El órgano regulador da certidumbre a inversionistas y es un formador del mercado: Exfuncionarios de la Comisión Reguladora de Energía

Share

La colega Iliana Chávez, de la revista Energía Hoy, nos presenta el siguiente reporte del panel “Regulando y Facilitando el Futuro de la Energía” que se llevó al cabo en el Mexico Energy Forum 2019.

Expresidentes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) descartaron la posibilidad de que este órgano desaparezca, no sólo por su fortaleza jurídica sino porque se trata de un ente que ha contribuido al crecimiento económico del país al regular los desarrollos energéticos, proporciona certidumbre a los inversionistas, por lo que se le debe garantizar autonomía para desempeñar sus actividades.

Durante el Mexico Energy Forum 2019, Francisco Salazar Diez de Sollano, expresidente de la CRE, y coordinador de la Confederación Internacional de Reguladores de Energía (ICER), sostuvo que la CRE “va a seguir y seguirá por mucho tiempo”, porque “uno de los factores que explican el crecimiento del sector es precisamente la comisión”.

“La Reforma Energética fortaleció la naturaleza jurídica de la CRE para ser un órgano regulador coordinado, lo que le da una fortaleza increíble, que ni siquiera tienen las propias secretarías, a nivel Constitucional como la CRE.”

Salazar Diez de Sollano, subrayó que “para cualquier gobierno, de la corriente ideológica que sea, es importante que mande un mensaje a inversionistas -que se recuperan en el muy largo plazo- que hay reglas claras o no llegarán las inversiones. Todo gobierno requiere que la economía crezca y no sólo con recursos del propio gobierno, requiere del sector privado.”

“La CRE es la institución que le da certeza a los inversionistas para que vengan, por eso seguirá y será incluso fundamental para que se logren las metas de crecimiento económico propuesta del nuevo gobierno del cuatro por ciento del PIB, sería imposible sin la participación privada y menos en el sector energético.”

Además, dijo el también socio fundador de ENIX, todas las tendencias son hacia la electrificación del sector energético, motor de toda la economía porque para toda industria se necesita electricidad.

Héctor Olea, expresidente de la CRE y presidente actual de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex), dijo que además de ser un operador de las regulaciones, la CRE “es un formador de mercado que han permitido la inversión de capitales privados de gran calado, con proyectos de muy largo plazo, sin ella hubiera sido prácticamente imposible.”

Sostuvo que la creación de la CRE no fue por “accidente o capricho sino como mecanismo para que la inversión privada pudiera florecer, la primera IPP (Independent Power Producer)” se concretó cuando se dio certidumbre institucional a esa inversión con la CRE y se dispararon los IPPS.

El también CEO de Gauss Energía refirió que en 2006 con Felipe Calderón “la CRE da otro golpe y detona otro nuevo mercado al establecer un mecanismo: permitir la entrada de la energía renovable en 2007 con los primeros proyectos eólicos para autoabastecimiento.”

Con esto la CRE dio lugar a un nuevo mercado, que ha dado lugar -con su evolución- a las subastas, de manera que este órgano regulador genera inversión, desarrolle mercado y actividades nuevas de las que todos nos beneficiamos. Y actualmente a través de la regulación creará un nuevo ecosistema con el almacenamiento para dar paso a la modernización del sistema, subrayó.

“La CRE no va a desaparecer, es algo que hay que defender y valorar, hay que unirnos como industria, porque podemos ser los más afectados sino hay un formador de mercado y un árbitro que ponga reglar y el piso parejo.”

Olea Hernández, aclaró que “la CRE no es un ente que opera en marte ni en otro planeta, está dentro del ecosistema y que responde a las instituciones públicas y privadas, opera una política energética aterrizada en una regulación, responde a una necesidad de una política energética, es el árbitro del partido que opera con las reglas que se establecen, sobre las condiciones que se le proporcionan.”

Hay “un malentendido de que la CRE puede hacer y deshacer. Hay un temor, una confusión y por eso se busca oponerse de manera amenazante de avanzar en el sector, pero la CRE es el que establece el piso parejo para todos los participantes”.

Y advirtió que “si no contamos con un estándar mínimo de autonomía (técnica, operativa y de gestión) para qué tener estas instituciones, es como tener un árbitro vendido al América, debemos tener la confianza en el regulador a través de mecanismos de autonomía, tanto de fondeo como de sus integrantes. Mermar la autonomía de la CRE es como dispararnos en el pie. Al final es un árbitro y quedaría mal con los regulados.”

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

“El litio es para las y los mexicanos”
17 julio 2024 Sobre la disputa jurídica que la empresa Ganfeng Lithium mantiene contra México, sobre una concesión que años previos recibió para explotar el litio...