Los desvaríos de la Agencia Internacional de Energía

Share

Hoy presentamos en Pv magazine México un texto puntual y agudo de Álvaro Ríos Roca quien es socio gerente de Gas Energy Latin America y lidera estudios y servicios de consultoría energética en toda Sudamérica con especial énfasis en los sectores de la cadena de gas natural, energía y petroquímica. Fue secretario ejecutivo de Organización Latinoamericana de Energía conocida en la región como la OLADE entre 2006 y 2007, y Ministerio de Hidrocarburos de Bolivia entre 2003 y 2004.

En México, Álvaro es conocido por su intensa actividad informativa y editorial en publicaciones tanto impresas como digitales, en su momento, la extinta revista mexicana “El mundo del Petróleo”, publicó varias de sus aportaciones al sector durante el periodo 2003 al 2010.

Álvaro Ríos se graduó como Ingeniero Químico por la Universidad de Texas A&M y realizó estudios de posgrado en Ingeniería Química en la Universidad de Houston.

Como académico, ha apoyado y diseñado programas de posgrado en Ingeniería del Petróleo en la Universidad Privada Boliviana y ha impartido varios cursos de energía en programas de maestría en algunas universidades latinoamericanas. Con frecuencia es invitado a impartir cátedras y ha ofrecido seminarios en casi todo el continente americano, así como en Europa.

Hoy con esta primera colaboración para PV magazine México, agradecemos al Ing. Ríos Roca el haber aceptado nuestra invitación editorial para seguir nutriendo el análisis sobre el sector energético de esta América Latina nuestra de todos los días.

Aquí el texto del investigador y experto en temas energéticos de América Latina

 

Álvaro Ríos Roca. Gas Energy Latin America

En mayo de 2021, la Agencia Internacional de Energía (AIE) lanzó un informe titulado “Cero neto para 2050 – Una hoja de ruta para el sector energético mundial”. Este informe conmocionó a gran parte de la comunidad energética mundial por su naturaleza drástica, irresponsable e inaplicable.

El informe de la IEA, en su sección de conclusión, indica que “a partir de 2021, no deben aprobarse ni ser necesarias nuevas inversiones en exploración y explotación de hidrocarburos a nivel global para alcanzar la meta de Carbono Neto Cero para 2050”.

Sin duda un plan ambicioso, pero creemos que solo interesa a algunos de los países miembros de esta organización. Te explicaremos por qué.

Comencemos diciendo que la IEA es una organización con sede en París con 30 países miembros. Casi todos son países desarrollados y ocho miembros asociados, entre ellos Brasil, China e India. Vale la pena señalar que el único país miembro de América Latina es México y créanos que es por tener a Estados Unidos como vecino.

Embajadas México –  Estados Unidos

Imagen: SRE

 

El problema de este tipo de informes provenientes de estas importantes agencias es que ejercen una poderosa influencia sobre los políticos del momento, sobre la población y por ende sobre las políticas públicas. También ejercen una influencia considerable sobre los financieros y quienes invierten capital en inversiones. En el caso que nos ocupa, sería cuestión de detener las muy necesarias inversiones en exploración y explotación o, al menos, recortarlas o detenerlas drásticamente.

Esto sin tener en cuenta las graves perturbaciones que esto podría tener en los precios, la seguridad del suministro, la economía y, sobre todo, el impacto en muchos países en desarrollo, incluidos varios de nuestra región. Nos sorprende, por ejemplo, que el informe no sea más realista y pragmático y proponga cuestiones tangibles con un impacto directo en la reducción de emisiones. Por ejemplo, acelerar tanto como sea posible la conversión de centrales eléctricas de carbón existentes y reemplazarlas con gas natural en muchos países del mundo.

Recuerda que para 2019 Estados Unidos generaba el 23 por ciento de su electricidad con carbón, la Unión Europea generaba el 16 por ciento y China el 65 por ciento.

América Latina tiene una base hidroeléctrica y térmica, siendo el gas natural una de las regiones menos emisoras del planeta con el cinco por ciento de su generación de electricidad con carbón.

Comisión Federal de Electricidad

Pero si no se explora y busca gas natural a partir de 2021 como propone la EIA, nos preguntamos con qué reemplazaríamos toda esta generación de carbón existente y la nueva generación por venir. Que no nos cuenten la historia de que podrán hacerlo con energía solar o eólica, que por su intermitencia necesitan respaldo y también por el nivel de inversión que se requeriría en toda la cadena, incluidos los sistemas de transmisión y distribución. Y tampoco con el hidrógeno verde como les gustaría a algunos países y desarrolladores de tecnología porque sigue siendo muy caro y no hay infraestructura comercial.

Es posible hacer un análisis completo para el petróleo, pero dejaré a la imaginación de nuestros queridos lectores imaginar un día sin diesel, gasolina, jet fuel, etc. etc. etc. Y que ellos también imaginen un día sin los plásticos preciosos producidos por la industria petroquímica, todos derivados de hidrocarburos y, en particular, del gas natural.

Centrándonos en la región, es importante recordar que las economías de varios de nuestros países aún dependen en gran medida de los ingresos provenientes de la producción y exportación de petróleo y gas natural, como Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia, Brasil, México, Guyana, Surinam y Argentina.

¿Qué quiere la IEA que los recursos de Vaca Muerta y el Pre-Salt permanezcan en el suelo, a pesar de que todavía son tan necesarios?

Foto: Pixabay

Por todo lo anterior y por lo que no podemos explicar porque el espacio no nos lo permite, reiteramos que el Informe de la IEA fue parcial, egoísta, irresponsable e inaplicable. Transición energética sí, pero no a cualquier precio.

Gas Energy Latin America

https://www.gasenergyla.com/

 

 

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.