El mundo lograría un “dividendo de género” de 172 billones de dólares si se cerraran las brechas entre los ingresos que obtienen hombres y mujeres a lo largo de su vida

Share

Un nuevo informe del Grupo Banco Mundial dado a conocer poco antes del Día Internacional de la Mujer muestra que el mundo podría alcanzar un “dividendo de género” de 172 billones de dólares si se cerraran las brechas entre los ingresos que obtienen los hombres y las mujeres a lo largo de su vida.

En el estudio titulado How Large is the Gender Dividend? Measuring Selected Impacts and Costs of Gender Inequality (¿Cuán grande es el dividendo de género? Medición de impactos y costos seleccionados de la desigualdad de género) se concluye que, si las mujeres ganaran igual que los hombres, la riqueza de capital humano a nivel mundial se incrementaría alrededor de un 20 por ciento y la riqueza de capital humano de las mujeres podría aumentar más del 50 por ciento.

“Este informe se apoya en investigaciones realizadas en el pasado para destacar el costo de la brecha de ingreso por género, que impide a los países desarrollar su máximo potencial”, declaró Caren Grown, directora superior del área de género del Grupo Banco Mundial: “Las oportunidades que tienen las mujeres de obtener ingresos a lo largo de su vida pueden mejorarse si se adoptan medidas que permitan redistribuir las responsabilidades de cuidado y establecer un equilibrio entre ellas, y generar una reserva de candidatas preparadas para ocupar los puestos que sean necesarios cerrando la brecha de género en el empleo y la actividad empresarial, y si se eliminan las leyes discriminatorias y las normas sociales restrictivas que obstaculizan el avance de las mujeres y las niñas”.

En el informe, respaldado por el Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá, se examinan, además de la brecha de ingreso, otros aspectos de la desigualdad, a saber: los niveles educativos alcanzados, el matrimonio infantil y el embarazo prematuro; la fertilidad y el crecimiento demográfico; la salud, la nutrición, el bienestar y la violencia, y la capacidad de acción, la toma de decisiones y el capital social. Se concluye lo siguiente:

  • La desigualdad de género afecta a las mujeres a lo largo de su vida, pero resulta especialmente perjudicial en la adolescencia
  • El matrimonio infantil y el embarazo prematuro tienen impactos negativos prolongados en la salud de las mujeres jóvenes y sus hijos, y acentúan las desigualdades de género
  • La desigualdad de género afecta muchos resultados en términos de desarrollo y genera impactos intergeneracionales considerables

“Se necesitan inversiones para crear oportunidades para las mujeres y las niñas a lo largo de su vida, retrasar el matrimonio y la maternidad, e incrementar la riqueza de capital humano”, afirmó el autor principal del informe, Quentin Wodon, economista principal del Grupo Banco Mundial.

El Grupo Banco Mundial también dio a conocer datos sobre los obstáculos legales que han limitado las oportunidades de empleo y emprendimientos comerciales de las mujeres durante los últimos 50 años, proporcionando información valiosa sobre la manera en que los derechos de la mujer han evolucionado a nivel mundial.

Los datos, que amplían la serie cronológica establecida en el programa Mujer, Empresa y el Derecho (i), muestran que en 1970 las mujeres tenían, en promedio, solo la mitad de los derechos legales de los hombres en las áreas analizadas; en la actualidad, dicho porcentaje asciende a tres cuartos. A nivel mundial, en 50 años se llevó a cabo un total de 1518 reformas, que generaron cambios radicales en las leyes que afectan la decisión de las mujeres de trabajar. Si bien se han registrado avances, estas tendencias subrayan la necesidad de acelerar las reformas, sobre todo en las leyes que afectan el trabajo de las mujeres después de tener hijos, de manera que las niñas no se vean obligadas a esperar 50 años más para tomar las decisiones que más les convengan y les permitan desarrollar plenamente su potencial.

El informe How Large is the Gender Dividend? sigue la misma línea que el estudio titulado Unrealized Potential: The High Cost of Gender Inequality in Earnings (Potencial desaprovechado: El alto costo de la desigualdad de género en los ingresos), (i) publicado en mayo de 2018.

En el informe Mujer, empresa y el derecho 2020 se proporciona el análisis más reciente de las reformas realizadas entre 2017 y 2019.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.