“La innovación en nuestra industria está en los servicios”

Share

Nuestra charla de hoy es con quien hasta hace algunos meses fuera el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica la AMIF, Carlos Ortiz, director de Greenergy, Energía Sustentable: “2007 es el año en que inicia nuestra trayectoria aquí en Guadalajara, desde donde operamos para todo el territorio nacional mediante entregas a nuestros clientes instaladores.”

Tras 13 años de operaciones, Greenergy ha participado en la instalación de 2.5 MW en sistemas aislados y en cinco MW en sistemas interconectados, y como distribuidores ha hecho posible la colocación de sus equipos en más de 11 mil instalaciones de todos tamaños en la República Mexicana.

Foto: Greenergy

Pero haber llegado a estos números no fue tarea fácil para Carlos y su equipo: “Durante los primeros años participamos en la instalación de cientos de sistemas fotovoltaicos aislados. Muchos proyectos de electrificación rural para escuelas primarias indígenas, para albergues de las preparatorias, poco después, creando mini redes aisladas para comunidades completas en la sierra de Nayarit, Durango y Chihuahua.”

Foto: Greenergy

En 2007, año del arranque, el esfuerzo empresarial lo iniciaron dos personas, nos narra nuestro entrevistado: “Pero para el año 2013, en la etapa de construcción de mini redes aisladas, ya tuvimos directamente a 50 colaboradores e indirectamente a más de 150 construyendo de forma simultánea. Hoy en día somos un equipo dedicado a la distribución y al desarrollo de proyectos con una red de cientos de instaladores e integradores en todo el país.”

En Pv magazine México, tenemos casi la certeza de que la industria fotovoltaica nacional nació en el estado de Jalisco, siendo Guadalajara la ciudad en concentrar a las primeras entidades mercantiles, Carlos nos ofrece más detalles: “En el año 2007 éramos pocos competidores en el mercado nacional. Contados con ambas manos. Durante el periodo de 2007 a 2012 los contratos de interconexión eran muy pocos, el precio de la tecnología era muy elevado. Sin embargo, conforme la tecnología se volvía más accesible en costo, vimos una gran cantidad de empresas entrar al mercado de instalación de sistemas interconectados a partir del año 2012. También los canales de distribución dieron sus primeros pasos, se estaba conformando una cadena de valor.”

Otra óptica del porque surgen con entusiasmo y decaen de forma intempestiva empresas dentro de una naciente industria como la que nos ocupa, Carlos Ortiz nos la ofrece: “Definitivamente me ha tocado ver irse muchos de nuestros competidores, los motivos son varios: mala calidad en sus instalaciones, situación financiera, competencia agresiva. Decenas de micro y pequeñas empresas vienen y van. Otras micros crecen, se convierten en pequeñas y llegan a ser medianas, como en nuestro caso.”

Foto: Greenergy

Pero en el terreno de las grandes firmas que llegan a México para la edificación de grandes centrales solares, aquellas conocidas bajo la categoría de generación a “Gran Escala”, la explicación de la permanencia o no en nuestro país, Carlos tiene una opinión: “Llegan empresas extranjeras con pequeños equipos de trabajo a operar en México, buscan el desarrollo de los proyectos y conforme al éxito que obtienen, entonces crecen con estructura en nuestro país. Aquellas que no logran desarrollar sus proyectos entonces deciden apostar por otros mercados o países. También algunas empresas consideran el éxito al vender un “desarrollo verde” de su proyecto a Gran Escala. Mucho depende de la estrategia comercial.”

Pero al final, el futuro para pequeñas, medianas y grandes empresas el expresidente de la AMIF tiene palabras de optimismo: “A pesar de todo esto, para cientos de empresas en México, hoy vemos un largo y soleado futuro para nuestro desarrollo, para nuestro crecimiento y, sobre todo, para nuestra expansión.”

Uno de los subsectores del mercado que domina Greenergy es el de la Generación Distribuida: “Entre los años 2012 a 2018, el desarrollo de nuestra industria fue muy similar a otros países. Vimos un gran interés por proyectos a Gran Escala y un desarrollo de la Generación Distribuida creciendo rápidamente en el sector residencial. En cuanto a los retos, por ejemplo, hablando en Generación Distribuida es que era muy complicado solicitar trámites de interconexión en los primeros años. La regulación nos daba herramientas y marco legal firme para promover nuestros sistemas. Desde el 2007, año en que apareció la primera regulación, la vimos siempre con buenos ojos. Sin embargo, los retornos de inversión eran largos y no atractivos para los usuarios industriales. Hoy tenemos una combinación de regulación ya bien entendida por los participantes, los retornos son atractivos y existen fuentes de financiamiento, por lo que el reto es mucha educación dando a conocer los beneficios que ofrece la tecnología, así como profesionalización del sector, dada la entrada de jugadores nuevos que carecen de experiencia.”

pv magazine México

Tras esta respuesta, nos detenemos en uno de los temas de mayor interés o polémica, según se le quiera ver, y Carlos no es ajeno al asunto, Contenido Nacional: “La manufactura nacional es muy pequeña en México y en particular con escasa producción de módulos fotovoltaicos y equipos y estructura en aluminio”, pero nuestro entrevistado es puntual y enseguida acota: “En México, la innovación está en los servicios y veremos crecer a paso agigantado este nicho del mercado.”

Sobre el tema de apoyos financieros, el director de nuestra empresa invitada no oculta su ánimo: “¡Claro que los hay! Existen programas de apoyo como el programa del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, el FIDE, que es un fideicomiso privado con estímulos públicos; también el programa de Nacional Financiera CSOLAR, el cual le da a la banca privada garantías de Nafinsa. También están entidades bancarias privadas como CI BANCO que desde hace varios años han apoyado a nuestro sector. Cada uno tiene características especiales y están orientados a diferentes sectores de la industria fotovoltaica: residencial, comercial e industrial.”

En el avance de una industria y más en sus primeras etapas de desarrollo, las observaciones o auto críticas de sus protagonistas son más que necesarias: “Debemos todas las empresas evitar firmemente no ser profesionales en esta industria que nos demanda confiabilidad y largo plazo. Se deben considerar a futuro los gastos de operación y mantenimiento, así como sustitución de módulos fotovoltaicos que serán requeridos en algunos años.”

Para concluir la entrevista, le pedimos a Carlos que le tome el pulso a la industria fotovoltaica mexicana y nos los comparta: “Es dinámico, con grandes expectativas, con alta necesidad de profesionalizar a las empresas proveedoras de productos y servicios. Además, un sector de altísima competencia de tener cuidado, dado que la alta competencia y el deseo de trascender, llevan a empresas a sacrificar calidad por precio.”

Y sobre los latidos de Greenergy y su crecimiento: “Actualmente participamos en el mercado nacional, dónde buscamos consolidarnos y proyectar entonces nuestra expansión internacional.”

Carlos un empresario mexicano a quien conocimos por ser uno de los anfitriones del 2° Foro Mexicano de la Industria Fotovoltaica 2019, celebrado en agosto de aquel año en la capital Tapatía, y uno de los integrantes que junto a Manuel Gómez Herrera, actual director de la AMIF, realizamos hace casi un año, una fructífera visita a San Luis Potosí y Guanajuato recorriendo empresas de diversas industrias que hacen uso de la energía fotovoltaico para sus operaciones cotidianas.

Foto: Greenergy

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.