“Instalar medidores bidireccionales uno de los grandes retos al inicio de la industria”

Share

Iniciamos la tercera semana de nuestra serie de relatos “uno más interesante que el otro”, usando una frase común para subrayar que todos los protagonistas tienen particularidades en su desarrollo que los hace únicos e interesantes para la comunidad fotovoltaica mexicana.

Enrique Elizondo nos comparte su visión sobre el estado actual de la industria solar en su segmento de Generación Distribuida: “Si lo comparamos con los niveles escolares, yo creo que estaríamos en nivel secundaria. Ya existen las bases para que continúe creciendo el mercado sobre todo en el sector de Generación Distribuida, pero todavía falta dar el brinco a proyectos de mayor capacidad. Actualmente hay una propuesta de incrementar el límite de interconexiones a más de 500 kW. Falta también profesionalizar más la industria y exigir algún tipo de licencia para poder interconectar los sistemas fotovoltaicos”.

La organización empresarial a la cual hoy nos introducimos, Zener Energía Renovable, inició operaciones en el año 2012, en el estado de Jalisco, sede de la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica, la AMIF.

Zener Energía

Foto de archivo de Zener Energía

Cuáles fueron los primeros motivos de Enrique para incursionar en la industria: “El poder cambiar la forma en que generamos la energía por modelos más sustentables y poder lograr que más gente se sume a este movimiento. Antes de emprender el proyecto estuve realizando una maestría en Sydney entre 2009 y 2011 sobre energía solar, lo cual me permitió ver hacia donde se movía esta industria de las energías limpias ya que, durante esas fechas en Australia, estaban en un panorama similar al que estamos nosotros actualmente de alrededor de 100 mil contratos de interconexión. Otra cosa que me llamó mucho la atención es que desde el punto de vista técnico es mucho más eficiente, ya que se puede generar la energía en el mismo lugar donde se utiliza, por lo tanto, hay menos perdidas en la transmisión y distribución, lo cual también hace que sea una opción mucho más accesible para zonas remotas.”

El trabajo siendo un proceso que edifica al ser humano con repercusiones positivas en su entorno social se debe llevar a cabo bajo contextos gratificantes para lograr resultados superiores, Enrique califica las primeras etapas de su trabajo en el sector: “Fue una época divertida y retadora, en aquel año (2012) hacíamos trabajo en casa, a pesar de que no era muy común en esa época y fue más bien por necesidad más que por gusto ya que era una forma de mantener los gastos operativos lo más bajo posible en lo que conseguíamos los primeros clientes. Lo que hicimos fue adecuar un cuarto en el departamento donde vivía.”

Zener Energía

Al llegar las primeras contrataciones Zener Energía iba puliendo sus procesos: “Las primeras instalaciones nos tomaban casi dos semanas en instalar 10 paneles, ya que todo lo teníamos que ir a buscar y conseguir nosotros, no había tantos proveedores como hoy en día y no teníamos espacio ni recursos para mantener material en reserva entonces conforme se vendía un proyecto íbamos y comprábamos más material. Hoy con una cuadrilla en dos semanas podemos instalar alrededor de 120-150 paneles.”

En este punto, Enrique se detiene para explicar su proceso de diversificación: “Algo importante en los primeros años, fue que estuvimos haciendo proyectos de diferentes tipos, esto con la finalidad de poder mantener un nivel de operación constante y que hubiera pocos tiempos muertos, esto a su vez nos dio mucha experiencia ya que realizamos proyectos de bombeo solar, sistemas de alumbrado público con paneles solares, calentadores solares, estudios de energía, proyectos de calentamiento para albercas. Sin embargo, conforme fue pasando el tiempo nos fuimos especializando más en los sistemas interconectados y en proveer esquemas de financiamiento para nuestros clientes.”

En pv magazine México siempre hemos estado interesados en el proceso de las tres R’s y para nuestra empresa huésped también es fundamental el  reciclar, reducir y: “Algo que nos ha gustado mucho desde el inicio es reutilizar materiales. En una de las oficinas que tuvimos en 2014, aprovechamos las tarimas que venían con los paneles y con otros materiales para dividir la zona entre el almacén y las oficinas.”

Zener Energía

Aquella primera oficina dio albergue a los primeros colaboradores de la empresa, su director nos cuenta: “Al inicio empezamos dos personas, los primeros dos años estuvimos trabajando menos de cinco colaboradores. Posteriormente comenzamos a crecer el equipo de ventas e instalaciones y llegamos a ser alrededor de 10 personas para 2015, después de esta fecha estuvimos trabajando en estructurar mejor la empresa y aprovechar de mejor forma los programas que había a través del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, el FIDE, lo cual nos permitió ir creciendo hasta llegar a ser alrededor de 25 colaboradores.”

Esta expansión vía el recurso más importante con el que cuenta una entidad mercantil como lo es el recurso humano, llevó a Zener Energía a expandir sus conquistas a la tierra de los ‘panzas verdes’: “En 2016-2017 abrimos una sucursal en León, Guanajuato, lo cual nos permitió crecer más allá de 40 colaboradores. Además, estuvimos incursionando en otras áreas como son el de la iluminación, térmico solar industrial y armamos también una pequeña línea de producción de ensamble de luminarias LED, durante esa época llegamos a ser más de 50 personas en la empresa. Posterior a esto en 2019, se cerró el programa del FIDE de Eco Crédito Empresarial, y esto nos hizo tener que reestructurarnos y decidimos enfocarnos solamente en la parte de sistemas fotovoltaicos interconectados y a otorgar de forma directa financiamiento a nuestros clientes.”

Mientras que la empresa crecía en Jalisco e iniciaba su incursión en la región del Bajío, el entorno empresarial registraba altas y bajas, y grandes retos por superar que en aquel entonces empezaban a minar el prestigio de la naciente industria.

Regresemos a las palabras de Enrique: “Si había empresas similares a la nuestra en aquel entonces; sin embargo, el mercado era ya muy grande y siento que la competencia realmente no fue un problema en esos primeros años. Hoy creo que el mercado sigue siendo lo suficientemente amplio para todos, pero un problema que ha sido muy recurrente en los últimos años es que hay muchos clientes insatisfechos con sus proyectos y esto en gran medida se debe al surgimiento del ‘hombre panel’: aquellas personas con poca capacitación y conocimiento de la industria, que ofrecen proyectos a costos muy bajos, en ocasiones sin factura y ofreciendo garantía que al final no cumplen. El cliente un poco por desconocimiento o por querer ahorrase unos pesos termina metiéndose en problemas y pagando reparaciones que le salen más costosas. En el último año hemos ayudado alrededor de ocho clientes a regularizar sus proyectos que se los dejaron sin terminar otras empresas o el ‘famoso hombre Panel’”.

Zener Energía

Las emociones “fuertes”, los retos que demandaron tiempo para descifrarlos y de manera simultánea crear procesos de ‘enseñanza” estuvieron dentro de la esfera de la gestoría con autoridades: “En los primeros años era complicado hacer los trámites para el cambio del medidor bidireccional, había mucho desconocimiento por el mismo personal de Comisión Federal de Electricidad, había muchos problemas con las lecturas del medidor y errores en los recibos de la CFE, una vez que el cliente ya tenía el sistema funcionando. De hecho, esta fue una de las principales razones por las que surgió la AMIF. Otro reto importante era lograr convencer a los clientes de instalar este tipo de sistemas cuando los retornos de inversión para proyectos residenciales eran de cinco a seis años, y en el caso de la industria por arriba de los siete. Durante los primeros años había pocos bancos que se animaran a financiar estos equipos, por eso nosotros después de tener algo de experiencia trabajando con el FIDE, decidimos empezar a financiar algunos clientes con recursos propios esto con la finalidad de poder facilitar el acceso a estos equipos a un mayor número de clientes. Hoy existen bancos e instituciones que dan apoyos para este tipo de proyectos.”

Este ejercicio de aprendizaje adquirido tanto con clientes como con autoridades llevó a la empresa a autoimponerse nuevas metas, una de ellas: “Certificarnos con ANCE y FIDE para poder ofrecerles a nuestros clientes mejores opciones de financiamiento. Nos especializamos en conocer a detalle el programa del FIDE y poder operarlo de una forma eficiente a pesar de los tiempos de gestión de trámites. En un principio por ahí del 2014, tomaba realizar los proyectos alrededor de seis a ocho meses. Hoy se cuenta con una plataforma que es mucho más eficiente y si el cliente cumple con todos los requisitos y entrega toda la documentación en tiempo en cuestión de semanas se puede concluir todo el proceso. Otro logro importante fue cuando se consiguió la certificación de NABCEP que es una de las más complicadas y con mayor prestigio en Estados Unidos. Esto con la finalidad de ofrecerles mayor calidad y seguridad a los clientes.”

Y aquí radica una de las fortalezas de Zener Energía: “Nuestra principal fortaleza es poder acercarles a los clientes diferentes alternativas de financiamiento o de apoyos de gobierno, para que puedan reducir sus costos operativos. Además de asesorarlos de una manera integral en su consumo de energía y no sólo en instalar los paneles solares.”

Zener Energía

Pasando a otra área de la industria, la pregunta es obligada: ¿Se genera en nuestro país innovación?: “Si, sobre todo en el sector digital y en los esquemas financieros para hacer más accesibles este tipo de inversiones para las empresas.”

Nuestra empresa invitada tiene planes de expansión hacia las pujantes entidades de San Luis Potosí y Querétaro, habiendo consolidado sus operaciones en Jalisco y Guanajuato; los planes son posibles entre otras razones debido al mercado de financiamiento: “Ha ido evolucionando mucho este tema a lo largo de los últimos años, cada vez hay más opciones de financiamiento a través de la banca comercial, la mayoría de los bancos tienen condiciones preferenciales para proyectos fotovoltaicos, además también hay varias cajas populares y arrendadoras que ofrecen diferente esquemas. También existen varias empresas dentro del sector que ofrecen sus propios financiamientos al cliente. Nosotros empezamos con esa modalidad hace tres o cuatro años. Contamos con esquemas de financiamiento a 48 y 60 meses.”

Los errores y tropiezos cometidos por los actores que operan bajo el esquema de Generación Distribuida, Enrique los identifica: “En los primeros años hubo poca interacción y unión entre las diferentes asociaciones que surgieron en el sector solar. En tiempos recientes se ha registrado una mayor colaboración lo que ha ayudado a tener mayor visibilidad con las principales entidades de gobierno y con los entes reguladores.

Uno de los principales errores es que no existe un permiso o licencia para poder interconectar a la red este tipo de proyectos a diferencia de otros países como Estados Unidos o Australia. Esto ha ocasionado que se realicen instalaciones de muy mala calidad y a su vez ha ocasionado problemas a un gran número de clientes. Ha habido varias propuestas en este sentido para superar la situación, pero aún no se ha podido concretar ninguna.”

Para concluir nuestra charla con el director de Zener Energía, Enrique Elizondo, nos comparte su opinión sobre los apoyos gubernamentales: “Han sido necesarios y han contribuido a que crezca la industria; sin embargo, se necesitan más y que sean más constante, sobre todo, porque algunos permanecen sólo algunos meses y después desaparecen y no dan tiempo a que maduren lo suficiente para que un mayor número de empresas puedan aprovecharlos. Sin duda alguna uno de los mejores programas que ha habido es el que ofrece el FIDE, sin embargo, muchas empresas no lo aprovechan o porque no cumplen con los estándares de calidad que exige o bien porque les parece complicado y tardado el proceso para gestionar los apoyos.”

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.