Contenido Nacional, Eje Toral de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas. Más de seis décadas sumando esfuerzos para la electrificación de México

Share

En 1956, la población del país era de 32 millones 281 mil 478 habitantes, con un promedio de vida de 53 años. La economía creció casi en 10 por ciento de acuerdo con datos oficiales de entonces. El gobierno federal invirtió 371 millones de pesos en electrificación y la capacidad total de energía instalada superó los dos millones de kilovatios.

En 1956, no hubo restricciones al servicio eléctrico a pesar del aumento en el consumo y la Comisión Federal de Electricidad continúo con la construcción de plantas cuyas capacidad serían de 563,819 kilovatios, el presidente de México era Adolfo Ruiz Cortines.

Bajo estos breves datos de 1956, es que nace la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas, CANAME, la cual desde ese año suma esfuerzos para contribuir con sus empresas fundadoras a la electrificación del país.

A 62 años de distancia, el involucramiento de la cámara en la construcción de la infraestructura eléctrica nacional es incuestionable.

Hoy, CANAME tiene un nuevo Presidente, el Ing. Hugo Alberto Gómez Sierra, quien por segunda ocasión tiene el apoyo y la confianza de las empresas congregadas para liderar su Presidencia.

Ing. Hugo Gómez, Presidente CANAME

Ingeniero Industrial por la Universidad Autónoma Metropolitana y con estudios en Alta Dirección por el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas, el IPADE, Hugo Gómez, como es conocido de forma amable por sus colegas directores y ejecutivos de empresas es también Director General de CONDUMEX y representante de México por el sector eléctrico en el USA-Mexico Energy Business Council.

A casi dos meses de arrancar un segundo periodo al frente de la cámara, Hugo Gómez nos concede una entrevista para pv-magazine México.

Una charla sostenida en las instalaciones de la organización empresarial en la cual aborda temas diversos: la visión de la cámara para afrontar los retos en la esfera de la energía eléctrica, la decisión que se tiene para involucrarse de lleno en el tema de las Energías Renovables y en la fotovoltaica en particular; pero también nos refiere a cómo estrechar lazos y unir voluntades para que juntos con el nuevo gobierno federal del Presidente López Obrador, impulsen tanto el sector público como el de las empresas, los nuevos desafíos del mundo energético nacional.

Aquí la primera de tres entregas de una entrevista muy ilustrativa sobre CANAME, su estrategia para su nuevo periodo de gestión y cómo buscará estrechar lazos de colaboración con todos los entes que dan forma al andamiaje energético nacional.

Pv-magazine México: ¿Cómo encuentra a la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas, CANAME, en esta segunda oportunidad que tiene de presidirla?

Hugo Gómez: Hoy me da mucho gusto tener el honor, nuevamente, de presidir esta cámara que tiene una vigencia con una historia de 62 años continuos, la cual es respaldada por una industria sólida, muy bien establecida.

Nuestra industria ha alcanzado índices de exportación muy destacados. Exportamos 30 mil 808 millones de dólares al año. Si consideramos el total de exportación del país que ronda los 400 mil millones de dólares anuales, nuestra industria representa poco menos del 10 por ciento del total de exportaciones de México. Una cifra muy significativa.

Representamos el .5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) Nacional y el 3.5 por ciento del PIB Industrial.

CANAME es una cámara seria, formal que trabajamos con estándares, normas, innovación, generando 194 mil 181 empleos directos de alta especialización hasta diciembre del 2018, y todo esto nos convierte en una entidad fuerte en un contexto industrial, nacional complicado, hay que decirlo.

Pv-magazine México: Con la fortaleza de CANAME, que nos ha descrito: ¿Cuál es la oportunidad de la cámara frente a la industria de la generación de energía vía las tecnologías: fotovoltaica y eólica, principalmente?

Hugo Gómez: Es un segmento que de forma natural debería haber crecido en la cámara, pero se generaron nichos; por ejemplo, esta ASOLMEX en el caso de la energía solar, AMDEE en energía eólica, que se han especializado en el segmento de generación de las Energías Renovables. Y menciono estas dos asociaciones porque son las que han trascendido sin olvidar que hay otras.

En CANAME tenemos 14 secciones y una de ellas está enfocada a la generación de energía solar, pero realmente nos hemos quedado “chicos”. Seguro que tenemos una gran oportunidad inclusive de cooperación, de colaboración con las asociaciones mencionadas.

Incluso, déjame comentar, que en mi estrategia, en mis nuevas líneas de acción para esta segunda oportunidad que tengo en presidir la cámara se encuentra establecer líneas de colaboración con esas entidades.

Pv-magazine México: ¿CANAME se está preparando para establecer puntos de colaboración con ASOLMEX, AMDEE y otros actores de la industria de las Energías Renovables para generar sinergias?

Hugo Gómez: Ahora sí nos estamos preparando, aunque no teníamos una estrategia específica.

Desde luego que existe la oportunidad, pues estamos participando en esos mercados a través del suministro y seguro hay grandes oportunidades en este sector. Por ejemplo:

Primero, son dos áreas poco normadas; no obstante, existen normas internacionales, pero no normas mexicanas que regulen un poco lo que aquí se está haciendo.

Por lo general, lo que se realiza en México son proyectos llave en mano y así son la mayoría, y aquí estoy hablando de los grandes proyectos, en los cuales llegan normalmente los paquetes con la especificación del país de origen, del contratista que está elaborando el proyecto y vemos que no hay nada que regule, que asegure que eso esté cubriendo con una normatividad específica.

Por ahí hay una gran ventana de oportunidad.

Y claro que estamos participando en los proyectos con los transformadores que se requieren para la conexión con la red, los cables fotovoltaicos que bajan la energía de los paneles, de las torres hacia las subestaciones, pero la gran mayoría de los insumos siguen siendo importados.

Insisto, aquí hay una gran oportunidad y una de las estrategias que nosotros nos planteamos es trabajar en esta veta que está creciendo en términos porcentuales increíbles.

Pv-magazine México: Al hablar con empresarios de firmas globales del sector fotovoltaico sobre el tema del contenido local, algunos expresan que el actual estado de cosas sobre el tema es el correcto. Que permanezca tal y como se encuentra actualmente.

Incluso dos de estos empresarios han comentado que el Contenido Nacional, sus empresas lo satisface, básicamente, con la capacitación de la mano de obra local al instalar sus grandes campos solares.

¿Qué opinión le merece este planteamiento?

Hugo Gómez: No podría estar más en desacuerdo con este planteamiento que me haces.

Uno de los pilares que dan fundamento a CANAME es el Contenido Nacional. La cámara tiene seis pilares estratégicos y el central es el Contenido Nacional. Somos una cámara de fabricantes nacionales y para nosotros es fundamental el tema.

Históricamente hemos trabajado sobre el asunto y hemos logrado Contenidos Nacionales relevantes, sobre todo, en la industria eléctrica que han sido respetados, en lo general, por la Comisión Federal de Electricidad y en su momento por la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Durante el sexenio recién concluido y a partir de la Reforma Energética del 2013, trabajamos de manera ardua con la Secretaría de Economía para definir un mecanismo de medición y definición del Contenido Nacional y con la Secretaría de Energía que fijaría los parámetros del contenido, así quedó en la ley respectiva.

Aquí se estableció una fórmula en la cual es absurdo pensar que el Contenido Nacional sólo es la mano de obra.

La mano de obra está aquí en México. El Contenido Nacional debe medirse en la cantidad de bienes manufacturados o servicios provistos por la industria nacional.

Esto encaja con el comentario anterior. Dado que no hay una obligatoriedad de norma, pues lo más atractivo es traer los paquetes llave en mano, todo armado y hacer un kit y armarlo con mano de obra mexicana.

¡Ya no más faltaría que trajeran la mano de obra china o francesa o alemana o de cualquier otra nacionalidad. Eso sería totalmente absurdo!

Entonces no puedo estar más en desacuerdo con el comentario que me refieres.

Pv-magazine México: ¿Cuál es la aportación que podría ofrecer CANAME en este asunto?

Hugo Gómez: Una parte importantísima sería la normalización. Un segmento de mercado sin normas claras sin parámetros claros difícilmente podría establecer un sistema para definir los mecanismos de creación de Contenido Nacional. Desde la definición y creación de normas, los mecanismos de acreditación para los laboratorios que podrían evaluar esa norma, y luego los agentes que pueden producir los insumos y/o el producto bajo esa norma. Aquí se empieza a generar todo un círculo virtuoso.

Pero aquí algo muy importante de enfatizar: siempre basados en que debemos tener competitividad y ese es nuestro criterio, porque en muchas ocasiones nos dicen: “es que ustedes quieren tener normas para bloquear los mercados”; y no es así, al contrario: lo que queremos es tener normas para darle claridad a los mercados.

CANAME es una cámara que exporta, como ya lo mencioné, cantidades muy importantes, lo cual demuestra que somos una entidad integrada por empresas que saben competir en los mercados internacionales.

Nosotros, nuestras empresas van al mundo a competir y a donde vamos, pues vamos con las reglas establecidas ahí donde vamos a jugar. Entonces, lo que queremos es quienes decidan venir a jugar aquí, lo hagan con las reglas establecidas en nuestros mercados.

Que las reglas, las normas se respeten, se evalúen, se cumplan o de lo contrario que haya consecuencias.

Pv-magazine México: Y para que las normas se cumplan ¿Operan bien las instituciones encargadas en la materia en México?

Hugo Gómez: Creo que sí. En México, el Sistema Mexicano de Metrología, Normalización y Evaluación de la Conformidad, el SISMENEC, opera y lo hace bien.

En el país este sistema de normalización es como una pirámide que empieza con la definición de las normas, hay una entidad mexicana de acreditación que una vez que se establecen las normas, fija los mecanismos de acreditación para evaluarlas y luego, en forma descendente, vienen los organismos certificadores, las unidades de verificación y los expertos técnicos, y esta cadena es como funciona y lo hace bien.

México es hoy reconocido como uno de los países en donde el sistema es sólido; de hecho, ha sido reconocido internacionalmente.

Nos falta mucha normativa, pero no obstante esta circunstancia, el sector eléctrico mexicano es uno de los sistemas más normados porque empezamos hace muchos años.

Pero sí el circulo no se cierra, la normalización no sirve, si se deja de exigir no sirve, sino se vigila y no se penaliza el incumplimiento, la normalización no funciona.

Todo este proceso se debe realizar bajo la visión de seguridad para el usuario.

El objetivo final: que el producto que entre al mercado esté en línea a una normativa, que no genere daño a la salud de las personas ni a su patrimonio.

Tener un piso parejo para la seguridad del usuario y la industria es el objetivo de la normalización: “Medir a todos con el mismo rasero”.

La contra parte de este proceso, de esta situación es el mercado pirata y todos conocemos como actúa y las consecuencias que provoca.

Pv-magazine México: Pasando a otro tema ¿Cómo percibe CANAME, al gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador con relación al tema de la energía?

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.