Autos eléctricos, la perspectiva desde la Universidad Nacional Autónoma de México

Biblioteca Central, Ciudad Universitaria, UNAM

Share

Texto de la colega Mirtha Hernández, publicado en la Gaceta de nuestra Universidad Nacional Autónoma de México

Antonio del Río Portilla, ex director del Instituto de Energías Renovables, UNAM

México requiere avanzar hacia la electromovilidad, pues a nivel mundial existe la tendencia a usar más autos eléctricos, y para cumplir con la meta de eliminar los vehículos de combustión para 2035, que el país suscribió en la pasada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), afirma el investigador del Instituto de Energías Renovables.

Por ejemplo, entre 2019 y 2021 se triplicaron las ventas de vehículos eléctricos en el mundo, al pasar de 2.2 a 6.6 millones, equivalentes a nueve por ciento del total del mercado automotor mundial, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés).

Por ello, el investigador agrega que es necesario generar electricidad con fuentes renovables pues hoy en día la matriz energética está anclada totalmente en los combustibles fósiles y la propuesta de reforma eléctrica apunta a que, al menos en los próximos tres años, no se instalarán plantas de fuentes renovables en el país.

Cargadores y autos eléctricos. BMW.

Jorge Zarco
Pv-magazine México

“La tecnología sigue avanzando, los científicos, las científicas trabajan en generar soluciones. El auto eléctrico es caro, pero puede no serlo. Al principio cuesta más esta tecnología, pero hay que hacer que las personas que utilizan combustibles fósiles y pueden evitarlo, lo hagan. ¿Cómo se puede lograr? No subsidiando la gasolina.”

La IEA estima que hay alrededor de 16 millones de autos eléctricos circulando en todo el mundo, los cuales consumen aproximadamente 30 teravatios-hora (TWh) de electricidad por año, equivalente a toda la electricidad generada en Irlanda.

El doctor en ciencias explica que además de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, cada kilómetro recorrido en auto eléctrico es 30 o 40 por ciento más barato que el de un vehículo de combustión. Estas unidades se calientan mucho menos y son menos ruidosas.

Hace 10 años en México no se fabricaban autos eléctricos y actualmente hay más de una compañía establecida en el territorio nacional; incluso existen empresas con capital y tecnología mexicana. Sin embargo, exportan la mayoría de las unidades debido a que las políticas gubernamentales están enfocadas hacia los autos de gasolina y en subsidiar ésta.

“La industria proveedora para las armadoras automotrices en nuestro país debe prepararse para la transición hacia los vehículos eléctricos; de no hacerlo, estas armadoras migrarán a otros lugares del planeta con el consecuente desempleo y pauperización de la población”, señala quien dirige de forma colegiada, la Unidad de Energías Renovables del Centro Latinoamericano de Física.

Celdas fotovoltaicas impulsando la electromovilidad. Foto: Stefan Malcher

Foto: Stefan Malcher

Insiste en que los cambios en esta rama industrial son acelerados, por ejemplo, hace 10 años la autonomía de los vehículos eléctricos era del orden de 100 kilómetros, hoy es de más de 200.

Según el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero 2015, en nuestro país el transporte es responsable de 25.1 por ciento de este tipo de emisiones.

Del Río Portilla propone impulsar el uso de unidades eléctricas para las flotas del transporte público, a partir de dar créditos a los dueños de estos autos.

En el Instituto de Energías Renovables ha dirigido tesis de estudiantes con propuestas para que en los pueblos mágicos del país los mototaxis utilicen unidades eléctricas que podrían pagarse en tres años: “No digo que sólo nos movamos en autos eléctricos, sino que nos movamos de maneras más sustentables. En Estados Unidos y en Europa vemos cada vez más autos eléctricos, pero en Europa hay mucha gente moviéndose también en bicicleta, porque existe la infraestructura adecuada. Se requiere impulsar más el uso de las bicicletas y cambiar de paradigma porque hoy la infraestructura está pensada más en mover automóviles que a las personas.”

Dándole forma a Quetzal. Jóvenes de la Universidad Autónoma del Estado de México. Foto: Solarever

Escuderías universitarias

En la Facultad de Ingeniería hay diferentes escuderías o agrupaciones de estudiantes que trabajan en prototipos de autos eléctricos, en los que participan alrededor de 90 alumnos de las diversas áreas: mecatrónica, eléctrico-electrónica, de software, industrial, entre otras.

Una de ellas es Dzec, que labora en el desarrollo de una unidad que funcione en la ciudad. Existe también la escudería Fórmula SAE, enfocada en autos de carreras, así lo hace saber Enrique Munive Roldán, integrante de Dzec.

Considera que en nuestro país habrá más autos eléctricos cuando se reduzca su costo y en la medida en que se instale más infraestructura como son las estaciones de recarga: “El mayor uso de autos híbridos es un paso necesario”.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.