Del carbón a las Energías Renovables. Coahuila

Share

El pasado mes de marzo, el Centro de Investigaciones Socioeconómicas de la Universidad Autónoma de Coahuila y la organización internacional WWF en su capítulo México, con el apoyo de la Universidad Autónoma de Coahuila y la entidad británica UK Pact, dieron a conocer un estudio detallado sobre el carbón y su papel que se le ha asignado como combustible para la generación de energía eléctrica en México.

Foto: Rodolfo Pérez WM-C

Foto: Rodolfo Pérez WM-C

La elaboración del documento estuvo a cargo por Alejandro Dávila Flores y Miriam Valdés Ibarra.

El documento indica que en el estado de Coahuila, al año de 2018, de los 4,902 MW generados:

• El 53 por ciento tiene como insumo al carbón
• Vía el factor fotovoltaico, el 17.3 por ciento
• Ciclo Combinado el 11.7 por ciento
• Tecnología eólica el 8.1 por ciento, y
• Otras tecnologías con el 9.8 por ciento

Análisis económico para la transición eléctrica en México

En un vasto documento, el reporte haces énfasis en dos de las tres principales carboníferas que operan en el país, las cuales se localizan en el municipio de Nava (Coahuila) y una más alojada en Petacalco, municipio de la Unión (Guerrero).

Las tres plantas contribuyen con el ocho por ciento de la capacidad instalada para la generación de energía eléctrica total en el país.

Sobre los múltiples impactos que generaría el cierre paulatino de las centrales carboníferas, el estudio aporta datos diversos.

“Del carbón a las renovables: Análisis económico para la transición eléctrica en México”, nombre del estudio, plantea cinco potenciales estrategias de reestructuración y diversificación económica, destinadas a compensar las consecuencias del retiro progresivo del uso del carbón en la generación eléctrica en el estado de Coahuila.

1. Impulsar las Energías Renovables y sus encadenamientos productivos en el noreste de Coahuila
2. Promover la conformación del cluster del carbón y articular políticas de mejora en la competitividad basadas en las innovaciones productivas, fortaleciendo sus encadenamientos con la industria siderúrgica y diversificando sus mercados
3. Diversificar la estructura productiva de la región noreste de Coahuila estructurando y fortaleciendo los agrupamientos económicos con presencia en la zona
4. Alentar programas de desarrollo de proveedores en las empresas ancla del noreste de Coahuila
5. Promover el desarrollo de la agricultura altamente tecnificada en ambientes controlados y los encadenamientos del sector primario con las agroindustrias

Para desarrollar las cinco estrategias, el grupo investigador propone hace énfasis en los siguientes temas:

• Alentar la inversión
• Estimular políticas de sustitución de importaciones, e
• Impulsar la productividad en las actividades económicas con potencial de crecimiento en los sectores de Energías Renovables, metalmecánico, electrónica y textil
• Impulsar e instrumentar las estrategias con una participación transparente y respetuosa de los distintos actores involucrados

Foto: Rodolfo Pérez WM-C

Varias son las razones por las cuales surge el estudio enfocado en Coahuila de acuerdo con el documento:

• En los últimos cinco años se ha identificado un acelerado dinamismo en la instalación de centrales de generación con Energías Renovables
• El hecho de que los costos nivelados de estas tecnologías son los más bajos en el sector
• El programa indicativo para el establecimiento de nuevas centrales eléctricas 2018-2032 (Prodesen, 2018) demuestran la viabilidad económica de la transición eléctrica hacia tecnologías renovables y su capacidad para coadyuvar en la necesaria reestructuración económica y social en las zonas que sufrirán los mayores efectos de esta transformación
• Un número importante de centrales con tecnologías renovables en Coahuila, fueron producto de las Subastas de Largo Plazo realizadas durante la pasada administración federal

En la parte final del reporte se señalan los elementos que deber ser considerados en la agenda para una transición justa del carbón hacia las energías limpias en el que se contempla un escenario de 10 años para realizar la transición por fases:

Primera fase: La salida de operaciones de la Planta de Río Escondido para finales del 2022

Segunda fase: Al inicio del 2023, cerrar cada año una de las siete unidades disponibles de la planta de Petacalco

Tercera fase: Concluir el proceso con el cierre de la planta Carbón II, en la fecha contemplada en el Prodesen 2018, el cual esta señalado durante el año del 2029

De acuerdo con el estudio, las medidas señaladas junto a otras contribuirían para que México cumpla con las metas fijadas en el Acuerdo de París, en las que el país se comprometió a eliminar el 25 por ciento de sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero antes del 2030.

Aquí el documento completo

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.