28 de enero: Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2

Share

La Organización de las Naciones Unidas propone que cada 28 de enero se celebre el día mundial por la reducción de las emisiones de CO2, responsable directo del Cambio Climático que hoy experimentados todos en todo el mundo.

De la presencia del dióxido de carbono en la atmósfera, todos y cada uno de los habitantes del planeta tenemos responsabilidad en mayor o menor grado, pues las actividades humanas son impulsadas mediante mecanismos que involucran a este gas de efecto invernadero (GEI), causante principal del cambio climático.

La certeza científica sobre la relación actividades humanas-aumento de la temperatura global, ha sido profusamente documentada por académicos y organismos especializados de todo el mundo, y desde hace varias décadas el tema se analiza en foros internacionales para encontrar respuestas.

Entre las muchas iniciativas planteadas para mitigar y adaptarnos a los efectos del cambio climático, las Naciones Unidas proponen celebrar cada 28 de enero el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de Efecto Invernadero o Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, desarrollando jornadas de educación ambiental, ejercicios de reforestación, conferencias y otras actividades.

Tomar conciencia de que todos y cada uno debemos y podemos reducir nuestra huella ecológica para hacer frente a la amenaza real que se cierne sobre la humanidad entera, nos coloca en el punto de arranque para revertir el calentamiento de la Tierra.

La eficiencia energética y el uso de energías renovables como acciones y decisiones obligadas reflejadas a través de:

· Uso de transporte sostenible: utilizar transporte masivo, desplazarnos en bicicleta o a pie cuando no sea imprescindible el automóvil

· Adopción del hábito de las tres erres (Reducir-Reciclar-Reutilizar) para evitar el consumo irracional

· Cuidar y conservar los sumideros de carbono: bosques, mares y océanos, para que los volúmenes de CO2 que retienen dejen de emitirse a la atmósfera

· Ahorrar energía eléctrica: apagar focos innecesarios, desconectar aparatos eléctricos que no estén siendo utilizados, pintar casas y oficinas con colores claros, instalar ventanas que permitan la entrada de la luz natural, planchar de día, revisar instalaciones para evitar fugas, etcétera.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.