La Comisión Reguladora de Energía: un año difícil para sus operaciones y sus comisionados

Share

El Órgano de Gobierno de la CRE aprobó modificaciones a su reglamento interno que reestructuran su organización y funcionamiento. El rediseño organizacional se llevó a cabo con el fin de cumplir con el compromiso de austeridad del gobierno federal, atendiendo a la disminución en el presupuesto autorizado para 2019, por la Cámara de Diputados.

Con base en lo anterior, el Órgano de Gobierno de la comisión evaluó conveniente concentrar en una sola Unidad Administrativa, denominada Unidad de Hidrocarburos, las atribuciones en materia de gas natural, petróleo, condensados, líquidos del gas natural, hidratos de metano, petroquímicos, bioenergéticos y petrolíferos, incluyendo al gas licuado de petróleo y propano como combustible.

En este proceso de reestructura, la Unidad de Asuntos Jurídicos se fortalecerá para atender con mayor agilidad posibles incumplimientos de obligaciones por parte de los permisionarios, con el fin de llevar a cabo una política punitiva más eficiente y efectiva, que contribuya al desarrollo adecuado de los mercados.

La Unidad de Electricidad seguirá estando a cargo de la regulación de las actividades de esta industria establecidas en el marco legal y no tendrá cambios en sus facultades. Tampoco fueron modificadas las de la Secretaría Ejecutiva, la Unidad de Planeación y Vinculación y la Unidad de Administración.