La solar escala montañas

Share

Según un equipo de investigación suizo, la tecnología fotovoltaica puede beneficiarse de las regiones alpinas altas para aumentar la generación durante los meses de invierno, cuando más electricidad se necesita. En las montañas cubiertas de nieve, los paneles solares pueden tener un mejor rendimiento si su disposición tiene en cuenta la alta irradiancia invernal y la radiación reflejada en el suelo, así como los ángulos de inclinación del panel más pronunciados de lo habitual.

La investigación llevada a cabo por el Instituto Suizo WSL para la Investigación de Nieve y Avalancha SLF y el Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Lausana (EPFL) ha destacado el potencial de los sistemas fotovoltaicos instalados en las regiones alpinas para las reducciones estacionales en la generación de energía solar durante el invierno, debido a la niebla, las nubes y menor radiación solar.

Según el estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, para aumentar el rendimiento de los sistemas fotovoltaicos a grandes altitudes, es crucial que la colocación de los paneles sea capaz de beneficiarse de la alta irradiación reflejada en el suelo y una mayor inclinación vertical del panel. “Estas instalaciones de montaña requieren una superficie significativamente menor y, combinadas con ángulos de inclinación de panel más pronunciados, hasta suplirse hasta el 50% del déficit de invierno en la producción de electricidad”, afirman los autores del estudio.

Los satélites ayudaron a estimar la radiación solar

Los investigadores afirman que los paneles solares en las montañas cubiertas de nieve pueden ayudar a Suiza a alcanzar los objetivos establecidos por la Estrategia Energética Suiza 2050, que contempla el cierre de cinco centrales nucleares existentes actualmente en el país al final de su vida útil.

“Nuestro estudio muestra que los sistemas fotovoltaicos en las montañas, en comparación con las instalaciones en los techos de los edificios en las llanuras suizas, son mucho más capaces de superar el déficit de suministro que surgirá como consecuencia del abandono de la energía nuclear porque, por metro cuadrado, la energía solar a gran altura produce electricidad no solo en grandes cantidades, sino también cuando se necesita”, dijo una de las autoras del estudio, Annelen Kahl.

La investigación se basó en datos recopilados por satélites de detección remota que ayudaron a estimar la radiación solar en Suiza.

“Los resultados muestran que el déficit de energía en un futuro donde la producción sea completamente renovable, a partir de la energía eólica, hidroeléctrica y geotermia, podría reducirse significativamente si se instala energía solar fotovoltaica a gran altura”, agregaron los autores del informe