La posibilidad de nuevas viviendas con techos solares

Acueducto de la Ciudad de Querétaro.

Share

Hace algunos días, la empresa “Vinte Viviendas Integrales”, vivió una grata noticia en la Bolsa Mexicana de Valores, al emitir su primer bono sustentable por un monto de 800 millones de pesos en deuda de largo plazo.

La sorpresa, según un comunicado de prensa, es que la emisión del papel bursátil tuvo una demanda mayor al 50 por ciento de lo esperado, debido al interés de inversionistas.

Una de las razones de esta sorpresa radica en que esta es la primera colocación de la firma que se concibe como Bono Sustentable, lo que implica que para sus futuros desarrollos habitacionales involucrarían posibles soluciones de electrificación con energías renovables.

Las cualidades financieras de este bono es que su vencimiento es a siete años con una tasa fija del 9.83 por ciento con una calificación crediticia AA+, otorgada por HR Ratings y Verum.

La declaración de que este tipo de emisiones bursátiles sean definidos como bonos verdes en México es impulsada por el Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas -CCFC, Climate Bonds Iniciative y MéxiCO2.

En un proyecto de viviendas, las energías renovables posibles de instaurar se reducen a una tecnología: la fotovoltaica. ¿Sería posible concebir en una minihidráulica o en una torre eólica en medio de casas unifamiliares?