4ta Subasta: ¿El Sol volverá a brillar?

Paseo de la Reforma

Share

Subastas de Largo Plazo (SLP) es la respuesta; mecanismos de licitación pública planeados e instrumentados por las entidades del sector energía del gobierno federal y que son esquemas utilizados por la industria internacional en los que participan compradores y vendedores de energía eléctrica.

Bajo esta mecánica se han ejecutado tres SLP, en las cuales se desarrollarán en conjunto 70 nuevas centrales eléctricas, 67 de ellas de energías renovables: 40 campos solares y 27 parques eólicos. Tan sólo en la generación de energía vía el factor fotovoltaico se espera la instalación de seis mil MW en los próximos tres años.

Aquí el binomio clave para el futuro de la transición energética: las SLP como un motor decisivo en el crecimiento y empuje de las energías renovables; la solar en primer lugar de acuerdo con las cifras mencionadas.

Las tres primeras subastas y toda su concepción estuvieron a cargo de la Secretaría de Energía (SENER), en esta cuarta experiencia la responsabilidad de toda la mecánica recaerá en la Comisión Reguladora de Energía, la CRE, recogiendo las enseñanzas de las anteriores y el respaldo del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE).

De acuerdo con documentos del sector, los objetivos de las SLP son:

• Incorporar energía limpia al sistema eléctrico.

• Permitir que los Suministradores de Servicios Básicos, encargados de proveer el servicio eléctrico a los pequeños consumidores que no participan en el Mercado Eléctrico Mayorista, celebren contratos bajo condiciones competitivas para satisfacer sus necesidades de Potencia (capacidad de generación), Energía Eléctrica y Certificados de Energías Limpias (CEL).

• Permitir que las Entidades Responsables de Carga (los representantes de los consumidores de electricidad), distintas del Suministrador de Servicios Básicos, participen en el mercado a fin de celebrar contratos por Potencia, Energía Eléctrica Acumulable y CEL.

• Facilitar que los generadores cuenten con pagos para el financiamiento de inversiones eficientes para nuevas centrales eléctricas o repotenciar las existentes.

En este momento, se llevan al cabo diferentes etapas del proceso que dará forma a la cuarta SLP, que de acuerdo con su cronograma, inició el pasado 28 de marzo al darse a conocer las Bases de Licitación y concluirá el próximo 15 de febrero del 2019, fecha para suscribir los contratos que se asignarán el próximo dos de noviembre, cuando se haya dado a conocer el fallo de esta subasta; es decir, cuando se haga público las empresas designadas.

De acuerdo con el calendario, el próximo jueves 28 de junio, los participantes presentarán al CENACE, las ofertas de compra, y en los próximos cuatro meses se tienen programadas 12 etapas de un total de 22, hasta llegar al dos de noviembre, día en que se conozcan las empresas licitantes quienes resulten designadas con los nuevos contratos.

La “fecha de operación comercial estándar” para la cobertura eléctrica, de acuerdo con la convocatoria, será el uno de enero del 2021. La convocatoria indica que los contratos tendrán una vigencia entre 15 y 20 años.

En esta cuarta subasta, al igual que en la reciente, podrán participar las entidades responsables de Carga (compradores de electricidad).

La velocidad con la que está aterrizando la Reforma Energética en el sector eléctrico parece sorprender a más de uno dentro y fuera de nuestro país.

Si el leitmotiv de dicha reforma fue darle dinamismo al sector petrolero mexicano, el empuje del sector eléctrico y en particular el de las energías renovables ha opacado al de los hidrocarburos, toda proporción guardada, pero el objetivo principal de la reforma siempre fue el petrolero.

¿Continuará así en los años por venir?