Los mercados también me quieren a mí: Arturo Herrera, Secretario de Hacienda

Share

Porque en México a todos interesa y los actores e instituciones de la industria de la Energía no son la excepción, las primeras declaraciones de Arturo Herrera, nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Pronunciamientos en “primera persona”, formulados durante su primera conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Los objetivos centrales de la Secretaría de Hacienda son:

1. Garantizar la estabilidad macroeconómica
2. Manejo responsable de las finanzas públicas. Tener un superávit primario del 1 por ciento del Producto Interno Bruto para el 2019. Se conseguirá el objetivo porque las finanzas públicas están   en línea para alcanzarlo
3. Mantener un marco macroeconómico sólido con estricto respeto a la Autonomía del Banco de México
4. México cuenta con finanzas públicas y privadas sanas. El sistema financiero mexicano y el bancario en particular, registran altos niveles de capitalización

Las finanzas públicas cuentan con una coraza importante que permite navegar ante circunstancias difíciles, sí se diera el caso.

El fondo de estabilización de los ingresos públicos tiene 300 mil millones de pesos.

El fondo de estabilización de los ingresos de las entidades federativas tiene casi 92 mil millones de pesos.

Estos dos datos reflejan que las finanzas federales y de los estados están blindadas.

Las reservas internacionales del Banco de México llegan a 179 mil millones de pesos.

México tiene una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional por 74 mil millones de dólares.

Línea de crédito con el Tesoro Norteamericano por nueve mil millones de dólares.

Las cifras señaladas son una condición necesaria para recorrer una senda del crecimiento económico más incluyente, balanceado entre las regiones del país y más equitativo entre todos los sectores.

México es la economía número 15 a nivel internacional.

En relación con el poder de paridad de compra, la economía mexicana ocupa la posición número 11.

México ocupa el lugar décimo tamaño por población.

El superávit primario del 1 por ciento para el 2019, va en línea con una estrategia de estabilización del ritmo del crecimiento de la deuda.

En el 2008, la deuda mexicana representaba casi el 28 por ciento del PIB.

En el 2016, llegó a un pico del 49 por ciento del PIB.

Al 8 de julio del 2019, la deuda está por abajo del 45 por ciento del PIB.

La deuda es manejable, se requiere llevarla a los niveles previos al 2008.

Para ello se requiere no sólo tener un superávit primario durante el presente año sino durante el resto de la actual administración federal.

Para el 2019, el superávit primario será similar al presente año, pero se dará a conocer el 8 de septiembre, cuando se presente el paquete económico del gobierno federal para el 2020.

PEMEX es central para la economía del país y para las finanzas públicas.

El apoyo continuara en PEMEX.

Durante los primeros meses de la presente administración federal se ha venido reduciendo la carga fiscal de Petróleos Mexicanos, una carga que no está en línea con aquella que se observa en otros países.

PEMEX presentará su plan de negocios en los próximos días.

El plan de negocios tiene un énfasis muy importante en la inversión en exploración y producción. Factores centrales para “darle la vuelta a PEMEX”, situación que la empresa ya se está colocando en esa trayectoria.

En 2004, PEMEX producía alrededor de 3.4 millones de barriles diarios.

En el 2012, producía 2.4 millones de barriles diarios.

En diciembre del 2018, al tomar posesión la presente administración federal, la producción era un poco menos de 1.8 millones de barriles diarios.

La caída que se venía observando en los últimos 14 años ha sido prácticamente estabilizada por PEMEX.

El programa de inversión en exploración y producción está apuntando para conocer cómo se revierte la trayectoria y llevar a PEMEX a niveles de producción que se tenían hasta hace algunos lustros.

Para lograr esta meta, el elemento central es eliminar de manera paulatina la carga tributaria excesiva que tenía.

La inversión que se hará en la refinería Dos Bocas, comparándola con el total de la inversión que se hará en exploración y producción es relativamente menor.

El Presidente de la República y el exsecretario Carlos Urzua, me otorgaron, en su momento, la oportunidad de formar un equipo de colaboradores altamente capacitado en los aspectos técnicos, profesional y comprometido con el país.

Bajo la subsecretaría a mi cargo tenía la responsabilidad de los temas macroeconómicos, financieros y fiscales.

Como encargado de la Subsecretaría de Ingresos, responsable de la política tributaria, no tuve ninguna cortapisa para formar un equipo de trabajo con las características señaladas.

Tengo gran confianza en el equipo hacendario y espero trabajar con él de manera coordinada.

La relación que se ha tenido con los mercados internacionales es de extraordinaria confianza y constructiva. Basta recordar tres operaciones realizadas en los últimos seis meses:
Colocación de dos mil millones de dólares realizada en el mercado de Estados Unidos en el pasado mes de enero
Colocación por dos mil 500 millones de Euros a inicio de abril en el mercado europeo
Colocación por el equivalente a mil 500 millones de dólares en la emisión de un Bono Samuray en el mercado de Japón

El pasado ocho de enero, anunciamos medidas para fortalecer al sector financiero:
Cambio del tratamiento tributario para los bonos corporativos homogenizando el tratamiento entre tenedores locales y extranjeros
Bajamos la taza tributaria para las empresas que se disponen a salir en bolsa de valores donde se reduce la taza tributaria en más del 66 por ciento
Flexibilizamos el régimen fiscal de las Afores
Se anunciaron medidas de inclusión financiera para la banca digital

El movimiento del tipo de cambio peso por dólar, registrado durante las horas de los anuncios entre la renuncia del exsecretario Carlos Urzua y mi nombramiento me dejan ver que los mercados quieren mucho al Dr. Urzua, pero también me quieren un poquito a mí.

Cuando hay un acto solemne trato de ser cuidadoso (en relación con su semblante serio durante el video en el cual el Presidente de la Republica lo presento como nuevo titular de la SHCP), porque cuando trabajé en un organismo internacional, en mi vida pública pasada, me hicieron una acusación: “Me dijeron que me reía demasiado”. Y en particular cuando tenía una presentación con medios no paraba de sonreír. En el momento del video (con el Presidente) trataba de transmitir la seriedad que debe transmitir un secretario de hacienda.

No estoy pensando en hacer ningún cambio (colaboradores cercanos en la SHCP) de manera inmediata.

Todavía no está decidido quien va a ser mi sustituto en la subsecretaría.

Tengo una confianza extraordinaria en el Presidente López Obrador y quiero pensar que él tiene una gran confianza en mí y por eso me nombró. Es la segunda vez que él me promueve en mi carrera. Hay un entendimiento clarísimo entre él y yo.

Conozco al presidente desde hace 18 años y él sabe que yo tengo un estilo muy específico con el planteamiento de propuestas técnicas basadas en números en evidencias, pero también con un alto compromiso social.

En un sentido estricto yo no dije lo que apareció publicado (sobre el tema de la inviabilidad del proyecto Dos Bocas), lo que ha sido una práctica mía y es probablemente algo que voy a seguir haciendo como secretario. Cuando haya una discrepancia entre lo que yo diga y la forma en la que retoman algunos medios, yo no saldré a desmentirlos. Eso es, algunas veces, enfrascarse en un “dime y direte” innecesario.

Tenderé lazos con todos los sectores hacia adentro de la secretaría y hacia afuera del gobierno, con el Congreso con las entidades federativas con los mercados de capitales y financieros.

Yo no veo una recesión en puerta.

Lo que si estamos preocupados es por una desaceleración económica a nivel global.

Vamos a asegurarnos que el gasto vaya progresando al ritmo que este en el candelario para que tenga un impacto no sólo en los programas destinados sino que tenga también un impacto por el lado de la demanda agregada.

He tratado de tener una relación abierta, transparente con los medios de comunicación.

El modelo que ha escogió el Presidente en el tema de aeropuertos va en línea con los que tienen las grandes capitales, no tener un solo aeropuerto sino varios. Estoy totalmente de acuerdo con la construcción de un sistema aeroportuario.

Los proyectos del Tren Maya y del tren del Itsmo son centrales e importantes por sí mismos, pero además van a ser detonadores económicos en la zona sur, sureste del país.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.