Crece a 1.1 GW la nueva línea de producción de paneles solares de Solarever

Share

Hoy crece la producción de paneles solares de Solarever en su centro de manufactura de Tecomán, Colima, de una producción de 500 MW anuales a una nueva capacidad de producción instalada a 1.1 GW anuales.

Ideas de Carlos Gutiérrez sobre la nueva línea de producción inaugurada hace unos minutos en Tecomán, Colima.

Simon Zhao, Director de Solarever

Foto: pv magazine

“Esta nueva línea de producción no sólo implica más módulos, además impacta en el crecimiento de la propia industria de equipos fotovoltaicos que se ve motivada por nuestra producción en ascenso: se requerirán más inversores, más equipo colateral, etc. Con esta segunda línea, Solarever va en congruencia con su visión: seguir creciendo pensando en la nueva línea que nos estamos proponiendo para dentro de tres años.

Lo interesante de esta nueva producción es que está diseñada para trabajar con todos los tipos de celdas que existen en el mercado; por ejemplo, la primera línea de producción estaba diseñada para fabricar módulos con celdas de 156, 158 y hasta 166 milímetros, con esta segunda línea que ponemos en operaciones está diseñada para trabajar con módulos de 166, 182, y hasta 210 milímetros, estos números traducidos en paneles significa equipos de 470 watts hasta módulos de 660 watts. Lo que representa que la nueva línea puede trabajar con módulos mucho más grandes y eficientes.

Jorge Musalem, gerente de proyectos estratégicos de la Comisión Federal de Electricidad

Otra característica es que nuestros puntos de inspección en la nueva línea es que considera el cumplimiento de los más altos estándares de calidad que hoy prevalecen en el mundo, como certificaciones de la IS-61215 y la IS-61730; y una de las más importantes relacionadas con la industria mexicana, la que todos conocemos y apreciamos como la marca “Hecho en México”.

Para abastecer la nueva línea de producción, la energía requerida será suministrada por el propio sistema fotovoltaico que la empresa tiene instalado en sus techos solares para eso acabamos de concluir la expansión de nuestro sistema que nos proveerán de energía, de 350 piezas hoy llegamos a la cifra de 800 con hasta 400 kw de potencia instalada; todo este sistema está interconectado a la red de la Comisión Federal de Electricidad. En un futuro a mediano plazo tenemos planes de instalar 200 paneles más.

Carlos Gutierrez, Subdirector de Manufactura de Solarever.

En temas de automatización, la nueva línea nos coloca un paso más adelante frente a los competidores.

La nueva línea está diseñada para que la mano de nuestros colaboradores no toque los paneles hasta la última etapa del proceso de manufactura; ello implica aumento y calidad en la productividad y mejor control sobre la producción.

Lo anterior no implica menos colaboradores en la producción, todo lo contrario, en este momento estamos incrementado el número de nuestros trabajadores hasta en un 70 por ciento; se necesita gente más preparada desde el punto de vista tecnológico y por el factor control de riesgos; es decir, la nueva línea está diseñada para que sí alguna máquina falla inmediatamente se pueda continuar con el proceso de manera semiautomatizada sin que se reduzca la capacidad de producción.

Toda la nueva línea, todas las máquinas son de origen chino, pero para hacerse de todo este equipo la empresa tuvo el apoyo de sus socios comerciales tanto de México como de China; ello dio como resultado que el ‘leyout’ de la nueva línea sea único en el mundo, cada espacio de la planta, cada metro cuadrado está diseñado de forma precisa.

Segunda línea de producción de paneles en Tecomán, Colima

Imagen de Jorge Zarco

Infraestructura diseñada exclusivamente para México, lo que la proyectará como una de las marcas globales más importantes desde ahora; no obstante, es relevante mencionar que Solarever ya tiene una destacada presencia en California y Texas, mercados importantísimos dentro y fuera de Estados Unidos.

En términos tecnológicos otro punto interesante de la nueva línea de producción es que el proceso de laminación pasó a ser en dos etapas, lo que significa que se duplica la productividad y disminuye los tiempos. En lugar de producir un lote en 15 minutos, hoy se puede producir en la mitad del tiempo.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.