Los Primeros Desembolsos

SLP

Share

Al darse a conocer los nombramientos de su equipo de trabajo en el sector energético, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer cuatro proyectos estratégicos para el sector durante los primeros 13 meses de su gestión para lo cual se prevé una inversión global de 175 mil millones de pesos.

El proyecto de arranque será para la extracción de hidrocarburos, el cual calificó de “urgente”. López Obrador dejo claro que sin afán de alarmar es necesario informar del constante descenso en la producción: “Se abandonó el sector energético y la industria petrolera durante los últimos 14 años. Si no actuamos tendremos problemas en el corto y largo plazo”.

Esta primera tarea tendrá un presupuesto de 75 mil millones de pesos adicionales de inversión, destinados a la exploración y perforación de pozos. Con ello se espera elevar la producción de aceite de 1.9 a 2.5 millones de barriles diarios.

El segundo proyecto también está focalizado dentro del mundo de los hidrocarburos, pero en su proceso de refinación. El objetivo: rehabilitar el Sistema Nacional de Refinerías conformado por seis activos: “Se requiere intervención urgente porque están operando al 30 por ciento de su capacidad. Estamos comprando gasolina cara en un volumen de 600 mil barriles diarios”: diagnóstico tan frio como certero.

Sin embargo, añadió que se busca que la capacidad de producción de las refinerías llegue a un 100 por ciento en un periodo no mayor a dos años y con una inversión de 49 mil millones de pesos.

Una vez más: ¿Es suficiente el recurso, el tiempo es el adecuado y es factible conquistar el 100 por ciento de la capacidad de refinación de las seis plantas con las que cuenta Petróleos Mexicanos? Pero, sobre todo, ¿habrá suficiente producción de petróleo para que las refinerías operen al 100 por ciento cuando estén totalmente habilitadas?

Es tan delicado el tema petrolero que su tercer proyecto también se inscribe dentro de esta esfera. La construcción de una nueva refinería de la cual no se ha precisado cuantos barriles procesaría al día. El nuevo activo estaría en la localidad de Dos Bocas, Tabasco. Su construcción arrancaría a partir del 2019 y durante los tres primeros años se planea invertir 180 mil millones de pesos.

Con esta tercera propuesta, López Obrador estaría cumpliendo su oferta de campaña electoral que fue dejar de importar gasolina y descender su precio en el mercado nacional: ¿Es necesaria una séptima refinería? Si fuera positiva la respuesta: ¿Qué tan grande debe ser? ¿Cuántos barriles debería procesar? ¿Debería ser sólo inversión estatal?

El cuarto proyecto de inversión está ligado a la generación de energía eléctrica. Se planea modernizar la infraestructura y el virtual presidente electo se refirió en particular a los activos hidroeléctricos, infraestructura que él considera como subutilizada hoy en día. El desarrollo del plan significa una inversión de 20 mil millones de pesos durante 2019.

En esta parte de anuncios no se hizo alusión a programas a desarrollar entorno a energías no contaminantes; sin embargo, habría que recordar que AMLO mencionó, durante el tercer debate presidencial, que de llegar a la jefatura del Poder Ejecutivo Federal, su gobierno instauraría una política pública en temas de Energías Renovables.

En el reporte del pasado viernes, no se hizo público ningún proyecto sobre renovables, pero esperemos que pronto ocurra pues por vez primera se anunció la creación de la Coordinación de Políticas en Energías Renovables.

México debe balancear la ecuación energética. Menos producción de energía contaminante, más producción de energía limpia.