La Hora del Planeta

Share

El clima en el planeta tierra nunca ha sido estático, desde su formación hace alrededor de cuatro mil 500 millones de años ha experimentado variaciones climáticas provocando importantes transformaciones en la evolución biológica.

Hoy, nos encontramos en medio de una de las grandes extinciones masivas en la historia de la vida en la tierra, pero esta vez más acelerada y provocada por las actividades humanas. El año pasado la temperatura media del planeta superó en 1.11°C a los niveles preindustriales y convirtió al 2021 en uno de los siete años más cálidos registrados en la historia.

En el marco del Día Mundial del Clima, declarado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a celebrarse el 26 de marzo, The Climate Reality Project América Latina resalta la importancia de tomar acción climática urgente y hace un llamado a los gobiernos para que realicen un cambio sistémico hacia una economía sostenible que proteja la vida de las personas y de los ecosistemas.

Chilón, Chiapas. Foto: Jorge Zarco

El clima es el estado más frecuente de la atmósfera en un lugar determinado y surge como resultado de la interacción entre la misma atmósfera con los océanos, las capas de hielo y nieve, los continentes y los seres vivos. El clima en la tierra influye en la vida de todos los seres vivos y hace posible la existencia de la vida como la conocemos hoy. Según datos del último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), el cambio climático está impactando a todas las regiones del planeta y sus efectos amenazan a millones de personas, poniendo en riesgo la vida, salud, el acceso a agua y alimentos en diferentes partes del mundo.

Cada grado de aumento en la temperatura incrementará las amenazas para las personas, ecosistemas y especies; inclusive, limitar la temperatura a 1.5°C como un objetivo global, no es un escenario seguro para todos, por ello, The Climate Reality Project América Latina comparte algunas soluciones con la finalidad de que los gobiernos, sociedad civil y empresas adopten medidas urgentes para disminuir el impacto del cambio climático, pues nuestra supervivencia como especie, depende de ello:

– Acelerar las medidas de adaptación

Sólo la mitad de los países miembro del IPCC han incorporado medidas de adaptación a sus estrategias climáticas como barreras contra inundaciones, cultivos resilientes a las sequías, regeneración de ecosistemas y sistemas de alerta temprana. El último informe del IPCC afirma que estas medidas no son suficientes para enfrentar las amenazas climáticas, y que la próxima COP27 a realizarse a finales de este año es clave para hacer hincapié en el aumento del financiamiento para la adaptación. Asimismo, las empresas tienen un rol importante en la adaptación a los impactos climáticos, generando y fortaleciendo cadenas de valor más sustentables, justas y resilientes.

La Trinitaria, Lagunas de Montebello, Chiapas, México. Foto: Jorge Zarco

– Cero emisiones netas

El reciente estudio resalta la urgencia de actuar desde ahora, para lograr los objetivos de cero emisiones netas y que los países más contaminantes conviertan sus compromisos climáticos en acciones innovadoras. A través de Alliance of CEO Climate Leaders, el Foro Económico Mundial ha reunido a más de 120 empresas con un aproximado de 7.8 billones de dólares en activos a compromisos de cero emisiones netas. Las colaboraciones entre el sector público y privado son fundamentales para alcanzar esta meta y avanzar en la lucha contra el cambio climático.

– Restauración de los ecosistemas

Los ecosistemas sanos son la clave para afrontar la crisis climática, al implementar soluciones basadas en la naturaleza para restaurar entre el 30 y 50 por ciento de los ecosistemas terrestres, marinos y de agua dulce, podemos beneficiarnos de la capacidad de la naturaleza para absorber carbono, al mismo tiempo que se acelera el desarrollo sostenible; sin embargo, es fundamental contar con apoyo financiero y político.

– Nuevas tecnologías e infraestructuras

La crisis climática actual requiere utilizar la tecnología a favor del medio ambiente, como energías renovables, vehículos eléctricos o iluminación LED, como alternativas poderosas para acelerar la transición y fortalecer la resiliencia de nuestras comunidades.

El sistema de bombeo solar móvil desarrollado por un equipo del IIT de Bhubaneswar. Imagen: IIT Bhubaneswar

– Acción climática urgente

La colaboración y participación entre países, gobiernos, empresas y sociedad civil es clave para enfrentar la crisis climática y llevar a cabo soluciones reales. Asimismo, las medidas que se tomen en el presente determinarán la forma en que las personas se adaptarán y cómo la naturaleza responderá a los crecientes riesgos climáticos.

Estamos en un momento decisivo como humanidad, es posiblemente la última llamada de acción para mitigar los efectos del cambio climático antes de que sea demasiado tarde. Todos somos parte de la solución, el próximo 26 de marzo te invitamos a apagar las luces en la Hora del Planeta para darle un respiro al planeta. Para conocer más sobre la mayor amenaza que enfrentamos como humanidad pide una plática gratuita en @ClimateLatino

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.