En 2019, más del 40% del crecimiento de la energía fue generada vía Energías Renovables. El consumo del carbón descendió, pero el 36% de la generación global sigue siendo vía ese combustible

Share

De acuerdo con BP, una de las primeras firmas internacionales en ser considerada como Empresa de Energía Global, ubicándose más allá de su origen dentro de la industria de los hidrocarburos, ha empezado a difundir su documento anual conocido como “Revisión Estadística de la Energía Mundial”, uno de los reportes más esperados en el mundo dentro de la industria energética internacional.

El reporte que recoge datos estadísticos sobre la generación de energía a partir de todas las tecnologías disponibles en los cinco continentes, plantea una serie de datos e ideas que permiten generar una prospectiva de lo que nos espera sobre generación de energía, su consumo, la consolidación de la matriz energética internacional y sobre todo, sobre el impacto que tendrán estos índices en el medio ambiente, sustentabilidad y Cambio Climático, entre otros factores sociales, económicos y políticos.

Bernard Looney, Director Ejecutivo de BP

BP

Pero la presentación de la actual “Revisión Estadística de la Energía Mundial”, surge en un contexto extraordinario y definitorio, bajo el marco de la pandemia del Covid-19, una circunstancia de salud pública mundial que ha trastocado todas las dinámicas sociales, económicas y políticas del planeta.

Bernard Looney, Director Ejecutivo de BP, en la introducción al documento: “La pandemia de COVID-19 puede llegar a ser el evento más trágico y disruptivo que muchos de nosotros viviremos. Mientras escribo esto, a mediados de junio, más de 400 mil personas en todo el mundo han perdido la vida por la infección. Millones más podrían haberlo hecho sin el bloqueo generalizado de las economías en todo el mundo, que tuvo un enorme costo económico y social.

Este choque económico y de salud combinado está destinado a remodelar el entorno económico, político y social global en el que todos vivimos y trabajamos. Tiene el potencial de acelerar las tendencias emergentes y crear oportunidades para cambiar el mundo hacia un camino más sostenible. Pero también corre el riesgo de ralentizar el progreso si los problemas internos a corto plazo planteados por COVID-19 tienen prioridad sobre los desafíos globales a largo plazo, como el cambio climático. Parece que el mundo está en un momento crucial: necesita abordar estas preocupaciones a corto plazo, pero de una manera que se reconstruya mejor”.

Algunos de las tendencias que ha venido delineado el documento que cada año da a conocer BP, hoy se consolidad bajo la lupa del Covid-19, y otras propuestas surgen también como consecuencia de la pandemia sanitaria que vive México y el mundo.

 

De acuerdo con el documento que da cuenta de lo sucedido durante el 2019:

• El crecimiento del consumo de energía primaria se desaceleró a 1.3% el año pasado, menos de la mitad de la tasa de crecimiento en 2018 (2.8%).

• El aumento en el consumo de energía fue impulsado por las Energías Renovables y el gas natural, que en conjunto contribuyeron con tres cuartos de la expansión.

Todos los combustibles crecieron a un ritmo más lento que sus promedios de 10 años, aparte del nuclear.

• Por países, China fue, con mucho, el principal impulsor de la energía, representando más de las tres cuartas partes del crecimiento global neto. India e Indonesia fueron los siguientes mayores contribuyentes al crecimiento, mientras que Estados Unidos y Alemania registraron los mayores descensos.

• Las energías renovables (incluidos los biocombustibles) registraron un aumento récord en el consumo en términos de energía (3.2 EJ). Este fue también el mayor incremento para cualquier fuente de energía en 2019.

• El viento proporcionó la mayor contribución al crecimiento de las energías renovables (1.4 EJ) seguido de cerca por el solar (1.2 EJ).

 

• Por países, China fue el mayor contribuyente al crecimiento de las energías renovables (0.8 EJ), seguido de los Estados Unidos (0.3 EJ) y Japón (0.2 EJ).

• El consumo hidroeléctrico aumentó un 0.8% por debajo del promedio, con un crecimiento liderado por China (0.6 EJ), Turquía (0.3 EJ) e India (0.2 EJ).

• El consumo nuclear aumentó un 3,2% (0,8 EJ), su crecimiento más rápido desde 2004. China (0,5 EJ) y Japón (0,1 EJ) proporcionaron los mayores incrementos.

• La generación de electricidad creció solo un 1.3%, alrededor de la mitad de su promedio de 10 años. China representó más del 90% del crecimiento global neto.

• Las energías renovables proporcionaron el mayor incremento a la generación de energía, seguido por el gas natural, mientras que la generación de carbón disminuyó.

• La participación de las energías renovables en la generación de energía aumentó de 9.3% a 10.4%, superando a la nuclear por primera vez.

• La participación del carbón en la generación cayó 1.5 puntos porcentuales a 36.4%, la más baja en nuestro conjunto de datos (que comienza en 1985).


Los datos más que sorprendentes de las renovables. De acuerdo con la Revisión Estadística de la Energía Mundial:

El consumo de energía renovable (que incluye biocombustibles y toda la electricidad renovable comercializada aparte de la hidroeléctrica) continuó creciendo fuertemente, contribuyendo con su mayor aumento en términos de energía (3.2 EJ) registrado. Esto representó más del 40% del crecimiento global en energía primaria el año pasado, que es mayor que cualquier otro combustible. Como resultado, las energías renovables aumentaron su participación en el mix energético del 4,5% en 2018 al 5%.

El uso de energías renovables por parte de China creció más que cualquier otro país, aunque su aumento de 0.8 EJ estuvo por debajo de la fuerte tasa de crecimiento observada en 2017 y 2018 (1.2 EJ en ambos años). La energía solar proporcionó la mitad del crecimiento de China, seguida por el viento (40%). Estados Unidos (0.3 EJ) y Japón (0.2 EJ) fueron los siguientes contribuyentes individuales más grandes al crecimiento.

Por fuente de energía, la generación eólica proporcionó la mayor contribución al crecimiento (1.4 EJ) seguida de cerca por la solar (1.2 EJ). Otras fuentes de electricidad renovable (como la biomasa y la geotérmica) crecieron en 0.3 EJ, mientras que el consumo de biocombustibles aumentó en 0.2 EJ, o 100,000 barriles de petróleo equivalente por día.

El viento proporcionó la mayor contribución al crecimiento de la generación de energía renovable (160 TWh) seguido de cerca por la solar (140 TWh). La energía solar ha aumentado constantemente su participación en la generación y ahora representa el 26% en comparación con solo el 14% cinco años antes.

Lo sorprenderte de la energía solar

La capacidad solar instalada fue de 586 GW, un aumento neto de 98 GW, similar a 2018 (100 GW). Esto representa un aumento en la capacidad instalada total del 20%.

El despliegue de la energía solar es diversificado. China (30 GW), la Unión Europea (23 GW) y los Estados Unidos (9 GW) explican alrededor del 65% del aumento. Asia (60 GW) representa la mayor parte de las nuevas incorporaciones. Las economías emergentes representan el 53% del total de nuevas implementaciones.