Contenido Nacional

Share

Utilizado por todos, ya bien vía reglamentaciones o mediante barreras tales como las especificaciones y normas técnicas, permite el desarrollo de la industria en especial cuando un mercado está en vías de desarrollo o es incipiente.

Por desgracia la mayoría de nuestros gobernantes, con estudios en el extranjero pero sin experiencia real, piensan que la mano invisible de Adam Smith resulta infalible. Por ello son reacios a utilizarlo y también, sin duda, porque evita enfrentamientos con extranjeros: mejor llevar la fiesta en paz.

México ha sido un país de claroscuros en el tema. En el sector eléctrico se aplicó, mediante las compras de CFE y en antaño de LyF, y en gran medida por ello tenemos una industria altamente exportadora, con empleos mejor pagados y que contribuye al desarrollo de nuevos ingenieros. No sucedió los mismo en el petróleo y estamos pagando, muy caro, las consecuencias.

No podemos vivir en autarquía, pero tampoco suena lógico que de un parque fotovoltaico sólo una parte de la subestación sea nacional. México ha demostrado ser de los mejores países manufactureros, la industria automotriz es un ejemplo muy citado, pero hay otros. Sirva como muestra el que HP comenzó ensamblando impresoras y ahora se diseñan aquí con una enorme integración vertical. Con gran facilidad los inversores podrían hacerse en México. Contamos con fabricantes electrónicos, Flex entre ellos, así que es cuestión de poner manos a la obra.

Se cita con frecuencia el fracaso brasileño pero lo que no mencionan es el hecho de que el programa pedía porcentajes tan altos que eran inalcanzables. Eso no es CN sino un despropósito.

Ahora que la industria fotovoltaica despega debemos aprovechar el CN pero no será fácil.

Los desarrolladores, en especial los de los grandes proyectos, no tienen compromiso más que con su dinero y ante el tema parece que les da urticaria en todo el cuerpo. De inmediato aducen el beneficio al medio ambiente, lo cual es cierto, pero contribuye más a la ecología el que los mexicanos tengan trabajo: sólo los países ricos cuidan la naturaleza. Si piensan que no es cierto, ¿de verdad creen que los plantíos de trigo de EUA no eran, en gran medida, bosques?

Ahora muchos se encuentran espantados con el cambio de gobierno, de una visión claramente nacionalista, por lo que su discurso y posición se ha moderado. Inclusive algunos ya están buscando activamente como mejorar su cadena de valor con productos mexicanos pero quizá ya sea demasiado tarde. No será sencillo olvidar su la posición anterior y visión cortoplacista.

Bienvenido sea el CN, dentro de lo que realmente podemos realizar en México. La mejor manera de ser nacionalista consiste en fortalecer nuestra cadena de valor. Hoy ya es tarde.

 

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.