Don José por los Caminos de Guanajuato: inaugurados 238 MW en San Luis de la Paz

Share

El centro geográfico de la República Mexicana está pronto a convertirse en el epicentro de la generación de energía fotovoltaica del país y para ello, Don José es muestra de un botón que se habrá de multiplicar en los meses por venir desde la zona del bajío y crecerá hacia el norte de la vasta geografía nacional.

Don José, campo solar del grupo Enel Green Power México, es un activo ubicado en el municipio de San Luis de la Paz, Guanajuato; fue inaugurado este miércoles 23 de mayo, y representa la segunda planta del grupo en iniciar operaciones bajo la nueva legislación en la materia vigente desde el 2013. Su primer campo solar fue Villanueva, la planta fotovoltaica más grande de América.

El campo solar, que incluye su expansión ya en proceso, está ubicado en más de 1.300 hectáreas de terreno, sobre las cuales se instalarán más de 850.000 paneles solares, 9.018 trackers, y producirá más de 625 GWh al año.

El predio sobre el cual se encuentra bien podría albergar 1.5 veces la superficie que tiene el Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México y alimentar de energía eléctrica alrededor de 475 mil casas.

Este nuevo centro de la energía, que alcanzó su producción total cinco meses antes de lo programado, se suma al fuerte dinamismo económico del estado, el cual se ha convertido en plataforma de la industria automotriz y agrícola nacional, pero muy pronto será también un centro estratégico en la producción de energía limpia y sustentable.

El grupo industrial Enel ha invertido hasta el momento alrededor de 220 millones de dólares en Don José, pero se espera que el monto se incremente en 21 millones más cuando se concluya su expansión prevista hacia el final del 2018.

La empresa italiana es la primera en comenzar a operar los proyectos vinculados a los contratos adjudicados en la Primera Subasta, modelo de producción establecido por las instituciones del gobierno federal en la materia.

La planta cuenta con el respaldo de un contrato para la venta de volúmenes específicos de energía por 15 años y Certificados de Energía Limpia por 20 con la Comisión Federal de Electricidad, empresa productiva del Estado mexicano con quien Enel Green Power México firmó en fechas recientes un acuerdo para ampliar la capacidad de la planta en un 10 por ciento, opción prevista en el contrato vinculado al proyecto.

Paolo Romanacci, gerente para México y Centroamérica de Enel Green Power, ofreció a pv-magazine México sus impresiones al llegar con las inversiones del grupo europeo a San Luis de la Paz, Guanajuato: “Nos sentimos en casa. Tenemos un proceso e instrucciones operativas que seguimos como empresa desde el principio. Siempre intentamos compartir el beneficio del proyecto con las comunidades. Nos sentimos tranquilos de poder operar en términos de seguridad, aunque se puede mejorar, pero hay que decirlo: el gobierno de Guanajuato nos ha apoyado y eso no hace sentir tranquilos de poder operar con tranquilidad”.

Sobre la Reforma Energética del 2013, que abrió la posibilidad de que empresas de electricidad su sumaran al compromiso de generar mayores recursos de energía, Romanacci nos comenta: “A nivel regulatorio la Reforma es un principio fuerte, bien hecho, moderno. Falta algunas cosas como la apertura del mercado libre, como el tema de los desbalances en la energía horario en tiempo real; etc. Son algunos detalles que si no se definen de forma inteligente en este momento se puede crear pequeñas distorsiones. En términos del tema solar no veo necesaria una legislación específica, se ve que tiene toda la capacidad de desarrollarse de forma masiva y entonces lo veo bien. La reforma se tiene que ver como un proceso y éste va en relación con principios como son: transparencia, competencia y eficiencia”.

En el arranque de una nueva industria y en cierto sentido, la generación de energía a través del factor fotovoltaico lo es, algunos actores que participan en este nuevo escenario hablan en foros especializados y en corrillos sobre el tema de Contenido Nacional.

Paolo Romanacci, al pedir su opinión nos comenta: “En este caso sería un error en esta industria, pues una planta como Don José claramente tiene mucho contenido mexicano. Por ejemplo, los paneles son de origen chino, la tecnología de los trackers de origen español; pero al final donde se pone el dinero en la construcción, la obra civil, la mano de obra es absolutamente mexicana. El Contenido Nacional nosotros siempre lo buscamos en la mano de obra. Tener un Contenido Nacional en temas en los cuales en este momento México no produce equipo, significaría que el precio va a subir como ya sucedió en otros países como en Brasil, Uruguay”.

En la edificación de este activo hoy inaugurado, la participación de la proveeduría regional se nos dice, ha jugado un papel importante que trasciende a la obra en cuestión, una vez más las impresiones de quien es el gerente para México y Centroamérica de Enel Green Power: “Desarrollamos mano de obra y desarrollamos empresas locales. Aquí han participado un poco más de 800 trabajadores para el montaje del equipo y entrenamos a más de 300 personas locales, y así hemos creado mano de obra especializada que, si consideramos que el mercado de energías renovables va a crecer, estas personas van a tener un futuro cierto, aunque no sea necesariamente con nosotros. Uno de los temas con los cuales me quedé sorprendido es que el nivel profesional de la industria mexicana es muy alto a nivel mundial y esto es un ingrediente fundamental para conseguir resultados como este, el campo Don José”.

Hoy Don José empieza a contribuir a la pujanza del sistema eléctrico nacional y al desarrollo de la actividad económica de la región del Bajío; en esta tierra en la cual hace ya varias décadas surgió otro Don José que diera renombre a Mexico dentro y fuera de nuestro país: Don José Alfredo Jiménez, entrañable interprete y autor de los Caminos de Guanajuato, caminos que hoy recobran mayor impulsor con una renovada carga de energía eléctrica para México.