por ciento dependiendo del área del país en el que se encuentren y la estructura de producto que seleccionen. Además, las soluciones de generación en sitio se están volviendo cada vez más populares y pueden ser una alternativa interesante al contrato tradicional de suministro de energía.

Independientemente de si su empresa decide encontrar un proveedor alterno a CFE o tiene capacidades de generación en sitio, es muy importante que su empresa comprenda los riesgos y factores asociados con cada alternativa, como la exposición al USD/MXN, los riesgos de congestión o los costos de financiamiento antes de tomar cualquier decisión.

Según la experiencia de Acclaim Energy, muchas empresas se lanzaron a firmar acuerdos de suministro o implementar soluciones de generación en sitio sin una comprensión adecuada de los riesgos y ahora lo lamentan, porque los ahorros y los costos no son los inicialmente previstos.

También, habrá que considerar que el mundo ha cambiado y esto puede empezar a impactar a su presupuesto energético si su empresa ya está en un contrato de suministro en curso. Estas afectaciones se pueden traducir en ahorros esperados comprimidos en base a fórmulas, riesgos asumidos y términos y condiciones que se ven impactadas, lo cual típicamente reduce beneficios.

Nuestra recomendación es hacer una auditoría del contrato de suministro para determinar la aplicación correcta de los distintos elementos contractuales, revisar que las facturas sean reflejo real de las condiciones estipuladas y también evaluar las variables que puedan ser optimizadas.

Muchos de estos contratos cuentan con opcionalidad que, por falta de entendimiento y seguimiento, no son aprovechadas. Algunos ejemplos de posibles optimizaciones serían establecer el tipo de cambio o el precio del gas natural que muchas veces actúan como variables fluctuantes.

En este caso, se puede aprovechar el escenario actual del bajo precio de gas natural que ha disminuido más del 20 por ciento desde principios de 2020.

Las auditorías de contrato son muy importantes, y no conllevan mucho tiempo. Sirven para descubrir si el contrato se aplica correctamente y para identificar áreas de oportunidad inmediatas que puedan arrojar beneficios para el consumidor.

En la mayoría de las auditorías realizadas por nuestro equipo, si no todas, se han identificado errores y malas interpretaciones, incluida la no aplicación de ciertas obligaciones contractuales por parte del proveedor, la aplicación incorrecta de las condiciones económicas del contrato y más.

Estos errores pueden ser muy significativos y pueden sumar millones de dólares durante un período prolongado de tiempo, como lo ha demostrado Acclaim Energy en diversas auditorías. Esta práctica pudiera ser la solución para apoyar a su empresa a salir adelante en esta crisis económica que ya inicia.

Finalmente, estos momentos de “pausa” también brindan a las empresas la oportunidad de desarrollar e implementar un plan para cumplir con el Código de Red, regulación que establece los criterios técnicos mínimos para garantizar la confiabilidad de la red y la calidad de la energía de la que depende.

Las empresas de media y alta tensión están obligadas a cumplir con el Código de Red y de no hacerlo, pueden generar sanciones financieras significativas por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y estas pueden sumar hasta varios millones de pesos.

En segundo lugar, debemos enfatizar en la conexión que existe entre el Código de Red y el ahorro de costos de energía a mediano y largo plazo. La iniciativa tiene como objetivo mejorar la eficiencia del consumo de energía alrededor del país, lo que significa un eventual beneficio para las empresas y la infraestructura en México.

La experiencia sugiere que los eventos epidémicos y pandémicos son transitorios. Por lo tanto, nos alienta a explorar algunos de los puntos anteriores, ya que este período incierto y problemático también está dando paso a nuevas oportunidades para mejorar la eficiencia, la reducción de costos y la mitigación de riesgos futuros.

No explorar y aprovechar algunas de estas recomendaciones puede tener graves consecuencias en el futuro.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.