La reflexión de cinco asociaciones de energía y la Academia Mexicana de Derecho Energético en torno a las Subastas de Largo Plazo

Share

Es la visión que en torno a la 4ta Subasta de Largo Plazo comparten las asociaciones: Mexicana de Energía Eólica, la Mexicana de Energía Solar, la Mexicana de Energía Hidroeléctrica, la de Comercializadores de Energía y Cogenera México que, junto a la Academia Mexicana de Derecho Energético, dan a conocer a la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle Garcia.

El comunicado que empieza a circular también se lo dirigen a Manuel Bartlett Díaz, Director General de la Comisión Federal de Electricidad; a Alfonso Morcos Flores, Director General del Centro de Control de Energía; a Alfonso Romo Garza, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, y a Guillermo García Alcocer, Comisionado Presidente de la Comisión Reguladora de Energía.

Aquí el texto de las seis asociaciones y su visión sobre las Subastas de Largo Plazo

Las asociaciones eléctricas del sector privado nos dirigimos respetuosamente a Usted para desearle una exitosa gestión al frente de la Secretaría de Energía, en donde existen grandes retos y oportunidades para fortalecer el crecimiento de nuestro México.

Confiamos en que, a partir de este momento, estableceremos un diálogo abierto y constructivo con Usted y su equipo de trabajo. En ese sentido, queremos resaltar que las energías renovables han sido fundamentales para disminuir y estabilizar las tarifas eléctricas y contribuir a la soberanía energética nacional.

Por esa razón, nos permitimos externarle nuestra profunda preocupación por la decisión del CENACE de suspender la cuarta subasta de largo plazo. Este mecanismo ha permitido al sector privado destinar recursos de inversión de largo plazo, desarrollar cadenas de valor regionales y detonar el crecimiento del sector en los estados con mayores recursos renovables en el país, así como en aquellos con vocación manufacturera.

Como lo hemos comentado en diversas ocasiones, las Subastas de Largo Plazo (SLP), instrumentadas desde 2016 en nuestro país, se han convertido en un referente mundial de abastecimiento de energía eléctrica, especialmente a partir de fuentes limpias. Las tres subastas que México ha llevado a cabo le han permitido y permitirán al Estado Mexicano abonar a cinco objetivos de gran prioridad nacional:

1. Comprar energía eléctrica a precios mundialmente bajos. Los precios ofertados en las subastas han sido mundialmente bajos y con tendencia decreciente. La CFE, como principal compradora y beneficiaria, ha podido adquirir energía eléctrica de fuentes renovables a precios históricamente bajos y estables en horizontes temporales de largo plazo. La promesa del esquema de subastas es que, a mayor volumen de energía eléctrica contratada por este mecanismo, mayor será su impacto positivo en las tarifas finales para los consumidores mexicanos. Las energías renovables no dependen de combustibles cuyo precio es variable y por lo tanto, contribuyen a formar tarifas más estables en el muy largo plazo.

2. Fortalecimiento de la soberanía energética, al favorecer la generación de energía eléctrica en territorio nacional, y con fuentes limpias: eólica, solar, geotérmica y cogeneración eficiente. De 2012 a 2018, se multiplicó por siete la capacidad instalada de energía limpia en territorio nacional.

Actualmente, 18 por ciento de la electricidad se genera con energías renovables, sin embargo, el potencial es enorme, por los vastos recursos naturales con los que cuenta el país.

3. Abonar a los compromisos de mitigación de emisiones que adquirió nuestro país en la COP 21 y a las metas de adopción de energía limpia, previstas en la Ley de Transición Energética, que además benefician directamente el medio ambiente y la salud de los mexicanos.

4. Convertir a México en uno de los principales destinos de Inversión Extranjera Directa en el sector de renovables. En conjunto, las tres subastas comprometieron nueve mil millones de dólares de inversión, 9 por ciento de la Inversión Extranjera Directa (IED) acumulada de 2015 a 2018, y superior a la del sector de fabricación automotriz.

Si el esquema de subastas se sostiene, se espera una inversión de 25 mil millones de dólares entre 2018 y 2024, impulsando la manufactura nacional.

5. Generar empleo y cadenas de valor a nivel regional. Con esos niveles de inversión, el sector de energías limpias sería responsable de la creación de 206 mil empleos hacia 2032, cuatro veces los generados por la industria aeroespacial en nuestro país y al menos 40 por ciento de ese volumen podría lograrse durante la presente administración.

Estamos seguros que, durante los trabajos de evaluación, las distintas instancias del gobierno federal encabezados por la Secretaría de Energía, podrán identificar los méritos del mecanismo de subastas para disminuir y estabilizar las tarifas eléctricas, robustecer la seguridad y soberanía energética del país, garantizar el acceso a los mexicanos a más y mejor energía en los años por venir en forma sustentable, habilitar la posibilidad de generar nuevos empleos permanentes en el diseño, construcción y operación de proyectos de generación eléctrica, así como en la manufactura de componentes y equipos y la proveeduría de servicios.

Las asociaciones del sector eléctrico nacional quedan en completa disposición para entablar un diálogo constructivo con Usted y su equipo de trabajo para trabajar por un modelo de eléctrico sustentable y accesible para todos los mexicanos, que contribuya a su bienestar, salud y desarrollo de largo plazo.

Respetuosamente,
ASOCIACIÓN MEXICANA DE ENERGÍA EÓLICA
ASOCIACIÓN MEXICANA DE ENERGÍA SOLAR
ASOCIACIÓN MEXICANA DE ENERGÍA HIDROELÉCTRICA
ASOCIACIÓN DE COMERCIALIZADORES DE ENERGÍA
COGENERA MÉXICO
ACADEMIA MEXICANA DE DERECHO ENERGÉTICO

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.